miércoles, 15 de marzo de 2017

Falsas Profecías de los “Testigos de Jehová”


Por Luis Enrique Polo  © 2015
Capítulo 1, del libro titulado: Es Como la Misma Biblia Enseña
Usado en este sitio web con el permiso del autor
Email del autor: luispolobello@hotmail.com



¿La Biblia Sólo se Puede Entender a Través de las Publicaciones de los "Testigos de Jehová"?

¿Por qué la revista “LA ATALAYA” es tan importante para los Testigos de Jehová? Consideremos lo que ellos mismos escriben en sus revistas.

Considere, también, el hecho de que sólo la organización de Jehová, en toda la Tierra, es dirigida por el espíritu santo o la fuerza activa de Dios. (Zac. 4:6) Sólo esta organización funciona para el propósito de Jehová y para su alabanza.  Sólo para ella la Sagrada Palabra de Dios, la Biblia, no es un libro sellado.

¡Cuánto aprecian los cristianos verdaderos el asociarse con la única organización en la Tierra que entiende las  “cosas profundas de Dios”!

Además sólo a esta organización se le suministran “dones en la forma de hombres,” como evangelizadores, pastores y maestros, que sirven el propósito de Dios en conexión con el desarrollo y bienestar espirituales de su pueblo.   


La atalaya, 15 de noviembre de 1973, p. 689 & 690

Nota: La organización, de quien se habla en la cita anterior, es llamada “Watch Tower Bible and tract society” (representados como “WT” de ahora en adelante por brevedad) su sede principal está ubicada en Brooklyn, Nueva York.

Esta organización se proclama ser la única que tiene la facultad de interpretar la Palabra de Dios, y que sólo para ellos la Biblia no está sellada. Ésta es una de las estrategias para ejercer una gran influencia sobre sus miembros.

De igual modo, se estudia la Biblia “el alimento espiritual del esclavo fiel y discreto”, a la “luz” de los pensamientos teológicos de sus líderes;  el resultado de sus estudios son publicados en sus revistas “Atalaya” y “Despertad”, repartiéndolas por todos los países, en sus respectivos idiomas, y en donde estén ubicadas sus sedes. Estos estudios contienen para el Testigo de Jehová, la explicación correcta de la Biblia. Por lo tanto, leer La Atalaya es como leer la Biblia, pero explicada.

Hablando con un Testigo de Jehová, le hice una pregunta, y no pudiendo responder, trajo unos libros donde iba a buscar la respuesta. Antes de que abriera el libro, le pregunté si podía hacerle otra pregunta, a lo cual aceptó,  y mi interrogante fue el siguiente: “… usted no sabe qué información tienen esos libros, pero diga lo que diga,  sin importar  lo que expliquen ¿es la respuesta a la primera pregunta que le hice?” Él me contestó que sí. Esto quiere decir que ellos no cuestionan lo que se les enseña en sus libros y revistas, puesto que, según su creencia,  vienen de la sociedad que Dios dirige.

Observemos otra publicación de la “WT”:

A JEHOVÁ DIOS le interesa que la gente lo conozca. Aunque él es invisible a los ojos humanos, suministra diversas maneras por las cuales pueden conocer su personalidad. Uno puede llegar a entender que Jehová es un Dios de sobresaliente sabiduría al observar la creación.

Una segunda manera de conocer a Dios es por medio de su Palabra de verdad, la Biblia.

Una tercera manera de llegar a conocer a Jehová Dios es por medio de sus representantes.

Hoy la gente puede mirar las obras creativas. Tiene a la mano la Biblia, pero ésta se lee o se entiende poco. Por eso, ¿tiene Jehová un profeta para ayudarles, para advertirles de los peligros y declararles cosas venideras? 

IDENTIFICANDO AL PROFETA

Estas preguntas pueden contestarse afirmativamente. ¿Quién es este profeta?

Este “profeta” no era un solo hombre, sino que era un cuerpo de hombres y mujeres. Era el grupito de seguidores de los pasos de Jesucristo, que se conocían en este tiempo como Estudiantes Internacionales de la Biblia. Hoy se les conoce como testigos cristianos de Jehová.


La Atalaya, 1 de septiembre de 1972, p. 517


Nota: En la cita anterior,  La Atalaya enseña que los Testigos de Jehová como organización, son el profeta de estos últimos tiempos para declarar las verdades bíblicas a las naciones, como lo fue Jeremías.  “…te di por profeta a las naciones”. (Jeremías 1:5).


Dios no Mira con Agrado a la Religión Falsa

¿Puede haber religión falsa? No constituye una forma de persecución religiosa el que una persona diga y muestre que otra religión es falsa. No constituye persecución religiosa el que una persona informada exponga públicamente a cierta religión como falsa, permitiendo así que otras personas vean la diferencia entre la religión falsa y la religión verdadera.

Ciertamente el desenmascarar públicamente a la religión falsa es de más valor que exponer la falsedad de un despacho noticioso; es un servicio público más bien que persecución religiosa y tiene que ver con la vida y felicidad eternas del público. 


La atalaya, 15 de mayo 1964, p. 304

Nota: En la cita anterior,  la sociedad “WT” manifiesta que cuando ellos hablan de otras religiones, no es por hacer una persecución, sino que es una manera de establecer una diferencia entre la religión verdadera y la falsa. Es bueno saber este pensamiento de parte de los Testigos de Jehová, porque es precisamente lo que se pretende hacer con este trabajo, mostrar la falsedad de su religión.

Los falseamientos de lo que la Biblia dice acerca del alma han contribuido así a abaratar el valor de la vida humana y han hecho que la gente se considere dependiente de los grandes sistemas religiosos que falsamente han afirmado que vigilan por el bien de sus almas.

Al saber estas cosas, ¿Qué hará usted? Es obvio que el Dios verdadero, el mismo que es “el Dios de verdad” y que odia  las mentiras, no mirará con favor a personas que se apegan a organizaciones que enseñan falsedad. (Salmo 31:5; Proverbios 6:16-19; Revelación 21:8) Y, en realidad, ¿quisiera usted estar siquiera asociado con una religión que no hubiera sido honrada con usted?

¿Es esta vida todo cuanto hay? 1974, p. 46

Nota: La sociedad “WT” les enseña a sus seguidores que Dios no mira con agrado a las personas que pertenecen a organizaciones religiosas donde se enseña falsedad,  como se encuentra en la anterior cita; esto es curioso, ya que esta sociedad tiene cantidades de doctrinas que han tenido que cambiar una y otra vez, al igual que sus profecías,  precisamente por sus errores. Sin embargo, para ellos los constantes cambios no son engaños, sino un progreso del conocimiento de la verdad. Por tanto, lo que hoy puede ser una realidad para los Testigos de Jehová, por las enseñanzas suministradas en sus revistas, puede que mañana ya no lo sea, como lo veremos en las siguientes citas:


Contradicciones Respecto a las Autoridades Superiores de Romanos 13:1

En 1929 la luz clara fue dispersada. Ese año The Watchtower publicó la exposición bíblica de Romanos capítulo 13. Mostró que Jehová Dios y Cristo Jesús, en lugar de los regentes y gobernadores mundanos, son “Las Potestades Superiores” 


La verdad os hará libres, 1943, p. 312

Nota: En el año de 1943 los Testigos de Jehová creían que las autoridades superiores de que habló el apóstol Pablo en la carta  a Los Romanos, eran autoridades invisibles, en este caso, Jehová y Cristo. “Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas”. (Romanos 13:1).

Pero las “potestades superiores” mencionadas allí son los principales factores gobernantes de la congregación de Dios, a saber, el cuerpo gobernante invisible del reino de Dios. No era la intención del apóstol el que su mención de las potestades superiores se aplicara a  hombres que son visibles a los ojos humanos y que son los gobernantes de este mundo inicuo dirigido por Satanás. De modo que las “potestades superiores” que mencionó al apóstol son Jehová Dios y Cristo Jesús, y Cristo Jesús es el gran Ministro de Jehová.

Sea Dios Veraz, 1949, p. 243

Nota: Para el año de 1949, los Testigos de Jehová seguían enseñando que las autoridades superiores citadas en Romanos 13:1 no podían ser seres visibles, sino invisibles y que estas autoridades eran Jehová y Cristo.

Cuando empezó a librarse a la Sociedad para más obra de predicación después de la I Guerra Mundial, los hermanos pronto reconocieron que también habían estado en cautiverio espiritual de muchas maneras. Había muchas prácticas y doctrinas falsas que todavía no se habían limpiado de la organización. No se dieron cuenta de todas al mismo tiempo, pero gradualmente y a través de los años que siguieron se hizo evidente hasta qué grado los hermanos habían estado en cautiverio babilónico en aquel tiempo. Con considerable mal entendimiento habían aceptado a los gobiernos políticos terrenales como las “autoridades superiores” que Dios había ordenado según Romanos 13:1 y como resultado los testigos habían estado en temor al hombre, particularmente a los gobernantes civiles.   


Los Testigos de Jehová en el propósito divino, 1965, p.93

Nota: Para el año de 1956 su insistencia en cuanto a las autoridades superiores es evidente y no sólo eso, sino que consideraban que la práctica en la creencia de los gobiernos terrenales, como las autoridades superiores,  era estar espiritualmente en cautiverio babilónico. Carlos T. Russell, quien fue el fundador de los Testigos de Jehová, comenzó a proclamar, según él, las verdades que se encontraban ocultas para las religiones que en su tiempo existían, bajo esta afirmación, la sociedad “WT” ha venido progresivamente limpiándose de las creencias tradicionales.

Se aclaró que las “autoridades superiores” o “potestades superiores” que se mencionan en el capítulo trece de Romanos son autoridades gubernamentales seglares, a las cuales Jehová permite ocupar sus posiciones de responsabilidad en este tiempo.


Anuario de los testigos de Jehová para 1975, p. 238

Nota: Para el año de 1975, la sociedad “WT” muestra otra enseñanza a sus seguidores, las autoridades superiores que se encuentran en Romanos 13:1 son visibles y no son Jehová y Cristo, sino autoridades humanas gubernamentales. Imaginemos a los Testigos de Jehová yendo casa por casa, durante años, y enseñando que las autoridades superiores de Romanos 13:1 son Jehová y Cristo, refutando con las demás religiones, con todos los argumentos posibles y considerando que los que lleven una creencia diferente a la que ellos están enseñando, son  personas cautivas espiritualmente en un sistema religioso de procedencia babilónica. Años más tarde, por fin el “Espíritu Santo” se ubica y les declara que las falsas religiones predicaban la verdad y que la verdadera religión, que era la de ellos, predicaba falsedad. Por tanto, lo que habían creído por años, en unos minutos,  se cambió en otra cosa. ¡Qué manipulación tan tremenda tiene esta organización sobre estas personas, borrando toda una información de sus mentes, que ellos mismos colocaron por años a través de sus revistas, y colocando una nueva información en cuestión de minutos!

Sin embargo, puede que a algunos les haya parecido que esa senda no siempre ha ido directamente adelante. A veces la organización visible de Jehová ha hecho ajustes en explicaciones que ha dado, lo cual da la apariencia de que ha vuelto a puntos de vista que sostenía anteriormente. Pero en realidad no ha sido así. Esto se podría comparar a lo que se conoce en las esferas de la navegación como “voltejear.” Al manejar las velas, los marineros pueden hacer que la embarcación vaya de derecha a izquierda, en zigzagueo, pero en todo momento adelantando hacia su destino a pesar de que va contra el viento. Y la meta en mira para los siervos de Jehová es los “nuevos cielos y una tierra” que Dios ha prometido.  


La Atalaya, 1 de junio de 1982, p. 27


Los “Testigos de Jehová” y su Argumento del Voltejeo

Nota: Por los constantes cambios de enseñanzas dentro de la organización “WT”, enviaron el anterior estudio a sus seguidores, donde presentan un ejemplo llamado “voltejear”. Por tanto, se podría decir que, así como una embarcación cuando navega es llevada por las olas a la derecha y luego a la izquierda, pero siempre va hacia delante; así es esta sociedad. Las olas del espíritu, que según ellos es quien les revela las verdades bíblicas, como lo vimos en la citas anteriores, a veces les dice que sí  y otras que no.  Y  no importa cuántas veces les diga que sí o cuantas veces les diga que no, ellos van siempre hacia delante. Veamos el siguiente ejemplo:

¿LOS HOMBRES DE SODOMA SERÁN RESUCITADOS EN EL JUICIO FINAL?

Sí resucitarán…………………Watchtower 7/1879 pág. 8
No resucitarán ………………Watchtower 6/1/1952 pág. 338
Sí resucitarán…………………Watchtower 8/1/1965 pág. 479
No resucitarán ………………Watchtower 6/1/1988 pág. 31
Sí resucitarán…………………Live Forever (edición antigua) pág. 179
No resucitarán……………… Live Forever (nueva edición) pág. 179
Sí resucitarán…………………Insight into the Scriptures, vol. 2, pág. 985
No resucitarán ………………Revelation (libro), pág. 273


No podemos darnos el lujo de permanecer estacionarios. Tenemos que tomar en serio lo que dice su Palabra y lo que nos revela su organización. A medida que sale nueva información tenemos que tomarla a pecho y esforzarnos sinceramente por aplicarla en nuestra vida. Estamos en la organización limpia de Dios para traerle honra y alabanza a él. Si no hacemos esto, entonces estamos dejando de cumplir el propósito del que se nos limpie y haga “santos.” Realmente, ¿podríamos esperar entonces las bendiciones y el apoyo de Dios?

Es posible que en futuro se nos imponga una prueba en cuanto a atacar información que Dios traiga a nuestra atención. Supongamos que tenga que ver con algo que amamos muchísimo. ¿Qué haremos? ¿Vamos a titubear en aplicar el consejo, y quizás ponernos a pensar en qué queremos hacer nosotros en cuanto a ello? Si así fuese, ¿no estaríamos en realidad haciendo la pregunta: ¿en realidad queremos nosotros la gobernación de Dios? El no responder a la dirección de Dios por medio de su organización, ¿no indicaría en realidad un rechazamiento de la gobernación divina?   


La Atalaya, 15 de julio de 1976, p. 444

Nota: En esta cita anterior, se está enseñando que a medida que la sociedad “WT” vaya sacando una nueva enseñanza debe acatarse sin dudar de su información, aun cuando esta enseñanza esté en contra de los pensamientos que pueda tener un Testigo de Jehová; no someterse a las enseñanzas sería rechazar, no sólo la enseñanza, sino a la única organización que es dirigida por Dios.


Prohibición de Cualquier Otra Literatura Religiosa

¿Demuestra usted sabiduría destruyendo la literatura apóstata?

No tenga ningún trato con los apóstatas

Ahora bien, ¿Qué hará usted si se enfrenta a enseñanzas – razonamientos sutiles -  que alegan que lo que usted cree como testigo de Jehová no es la verdad? Por ejemplo, ¿Qué hará usted si recibe una carta o alguna literatura, la abre y enseguida ve que es de un apóstata? ¿Le hará la curiosidad leerla sólo para ver lo que dice? Usted hasta podría razonar: “No me afectará; estoy demasiado bien asentado en la verdad. Y, además, si poseemos la verdad, no tenemos nada que temer. La verdad puede pasar la prueba. Pensando de ese modo algunos han alimentado su mente con enseñanzas apóstatas y han caído víctimas de las dudas. (Compárese con Santiago 1:5-8). Por lo tanto, recuerde la advertencia de 1 Corintios 10:12: “El que piensa que está de pie, cuide para que no caiga”.   


La atalaya, 15 de marzo de 1986, p. 12

Nota: Otra manera de cerrarles la mente a los que están dentro de la organización  “WT”, es prohibirles la lectura de otras fuentes religiosas, la literatura que no pertenezca a esta sociedad,  es considerada como literatura apóstata.

Aceptemos el hecho de que sin importar cuánto hayamos leído la Biblia, nunca habríamos aprendido la verdad por nuestra propia cuenta. No habríamos descubierto la verdad respecto a Jehová, sus propósitos y atributos, ni el significado y la importancia de su nombre, el Reino, el rescate que pagó Jesús, la diferencia entre la organización de Dios y la de Satanás.  


La Atalaya, 1 de diciembre de 1990, p.19

Nota: La sociedad está enseñando con la anterior escritura, que no importa qué tanto una persona pueda leer la Biblia, nunca podrá entenderla sino lo hace con los estudios de los Testigos de Jehová.

La primera cosa esencial al ponerse a estudiar es tener la correcta condición de mente y corazón, apreciando que Jehová concede entendimiento únicamente a los mansos, y no a los obstinados. Si amamos a Jehová y a la organización de su pueblo no seremos desconfiados, sino que, como la Biblia dice, “creeremos todas las cosas,” todas las cosas que la Atalaya publica, por cuanto ha sido fiel en darnos un conocimiento de los propósitos de Dios y en guiarnos en el camino de la paz, seguridad y verdad desde su principio hasta este día presente.


Capacitados para ser ministros, 1958, p. 156

Nota: Observe lo que la sociedad “WT” está enseñando a sus seguidores. Los Testigos de Jehová no pueden ser desconfiados de la organización, ya que ésta es de Dios, lo que quiere decir, que si un seguidor de esta denominación, ve alguna irregularidad en ella, debe pasarlo por alto como si fuera algo de su imaginación.

En esta misma cita se añade: como la Biblia dice: “creeremos todas las cosas”“todas las cosas que la Atalaya publica. Parece que a los Testigos de Jehová no les importa mucho si esta frase está en la Biblia, ya que hay una advertencia: “no desconfíes de la organización de Jehová”.

Las Escrituras definitivamente señalan el hecho de que habrá una resurrección de Abraham, Isaac, Jacob y otros fieles de la antigüedad, y que estos tendrán el primer favor, podemos esperar que 1925 sea testigo del regreso de esos hombres fieles de Israel de la condición de su muerte, siendo resucitados y completamente restaurados a una humanidad perfecta y hechos los representantes legales, visibles del nuevo orden de cosas en la tierra.

Por ello podemos esperar confiadamente que 1925 marcará el retorno de Abraham, Isaac, Jacob y los fieles profetas de la antigüedad, particularmente aquellos mencionados por el Apóstol en Hebreos capítulo once, a la condición de perfección humana.


MILLIONS NOW LIVING WILL NEVER DIE, J.F. RUTHERFORD, 1920 pag. 88, 89 y 90.


Profecías Incumplidas

Nota: La sociedad “WT” en muchísimas ocasiones, ha profetizado eventos con fechas específicas que nunca se cumplieron, entre las cuales estuvo la resurrección de Abraham, Isaac, Jacob y otros fieles de la antigüedad, para el año de 1925. Los Testigos de Jehová construyeron una casa muy lujosa llamada “Beth-Sarim, Casa de los Príncipes” con el propósito de hospedar a los que iban a resucitar,  pero tuvieron que venderla al no cumplirse la profecía. Ahora, la Biblia nos enseña que cuando se profetice en el nombre de Jehová y la profecía no se cumpla, ese es un falso profeta,  como lo encontramos en las siguientes citas bíblicas: “Sin embargo, el profeta que tenga la presunción de hablar en mi nombre una palabra que yo no le haya mandado hablar, o que hable en el nombre de otros dioses, ese profeta tiene que morir. Y en caso de que digas en tu corazón: “¿Cómo conoceremos la palabra que Jehová no ha hablado?”, cuando hable el profeta en nombre de Jehová y la palabra no suceda ni se realice, esa es la palabra que Jehová no ha hablado. Con presunción la habló el profeta. No debes atemorizarte de él”.  (Deuteronomio 18:20-22).


Los Príncipes no Aparecieron en 1925

EL TIEMPO PARA QUE APAREZCAN “LOS PRÍNCIPES”

Entonces el sábado 5 de agosto vino el estimulante e instructivo “Día del conocimiento de Dios”. El presidente de la Sociedad presentó simultáneamente en inglés y español el nuevo libro “Esto significa vida eterna.” Este día también el vicepresidente de la Sociedad pronunció un discurso trascendental. Se intituló “Nuevos sistemas de cosas,” y los asambleístas presentes jamás olvidaron el efecto que tuvo en el auditorio. Por muchos años había sido el punto de vista de la Atalaya que los hombres fieles de la antigüedad que habían servido a Dios fielmente antes del día de Jesús serían levantados de entre los muertos aun antes del Armagedón para tomar parte en organizar al pueblo de Jehová del día moderno y para participar en llevar la responsabilidad del resto de representar al Señor Jesucristo en la capacidad de superintendentes del rebaño de Dios en la tierra. Se hacía referencia a estos hombres diversamente como “antiguos beneméritos,” “hombres fieles de la antigüedad,” y “los príncipes” a la luz del salmo 45:16. Quizás quisiera leer eso, Loida. 

LOIDA [Leyendo]: “En lugar de tus antepasados llegará a haber tus hijos, a quienes nombraras príncipes en toda la tierra.” 

JUAN: Gracias. Debido al entendimiento de este texto que había prevalecido durante tanto tiempo, en cada asamblea muchos de los testigos de Jehová esperaban saludar a Abrahán, Isaac, Jacob, David y los demás, dándoles la bienvenida al volver de entre los muertos. Pueden imaginarse, entonces, el efecto que tuvo en el auditorio esta declaración que hizo el orador:

¿Se alegraría esta asamblea internacional al saber que AQUÍ, ESTA NOCHE, entre nosotros, hay varios PRINCIPES en perspectiva DE LA NUEVA TIERRA?

El informe de la asamblea describe la reacción del auditorio y la respuesta a esta pregunta:

Un aplauso tremendo y prolongado y gritos de gozo le aseguraron al orador que nada por ahora les interesaba más. Un profundo y prolongado silencio se posó entonces sobre el Estadio Yanqui. Cada oído se esforzó para no perder ni una sílaba al comenzar el hermano Franz una consideración de algunos hechos sumamente importantes concernientes al salmo 45:16…

En este año, 1950, declaró el orador, hay centenares de miles de “otras ovejas” que están completamente dedicadas a Jehová. Estas han progresado más en creencias que Abel, Enoc, Noé, Abrahán y Sara, porque aquellas personas de la antigüedad meramente esperaron por fe a la Descendencia venidera, Cristo, pero estas “otras ovejas” de hoy día han aceptado de hecho a Jesús como el Salvador y Rey. En vez de señalar hacia el futuro indefinido en dirección al reino, estas ovejas declaran que el Reino ya se ha establecido efectivamente.

Además, estos testigos modernos han sufrido tanto por su fe como los testigos de Jehová de la antigüedad. Se les ha dado muerte, han andado de aquí para allá en pieles de animales, se les ha maltratado y se han visto obligados a buscar refugio en escondites del desierto y las montañas. Cuando el hermano Franz hizo notar que no había nada que bíblicamente arguyera contra el que Cristo hiciera muchas de estas “otras ovejas” “príncipes en toda la tierra” de acuerdo con las necesidades, un aplauso atronador nuevamente interrumpió su trascendental discurso.

El orador entonces explicó que la palabra “príncipe” se traduce de la palabra hebrea sar y no se aplica siempre a una persona de nacimiento real. De hecho, señaló, “Significa el primero, el delantero o el principal de cualquier clase, la cabeza de cualquier compañía o grupo.”  
     
Los Testigos de Jehová en el propósito divino, 1965, p. 254

Nota: Cuando se dieron cuenta que los hombres de la antigüedad no habían resucitado, contrariando lo que ellos habían profetizado, los miembros de la organización y todos sus seguidores, estaban esperando en una reunión la respuesta ante tremenda desilusión. Franz, quien era el vicepresidente para ese entonces, comenzó a explicar que entre esa reunión había hombres dignos de ser llamados príncipes por su arduo esfuerzo y su fe, como los príncipes de la antigüedad,  y comenzó a explicar algunos términos hebreos para satisfacer la necesidad del auditorio, logrando que todos dieran un enorme aplauso y quedaran contentos.

VERDADEROS Y FALSOS PROFETAS

Un profeta es una persona que profesa proclamar un mensaje de Jehová Dios. La Biblia revela el hecho de que hay profetas verdaderos y falsos. El profeta verdadero es uno que siempre habla como vocero de Dios… Un falso profeta es una persona que profesa ser un representante de Jehová y que habla en su nombre y que proclama su mensaje pero es en realidad un vocero de Satanás… No importa si proclama su mensaje con la intención deliberada, voluntariosa y maliciosa de engañar, o si es que es un peón de Satanás enceguecido y engañado y por lo tanto usado por él en ignorancia. En cualquier caso él es un falso profeta, y por lo tanto un agente de Satanás.   


WATCHTOWER 5 – 15 – 1930 PAGE 153

Nota: Los Testigos de Jehová declaran que los profetas falsos son enviados de Satanás, pero aun cuando sus profecías no se han cumplido,  se declaran ser los verdaderos profetas de Dios.

Los seguidores ungidos de Jesús todavía estaban en la Tierra como clase. Los hombres fieles de la antigüedad – Abrahán, David y otros – no habían resucitado para llegar a ser príncipes en la tierra. (Sal. 45:16) Por eso, según recuerda Anna MacDonald: “1925 fue un año de tristeza para muchos hermanos. Algunos de ellos tropezaron; sus esperanzas fueron destrozadas. Habían esperado ver algunos de los “beneméritos de la antigüedad” [hombres de la antigüedad como Abrahán] resucitados. En vez de considerar aquello una “probabilidad”, quisieron entender que era una “certeza,” y algunos hicieron preparaciones para sus propios amados.


Anuario de los testigos de Jehová para 1975, p.146

Nota: Muchos Testigos de Jehová se apartaron de la organización “WT” porque deseaban saludar a estos príncipes que resucitarían en 1925; la sociedad dijo en la cita anterior, que el problema no era de la sociedad, sino de los lectores, porque ellos debían tomar la resurrección de los príncipes de la antigüedad como una probabilidad y no como una certeza. Recordemos a continuación las expresiones que ellos mismo escribieron en el libro MILLIONS NOW LIVING WILL NEVER DIE, J.F. RUTHERFORD, 1920.

“Las Escrituras definitivamente señalan el hecho de que habrá una resurrección de Abraham, Isaac, Jacob y otros fieles de la antigüedad”.

“Por ello podemos esperar confiadamente que 1925 marcará el retorno de Abraham, Isaac, Jacob y los fieles profetas de la antigüedad”.

También,

UN TIEMPO PARA
¨alzar la cabeza¨ con
ESPERANZA SEGURA 

La diferencia

Es verdad que ha habido personas que en tiempos pasados predijeron un “fin del mundo,” hasta anunciando una fecha específica. Algunos han congregado consigo grupos de personas y han huido a los cerros o se han retirado a sus casas esperando el fin. Sin embargo, nada sucedió. El “fin” no vino. Fueron culpables de profetizar falsamente. ¿Por qué? ¿Qué faltaba?

Faltaba la medida plena de evidencia que se requiere en cumplimiento de la profecía bíblica. A tales personas les faltaban las verdades de Dios y la evidencia de que él las estaba guiando y las estaba utilizando.


¡Despertad! 8 de abril de 1969, p. 23

Nota: Es interesante leer la cita anterior, y darse cuenta cómo los Testigos de Jehová señalan aquellas personas y organizaciones que profetizaron el fin de las cosas, pero que nunca se cumplieron, como carentes de conocimiento verdadero. Sin embargo,  la “WT” que ha hecho lo mismo en repetidas oportunidades donde tampoco se han cumplido sus profecías,  para ellos esto no es otra cosa que un mal entendido de los lectores, o que sí se cumplieron,  pero simbólicamente o invisiblemente, entre otras excusas,  ¡Increíble!


La Segunda Venida de Cristo no Ocurrió en 1914

Siguiendo esta línea de ideas, uno de los grandes lunares negros de la sociedad “WT”, es la profecía de 1914. Veamos algunos acontecimientos que debieron suceder en este año,  según la declaración de esta sociedad.

El tiempo de los gentiles

Consideramos una verdad establecida que el término final de los reinos de este mundo, y el completo establecimiento del reino de Dios, será realizado para el fin del 1914 d.C. 


THE TIME IS AT HAND 1904 p. 99

Y

No vemos razón para cambiar las figuras – ni podríamos si quisiéramos. Son, creemos, las fechas de Dios, no nuestras. Pero tenga en mente que el fin de 1914 no es la fecha para el principio, sino para el final del tiempo de problema.  


Julio 15, 1894 ZION S   WATCH TOWER -  CAN IT BE DELAYED UNTIL 1914? 

Y

¿Cuándo terminarán los tiempos de los gentiles? Los siete tiempos terminaran en 1914 d.C.”. (Los tiempos de los gentiles, o siete tiempos, se denominan en una versión bíblica “los tiempos señalados de las naciones” [Lucas 21:24].) 


BIBLE EXAMINER 1876 PAG. 27

Luego de la muerte de Russell, el nuevo presidente de la sociedad fue Rutherford. Sólo después de tres años, se pudo crear una respuesta que lograra satisfacer las expectativas de los seguidores de esta organización, y para sorpresa se dijo, que Jesús sí había venido en 1914 pero de una manera espiritual; nadie lo vio, ni siquiera los mismos Testigos de Jehová, porque en 1917 (después de tres años) fue donde se comenzó a enseñar lo que había sucedido según ellos en 1914.

¿Qué pasó con el término final de los reinos de este mundo, y el completo establecimiento del reino de Dios? ¿Qué pasó con el final de los gentiles? nada de esto sucedió. Hoy día la profecía de 1914 es uno de los temas que los Testigos de Jehová más defienden, porque para ellos, en este año, Jesús fue entronizado en el cielo y desde ese mismo año comenzó a regir como Rey; enseñan que así como David era rey, pero después de la muerte de Saúl fue que empezó a ejercer su reinado, lo mismo sucedió con Jesús. Los Testigos de Jehová creen que Jesús fue llamado rey,  pero comenzó a ejercer su reinado a partir de 1914.

Ahora bien, la Biblia enseña que Jesús antes de su manifestación en carne, ya era Rey. “Alégrate mucho, hija de Sion; da voces de júbilo, hija de Jerusalén; he aquí tu rey vendrá a ti, justo y salvador, humilde, y cabalgando sobre un asno, sobre un pollino hijo de asna”. (Zacarías 9: 9).

La profecía no indica que Jesús sería rey, lo que la profecía revela es que el rey vendría. Natanael así lo declaró, en Juan 1:49: “Natanael le contestó: Rabí, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel”.

Hoy día cuando los Testigos de Jehová en sus literaturas hablan de lo que sucedió en 1914, dicen que Charles Taze Russell y sus estudiantes de la Biblia no entendieron lo que realmente sucedería en ese año, es decir, comprendieron por el Espíritu Santo el año glorioso de la venida de Cristo, pero no los sucesos de ese día.

En el libro de los Testigos de Jehová llamado: “El Reino de Dios ya está gobernando” la “WT” defiende la venida de Cristo en 1914 descontextualizando versículos como Apocalipsis 12:12, Malaquías 3:1-3 entre otros, tomando la primera guerra mundial como evidencia de la venida de Cristo para ese año. Observemos lo que dice hoy día esta sociedad en sus publicaciones,  con relación a la venida de Cristo en 1914 y el no cumplimiento de los sucesos que Charles Taze Rusell enseñó que se originarían en su venida,  para ese año:

Al fin llegó 1914, el año decisivo. Como se analizó al principio de este capítulo, ningún ser humano vio este glorioso acontecimiento que tuvo lugar en el cielo. Sin embargo, el apóstol Juan recibió una visión que lo describía con un lenguaje simbólico.

Otra prueba fueron las expectativas que no se cumplieron. Aunque la revista Watch Tower había señalado que “los tiempos señalados de las naciones” –entonces llamados “los tiempos de los gentiles” –terminarían en 1914, los hermanos no entendían muy bien lo que pasaría en aquel año (Luc. 21:24). Pensaban que en 1914 Cristo llevaría a su novia simbólica –los ungidos- al cielo para reinar con él, pero sus expectativas no se cumplieron.


El Reino de Dios ya está gobernando, 2014, pág. 21,23

Los Testigos de Jehová hoy día manifiestan que la venida de Cristo en 1914 es un cumplimiento bíblico, pero parece que desconocieran que Carlos Russell utilizó en un principio la pirámide de Gizeh para calcular la venida de Jesús en 1914; para él esta pirámide era una evidencia tan confiable como la Palabra de Dios.

 La Gran Pirámide de Gizeh

Las pirámides son un símbolo muy común dentro de la creencia de los masones (Organización fraternal con ceremonias secretas). Parece que Carlos Russel tenía una gran inclinación hacia la masonería, si es que no la practicaba en su totalidad, no sólo por la pirámide, sino porque en sus libros utilizó otros símbolos que también son manipulados en la masonería.
         
Hoy día es utilizada por la “WT” la profecía de Daniel 4  y las palabras de Jesús en Lucas 21:24  para demostrar, según sus cálculos teológicos, la venida invisible de Jesús en 1914. Esto es otra maniobra que muchos de sus seguidores ni siquiera pueden explicar.

Nota: En cierta ocasión hablando con un Testigo de Jehová, me decía que Jesús comenzó a regir como rey en 1914, para dar cumplimiento a la profecía encontrada en el Salmo 110:1  “Jehová dijo a mi Señor: Siéntate a mi diestra, hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies”.

Ante la anterior explicación del Testigo de Jehová, comencé a decirle lo siguiente: -“La profecía que encontramos en el Salmo 110:1 nos muestra que Jesús estará sentado a la diestra de Dios por un tiempo limitado por la expresión “hasta”, y según ustedes este tiempo se cumplió en 1914.  Mi pregunta es la siguiente: ¿Ya Jesús no está a la diestra de Dios? Si no está a la diestra,  ¿Dónde está?”-. El Testigo de Jehová me respondió: -“sí está a la diestra de Dios, pero no sentado, sino de pie, ejerciendo su reinado, ya que estar de pie en la Biblia es figura de ejercer una función”-.

El detalle está en que Esteban muchos siglos atrás,  vio a Jesús de pie a la diestra de Dios: “Y dijo: ¡He aquí, veo los cielos abiertos y al Hijo del Hombre de pie a la diestra de Dios!”. (Hechos 7:56.  [RVA])

“y dijo: “¡Miren! Contemplo los cielos abiertos, y al Hijo del hombre de pie a la diestra de Dios”. (Hechos7:56.  [VNM]).

¿Deberíamos creer que Jesús se puso de pie antes de tiempo? De ninguna manera. Lo que debemos creer es que Jesús antes de la fundación de las cosas, ya era Rey, y desde siempre ha reinado.


Las Otras Religiones no Fueron Destruidas en 1928

Por otra parte, los Testigos de Jehová declararon otra profecía para 1918:

Hasta 1878 la iglesia nominal había sido en un sentido el santuario o Templo de Dios; pero Él planeaba desde entonces, culminando en 1918, removerla con un golpe o plaga.

También, en el año 1918, cuando Dios destruya las iglesias completamente y los miembros de las iglesias por los millones, será que cualquiera que escape vendrá a las obras del Pastor Rusell para aprender el significado de la caída de la “Cristiandad.”


STUDIES IN THE SCRIPTURES, VOL.7
THE FINISHED MYSTERY, 1917 EDITION

Nota: Carlos Russell profetizó que en 1918 todas las iglesias serían completamente destruidas  y como había de esperarse, no pasó nada.


El Paraíso no fue Restaurado en 1975

Aparte de las anteriores profecías, la “WT” volvió a profetizar el fin de las cosas para 1975 donde los falsos profetas serían avergonzados, pero una vez más fallaron como se evidencia en las citas siguientes:

Según esta cronología bíblica fidedigna seis mil años desde la creación del hombre terminarán en 1975, y el séptimo período de mil años de la historia humana comenzará  en el otoño de 1975 E.C.


Vida eterna, en libertad de los hijos de Dios, 1966, p. 29

Y

Según la cronología bíblica confiable Adán fue creado en el año 4026 a. de la E.C., probablemente en el otoño del año, al fin del sexto día de la creación.

Así, el que Adán pusiera nombres a los animales y se diera cuenta que necesitaba alguien semejante a él, solo habría ocupado un tiempo corto después de su creación. Puesto que también era el propósito de Jehová que el hombre se multiplicara y llenara la Tierra, es lógico que crearía a Eva poco después de Adán, quizás solo unas cuantas semanas o meses después en el mismo año, 4026 a. de la E.C. Después de crearla a ella, vino inmediatamente el día de descanso de Dios, el séptimo período.  


La Atalaya, 15 de septiembre de 1968, p. 559

Y

DESENMASCARANDO LA HIPOCRESÍA RELIGIOSA

Jehová, el Dios de los verdaderos profetas, avergonzará a todos los falsos profetas por, o no cumplir la falsa predicción de estos profetas que se engrandecen y presumen de sí mismos, o por hacer que las propias profecías de Él se cumplan de manera opuesta a la que hayan predicho los falsos profetas. Los falsos profetas tratarán de esconder la razón que tienen para avergonzarse por medio de negar quiénes son realmente. Tratarán de evitar ser muertos o ser pronunciados muertos espiritualmente por los adoradores leales de Jehová. 


El Paraíso restaurado a la humanidad - ¡por la Teocracia!, 1974, p. 356

Y

Recalcó el hecho de que, según la cronología confiable de la Biblia, 6.000 años de la historia humana terminarán el próximo septiembre según el calendario lunar. 


La Atalaya, 1 de Mayo de 1975, p. 286

Y

¿COMO ESTA USTED USANDO SU VIDA?

Sí, desde el verano de 1973 ha habido nuevos máximos de precursores cada mes. Ahora hay 20.394 precursores regulares y especiales en los Estados Unidos, un máximo de todos los tiempos. ¡Eso es 5.190 más de los que había en febrero de 1973! ¡Un aumento de 34 por ciento! ¿No alienta eso nuestro corazón? Hay informes de hermanos que están vendiendo sus hogares y propiedades y están haciendo planes para terminar el resto de sus días en este viejo sistema en el servicio de precursor. Ciertamente esa es una excelente manera de usar el corto tiempo que queda antes del fin de este mundo inicuo.


Ministerio Del Reino, julio de 1974, p. 3

Nota: En 1974, faltando un año para el supuesto fin de las cosas, la sociedad “WT” felicitó a todas aquellas personas que estaban vendiendo todos sus objetos. Cuando pasó el año de 1975 y vieron que no sucedió nada, se produjo mucha tristeza en aquellas personas que habían depositado su confianza en esta organización, porque habían perdido sus casas. Hubo personas que quedaron literalmente sin nada, cuando lo vendieron todo esperando el fin del mundo, según lo señalado por esta sociedad en la cita anterior.

En tiempos modernos ese intenso anhelo, encomiable en sí mismo, ha conducido a intentos de fijar fechas para el momento deseado en que a personas de toda la Tierra se les librará del sufrimiento y las dificultades que experimentan. Con la publicación del libro vida eterna, en libertad de los hijos de Dios, y sus comentarios en cuanto a lo apropiado que sería que el reino milenario de Cristo concurriera con el séptimo milenio de la existencia del hombre, surgió considerable expectación respecto al año 1975. En ese entonces, y después de eso, se hicieron declaraciones que recalcaban que esto solo era una posibilidad. Sin embargo, y desafortunadamente, junto con tal información de índole preventiva, se publicaron otras declaraciones que implicaban que, más que una simple posibilidad, el que para aquel año llegara aquella realización de las esperanzas era una probabilidad.

“Si alguien ha resultado desilusionado por no haber seguido este modo de pensar, debe concentrarse ahora en ajustar su punto de vista, al ver que no fue la palabra de Dios la que le falló o lo engañó y le trajo desilusión, sino que su propio entendimiento se basó en premisas incorrectas.” Al decir “alguien,” La Atalaya incluyó a todos los testigos de Jehová desilusionados, y por tanto incluyó a las personas que tuvieron que ver con la publicación de la información que contribuyó a edificar esperanzas que giraron en torno a aquella fecha.


La Atalaya, 15 de septiembre de 1980, p. 17, 18

Nota: Una vez más la sociedad “WT” no aceptó su error en declarar una profecía que nunca se cumplió, y manifestó nuevamente que el error fue de los lectores, al no considerar que el fin del mundo para el año de 1975 no era algo seguro sino una posibilidad.

Recordemos a continuación las expresiones que ellos mismos escribieron:

“esta cronología bíblica fidedigna”
“Según la cronología bíblica confiable”
“según la cronología confiable de la Biblia, 6.000 años de la historia humana terminarán el próximo septiembre”.

¿Qué podemos decir de la sociedad cuando felicitaron a todos los que vendían sus pertenencias? ahora salieron con que no era algo seguro sino una posibilidad.


El Intento de Justificar sus Errores

Todas estas falsas profecías, con sus errores doctrinales, que gradualmente la sociedad “WT” ha venido cambiando, lo justifican utilizando el siguiente versículo:

“Mas la senda de los justos es como la luz de la aurora, que va en aumento hasta que el día es perfecto”. (Proverbios 4:18).

Con el anterior versículo, los Testigos de Jehová se aferran para decir que ellos se van perfeccionando en la verdad, pero en realidad este versículo no tiene nada que ver con sus doctrinas y profecías fallidas, sólo debemos tomar el contexto del versículo para ver lo que realmente la Biblia nos quiere enseñar:

“No entres por la vereda de los impíos, Ni vayas por el camino de los malos. Déjala, no pases por ella; Apártate de ella,  pasa. Porque no duermen ellos si no han hecho mal, Y pierden el sueño si no han hecho caer a alguno. Porque comen pan de maldad,  y beben vino de robos; Mas la senda de los justos es como la luz de la aurora, que va en aumento hasta que el día es perfecto. El camino de los impíos es como la oscuridad; no saben en qué tropiezan”.  (Proverbios 4:14-19).

Si analizamos el comienzo del versículo de Proverbios 4:18 comienza con la expresión: “Mas la senda del justo...”, esto indica que antes de este versículo hay una escena opuesta a ésta.

Podemos darnos cuenta que la senda del justo es comparado con el camino de los malos, quienes no se duermen hasta que hayan hecho un mal, pero la senda del justo es como la luz de la aurora, donde las obras piadosas de los justos se aumentan cada día, hasta que el día sea perfecto. “El justo florecerá como la palmera; crecerá como cedro en el Líbano. Plantados en la casa de Jehová, en los atrios de nuestro Dios florecerán”.  (Salmo 92:12, 13).

Proverbios 4:18 no tiene nada que ver con las falsas profecías que la “WT” ha manifestado a través de su historia, tampoco con las doctrinas que ha tenido que redefinir una y otra vez. Lo único que enseña este versículo, es que el justo va perfeccionando sus buenas obras en Dios, mientras los malos se degeneran en su mal proceder.

lunes, 6 de marzo de 2017

Píldoras de Unicidad – Respuestas a Preguntas Polémicas que Usualmente nos Hacen


Por R. David Zúñiga.
© 2017, Todos los Derechos Reservados
Publicado en este Sitio Web con Permiso del Autor



En forma de píldoras, estoy compartiendo estas respuestas a ciertas preguntas polémicas que usualmente nos hacen sobre la Unicidad de Dios.

1. ¿Jesús es la plenitud de la deidad? 

Sí. Debido a que Jesús es el único Dios, Él es en efecto la plenitud de la deidad, y no existe ningún Dios aparte de Jesús.

2. ¿Decir que Jesús es Dios, es una declaración más precisa que decir que Jesús es el Hijo de Dios? 

Ninguna declaración es más precisa que la otra, porque ambas son igualmente bíblicas. Jesús siempre ha sido el único Dios. De otro lado, el Hijo es Jesús mismo pero encarnado como un hombre. Después de la encarnación, el único Dios que es Jesús, ha continuado existiendo como Dios en razón a su naturaleza y condición divina que ha poseído siempre de forma exclusiva; pero también ha llegado a existir como el Hijo de Dios, en razón a su naturaleza y condición humana que sólo llegó a poseer cuando se manifestó en carne.

3. ¿Si Jesús es el Padre, y Jesús es el Hijo, esto significa que el Padre es lo mismo que el Hijo?  

De ninguna manera el Padre es lo mismo que el Hijo. Para entender por qué la Biblia hace distinción entre los conceptos del Padre y el Hijo cuando los aplica a Dios, debemos percatarnos de que Dios mismo fue manifestado en carne. Así que el Padre es una referencia a Jesús en su absoluta deidad, y por lo tanto poseyendo su mente divina, su voluntad divina y todos sus atributos divinos; mientras que el Hijo es Jesús mismo pero poseyendo una mente humana, una voluntad humana, y todas las características humanas, excepto el pecado.

4. ¿Es correcto decir que Dios se vistió de carne? 

Decir que Dios se vistió de carne, puede conducir al concepto equivocado de que la encarnación solo consistió en que Dios se puso un traje de carne humana, pero no que Dios mismo participó de carne y sangre convirtiéndose en un Hijo,  en un hombre, pero sin dejar de ser Dios. Por lo tanto, es más correcto decir que Dios se manifestó en carne, o que la plenitud de Dios se encarnó completamente en Cristo.

5. ¿Dios murió en la cruz? 

A partir de la encarnación, Dios existe de dos modos diferentes, pero sigue siendo un solo y mismo ser. En su existencia divina como el Padre, Él es eterno, y por lo tanto no tiene principio ni fin, y tampoco puede nacer o morir. Pero en su existencia humana como el Hijo, Él pudo nacer y pudo morir. De manera que nosotros rechazamos que nos acusen de patripasianismo (es decir que supuestamente decimos que el Padre murió). Lo que nosotros decimos es que el Hijo de Dios murió, o que Dios manifestado en carne murió, pues Él murió pero en su condición de hombre genuino.

6. ¿El Padre se hizo el Hijo, cuando se manifestó en carne? 

Sí, así es, y esto indica la encarnación completa, pues así como los hijos participaron de carne y sangre, el Padre también participó de lo mismo haciéndose un verdadero Hijo. Como hombre Él es el niño nacido y el Hijo dado; pero en cuanto a su deidad Él es el Dios fuerte y el Padre eterno. En cambio, es absolutamente problemático decir que en la encarnación, el Hijo se hizo el Hijo.

7. ¿El Hijo se hizo el Padre en la resurrección? 

No, de ninguna manera. En la Biblia, el Hijo es siempre una referencia a la manifestación de Dios en carne, que Él asumió para nunca más separarse de esa condición humana. Cuando Jesucristo murió, Él murió en la condición de Hijo, de hombre; por ende cuando resucitó, Él también resucitó en la condición de Hijo, de hombre, pero con un cuerpo glorificado como el que tendrán todos los demás hijos, es decir los demás hombres que han creído a la obra expiatoria de Jesús. En síntesis, el Hijo resucitó como el Hijo, pero ahora con un cuerpo humano glorificado.

8. ¿Jesús ya no es humano? ¿Él es todo Dios después de la resurrección? 

Jesús siempre ha sido y será todo Dios, incluso antes y después de la encarnación, e incluso también antes y después de su resurrección. Pero Jesús solo llegó a ser un humano, a través de su manifestación en carne. En razón a que Él murió como hombre, también resucitó como hombre convirtiéndose en las primicias de la resurrección, a fin de poder representar a todos los demás seres humanos que también resucitarán vencedores. En el cuerpo glorificado del Cristo escatológico, habita (tiempo presente) toda la plenitud de la deidad. Dios aún requiere de la condición de Hijo para poner a todos los enemigos de la humanidad por estrado de sus pies, y también requerirá de esa manifestación como Hijo para poder ser visto por los santos en la nueva Jerusalén, donde el Hijo será el tabernáculo de Dios con los hombres, y donde se cumplirá: “El que me ve, ve al que me envió”, o “el que me ha visto a mí, ha visto al Padre”.

9. ¿La sangre intercede por nosotros y no el Cristo resucitado? 

La Escritura es clara en afirmar que el Cristo resucitado, Jesucristo hombre, intercede actualmente por nosotros, pues en su condición de Hijo Él es nuestro pariente redentor y el varón perfecto que representa a la humanidad. La virtud de la sangre que Cristo vertió en la cruz, radicó en la pureza de Jesús, y no en aquella sangre tomada como un elemento aislado de aquel que la derramó. Si decimos que la sangre de Cristo intercede por nosotros, debemos recordar que lo que eso significa, es que Jesús es el mediador del nuevo pacto, que Él actualmente intercede por nosotros, y que nosotros hemos sido redimidos, no a precio de oro o plata, sino por la sangre preciosa de Cristo como de un cordero sin mancha ni contaminación.

10. ¿Según 1. Timoteo 2:5, hay un Dios que es el hombre Cristo Jesús? 

Esto es un completo absurdo porque conduce a una malinterpretación del texto, como haciendo creer que Dios perdió su condición de Espíritu omnipresente y se transmutó en un hombre limitado. No obstante, lo que hace dicho texto es anunciar la verdad de que el único Dios fue manifestado en carne. En su condición divina como el Padre, Dios quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad (1. Timoteo 2:4); pero en su condición humana como el Hijo, Dios está intercediendo o mediando por todos nosotros (1. Timoteo 2:5). Toda la salvación es obra del único Dios, quien como el Padre amoroso está dispuesto a perdonarnos; pero en la condición del Hijo ha estado dispuesto a representarnos como Jesucristo hombre, el varón perfecto, el postrer Adán. Para salvar, el mismo Dios fue capaz de hacerse hombre, el mismo Padre estuvo dispuesto a hacerse un Hijo, y a partir de la encarnación ha sido capaz de desempeñar ambas funciones complementarias de manera simultánea.

martes, 14 de febrero de 2017

¿Dios es Una Persona o Tres Personas?


Por Steven Ritchie, © 2106. Todos los Derechos Reservados.
Capítulo 2, del libro: “El Caso de la Teología de la Unicidad”.
Traducido por Julio César Clavijo Sierra.
Más información en: Global Impact Ministries. www.apostolicchristianfaith.com


Los trinitarios afirman con frecuencia, que las Escrituras hebreas y griegas realmente nunca dicen que Dios sea una “Persona” en el mismo sentido de nuestra palabra española persona. Por lo tanto, insisten en que es posible que Dios exista como tres personas divinas a pesar de que no hay ninguna porción de la Escritura que diga que Dios es tres personas. Sin embargo, así como en la Escritura no se habla de Dios como una “Persona” con nuestra representación precisa en el español, así tampoco los idiomas originales de la Biblia usan la palabra precisa para nuestra palabra española “persona” cuando se hace referencia a la gente. Pese a esto, es razonable creer que Dios existe como una Persona Divina de una manera similar a como existen los seres humanos individuales como una sola persona.

Aunque los idiomas originales de la Biblia no usan la palabra “persona” al referirse al Dios verdadero, la Biblia sí utiliza palabras similares que en el hebreo y el griego tienen el mismo significado esencial que esa palabra española. Para poder trazar correctamente la Palabra de Verdad, debemos preguntarnos cuáles de las palabras hebreas y griegas que se usaron para describir a una persona, indicarían lo mismo que nuestra palabra española “persona”. La respuesta a esta pregunta, demostrará de cuántas personas realmente consiste Dios.

Los eruditos en hebreo y griego, han notado que las palabras hebreas y griegas para el corazón y el alma, tienen el mismo significado esencial de la palabra española persona. Curiosamente las palabras hebreas y griegas para “corazón” y “alma”, son igualmente utilizadas tanto para Dios como para los hombres individuales. Por lo tanto, la afirmación trinitaria de que Dios puede ser más de una persona en razón a que la palabra persona no se usa en las Escrituras, es muy engañosa.

Siempre que la Biblia usa la palabra hebrea “néfesh” (traducida al español como “alma”) para describir a Dios o a un ser humano individual, todas esas veces habla de Dios y de los seres humanos individuales como una sola alma, al igual que la singular palabra española persona describe a un solo individuo, pues la palabra hebrea “néfesh” se puede traducir como “alma” o como “persona”. Por lo tanto, es un hecho innegable que para describir a Dios y al hombre, los antiguos hebreos y griegos usaron palabras que se traducen al español como “corazón”, “mente” y “alma”, los cuales son términos que normalmente usan los hispanoparlantes para describir a una “persona”.

Génesis 8:21. "y dijo Yahvé EN SU CORAZÓN (leb “corazón”, por ext. “persona interior”): No volveré más a maldecir la tierra por causa del hombre; porque el intento DEL CORAZÓN DEL HOMBRE (leb “corazón”, por ext. “persona interior”) es malo desde su juventud”.

Génesis 2:7. “Entonces Yahvé Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser (néfesh = “un alma, ser vivo, vida, personalidad, persona” –Concordancia NAS) viviente”.

Observe que en Génesis 8:21, dentro del mismo versículo de la Escritura inspirada, Yahvé Dios habló de sí mismo como teniendo un solo “corazón”, así como un ser humano tiene un solo “corazón” o una sola “persona interior”. Dios dijo además en el mismo versículo de 1. Samuel 2:35, que Él tiene un solo “corazón” y una sola “alma”.

“Y yo me suscitaré un sacerdote fiel, que haga conforme a MI CORAZÓN (leb “corazón”, por ext. “persona interior”) y a MI ALMA (néfesh  “persona”)”.

Aquí podemos ver claramente, que las mismas palabras hebreas para el alma (néfesh) y el corazón (leb) de Dios, también se usan para el alma (néfesh) y el corazón (leb) de un hombre.

Puesto que Dios no es una persona humana (Números 23:19 “Dios no es hombre”), muchos cristianos sinceros creen que Dios no debería ser llamado “una persona” en lo absoluto. Sin embargo, la palabra española persona, tiene el mismo significado esencial de las palabras hebreas y griegas usadas para Dios, como “corazón” (Heb. Leb “corazón”, o “persona interior” –Strong- Génesis 8:21, 1. Samuel 2:35) y “alma” (Heb. “néfesh” y griego “psujé” = “persona” - Diccionario Evangélico de Teología Bíblica de Baker. Editado por Walter A. Elwell). Incluso, la versión inglesa King James, llama a Dios una “Persona” en Hebreos 1:3, porque “hipóstasis” para la sustancia de Dios o la esencia del Ser de Dios, significa literalmente una sola “Esencia del Ser” como una “Persona” (Hebreos 1:3 en la versión King James, dice que el Hijo es “el resplandor de su gloria y la imagen expresa de su persona”. El contexto demuestra que Jesús es la Persona del Padre, que se hizo una persona humana). De la misma manera, la versión inglesa La Biblia Amplificada, dice que “Dios es una persona” (Gálatas 3:20).

Las Escrituras están repletas de ejemplos que nos muestran que Dios tiene una “Mente”, un “Corazón”, un “Espíritu” y un “Alma”, justo como un hombre los tiene. De hecho, las mismas palabras hebreas y griegas que son usadas para la Mente, el Corazón, el Espíritu y el Alma de Dios; también son usadas para la mente, el corazón, el espíritu y el alma de un hombre.

Dios dijo en Jeremías 32:35. “...ni me vino al pensamiento [a la mente] (leb “corazón”, por ext. “persona interior”, Strong) que hiciesen esta abominación, para hacer pecar a Judá”.

Génesis 8:21. "y dijo Yahvé EN SU CORAZÓN (de acuerdo con Strong, Leb = “corazón”, por ext. “persona interior”): No volveré más a maldecir la tierra por causa del hombre; porque el intento DEL CORAZÓN DEL HOMBRE (leb = “corazón”, por ext. “persona interior”, Strong) es malo desde su juventud”.

Así como una sola persona humana es llamada persona porque tiene un corazón espiritual invisible, así Dios habló de Sí mismo como teniendo un Corazón Espiritual invisible. Por lo tanto, el corazón del hombre y el corazón de Dios, hablan de un solo espíritu de un hombre, y un solo Espíritu de Dios.

Juan 4:24. “Dios es Espíritu (pneuma); y los que le adoran (como a una sola Persona Espiritual), en espíritu y en verdad es necesario que adoren”.

Santiago 2:26. “Porque como el cuerpo sin espíritu (pneuma) está muerto, así también la fe sin obras está muerta”.

Note que la misma palabra griega para el “Espíritu” de Dios, es la misma palabra griega para el “espíritu” de un hombre. Es absurdo creer que el Espíritu de Dios es una tercera Persona de Dios, distinta de otras dos Personas de Dios. ¿Cómo podrían dos de las tres supuestas personas distintas de Dios, no tener sus propios Corazones o Espíritus distintos mientras que permanecen como Personas distintas? Pues incluso una Persona de Dios, debe tener su propio Corazón o Espíritu para llamarlo una Persona. Por lo tanto, es completamente ridículo afirmar que Dios es un solo Espíritu, mientras que dos de las supuestas Personas Divinas carecen de sus propios Espíritus individuales.

Dios dijo en Levítico 26:30, “Destruiré vuestros lugares altos, y derribaré vuestras imágenes, y pondré vuestros cuerpos muertos sobre los cuerpos muertos de vuestros ídolos, y MI ALMA (néfesh = “un alma, ser vivo, vida, personalidad, persona” –Concordancia NAS) os abominará”.

Génesis 2:7 (RVA). “Formó, pues, Jehová Dios al hombre del polvo de la tierra, y alentó en su nariz soplo de vida; y fue el hombre en alma (néfesh = “un alma, ser vivo, vida, personalidad, persona” –Concordancia NAS) viviente”.

Génesis 2:7 (BTX): “Entonces YHVH ’Elohim modeló al hombre de la tierra roja, e insufló en sus narices aliento de vida. Y el hombre llegó a ser alma (néfesh = “un alma, ser vivo, vida, personalidad, persona” –Concordancia NAS) viviente”.

Aquí podemos ver claramente que la palabra hebrea para “alma” usada para el Dios Altísimo y para el hombre, tiene el mismo significado básico que nuestra palabra española “persona”. Este es un hecho Escritural que es respaldado incluso por los eruditos trinitarios. El Diccionario Evangélico de Teología Bíblica de Baker, dice que la palabra hebrea para “alma” significa un “individuo” (“en la forma plural indica un número de individuos”), un “ser” como una “personalidad”, un “yo”, o un “mí”.

“Con frecuencia, en el Antiguo Testamento néfesh [v,p,n] designa al individuo (Lev. 17:10; 23:30). En su forma plural indica un número de individuos como parte de Abraham (Gen. 12:5), el remanente que habían dejado en Judá (Jer. 43:6) y el linaje de Lea (Gen. 46:15)... Frecuentemente néfesh [v,p,n] toma el lugar de un pronombre personal o reflexivo (Sal. 54:4; Prov. 18:7). Es cierto que este movimiento del nominal al pronominal no tiene una frontera exacta. La Versión Estándar Revisada, refleja el entendimiento sobre néfesh [v,p,n] al sustituir el “alma” de la King James Version, con traducciones como “ser”, “uno”, “uno mismo”, “yo/mi”. (Diccionario Evangélico de Teología Bíblica de Baker, en la definición de Alma, Editado por Walter A. Elwell).

El erudito luterano Gustav Friedrich Oehler, escribió que la palabra hebrea para alma significa “la persona integral”.

“... nafshi (“mi alma”), nafshekha (“tu alma”) se puede traducir en latín egomet, tu ipse; pero no ruchi (“mi espíritu”), ruchakha (“tu espíritu”) - el alma existente de toda la persona, como en Génesis 12:5; 17:14; Ezequiel 18:4, etc.” (Oehler, Teología del Antiguo Testamento, I, 217).

El Diccionario Evangélico de Teología Bíblica de Baker, dice que tanto las palabras hebreas y griegas para “alma” también pueden significar “persona”.

Psujé, como su homólogo del Antiguo Testamento, pueden indicar la persona (Hechos 2:41; 27:37). También sirve como el pronombre reflexivo que designa a uno mismo (“Y diré a mí mismo” Luc. 12:19; “por testigo sobre mí mismo” 2. Cor. 1:23; “nuestras propias vidas” 1. Tes. 2:8)”. (Diccionario Evangélico de Teología Bíblica de Baker. Editado por Walter A. Elwell).

Dado que las palabras hebreas y griegas para “alma”, tienen el mismo significado esencial de nuestra palabra española “persona” o “uno mismo”, el Dios Altísimo tiene que ser Una Persona Divina con una sola existencia “personal”. Es interesante notar, que incluso el nombre divino de Yahvé, significa esencialmente, “El Único Ser Autoexistente” (Brown-Driver-Briggs, definen Yahvé como: “...el único que es: es decir, el absoluto y único inmutable; el existente, el eterno, como autoconsistente...”). ¿Por qué el Dios Altísimo se llamaría a sí mismo “El Único Ser Autoexistente” si es que Él existe como “Tres Autoexistentes”? Si es que realmente Dios existe como tres Personas distintas y coiguales de Dios, entonces Dios mismo engañó a su pueblo al llamarse a sí mismo solamente Uno “el Único Autoexistente”.


LA BIBLIA HEBREA HABLA DE DIOS COMO UN ALMA PERSONAL

En 1. Samuel 2:35, Yahvé Dios dijo: “Y yo me suscitaré un sacerdote fiel, que haga conforme a MI CORAZÓN y a MI ALMA [MI PERSONA]”.

Salmo 11:5. “Yahvé prueba al justo; pero al malo y al que ama la violencia, SU ALMA [SU PERSONA] los aborrece”.

Proverbio 6:16. “Seis cosas aborrece Yahvé, y aun siete abomina SU ALMA [SU PERSONA]”.

Isaías 1:14. “Vuestras lunas nuevas y vuestras fiestas solemnes las tiene aborrecidas MI ALMA [MI PERSONA]”.

Jeremías 6:8. “Corrígete, Jerusalén, para que no se aparte MI ALMA [MI PERSONA] de ti”

Jeremías 15:1. “Si Moisés y Samuel se pusieran delante de mí [MI ALMA, MI PERSONA], no estaría mi voluntad con este pueblo”.

Ezequiel 23:18. “MI ALMA [PERSONA] se hastió de ella, como se había ya hastiado MI ALMA [MI PERSONA] de su hermana”.

Amós 6:8. “Yahvé el Señor juró por sí mismo [POR SU PROPIA ALMA, POR SU PROPIA PERSONA]”.

Yahvé Dios NUNCA DICE “Mis Almas”, y tampoco a Dios se le menciona en las Escrituras diciéndole “Sus Almas”. ¡Siempre en toda la Biblia es, “Mi Alma” o “Su Alma” en singular! ¡Por lo tanto, Yahvé nuestro Dios como nuestro Padre Celestial, debe ser Una Persona Divina en su esencia del ser! Esta es la razón por la cual los eruditos en hebreo y griego, han traducido a menudo la palabra hebrea “néfesh” para “alma”, y la palabra griega “psujé” para “alma”, como “persona” o “personas” (dependiendo si el contexto indica una persona singular, o una pluralidad de personas).


LOS ERUDITOS EN GRIEGO, HAN TRADUCIDO PSUJÉ COMO “ALMA” Y “PERSONA”

Hechos 2:41 (RV60). “Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas (psujé)”.

Hechos 2:41 (LBLA). “Entonces los que habían recibido su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil almas (psujé)”.

1. Pedro 3:20 (RV60). “los que en otro tiempo desobedecieron, cuando una vez esperaba la paciencia de Dios en los días de Noé, mientras se preparaba el arca, en la cual pocas personas (psujé), es decir, ocho, fueron salvadas por agua”.

1 Pedro 3:20 (BSB). “que desobedecieron hace mucho tiempo cuando Dios esperó pacientemente en los días de Noé, mientras el arca estaba siendo construida. En el arca, algunas personas, sólo ocho almas (psujé), fueron salvadas por agua”.

¿Por qué los eruditos en griego traducirían la misma palabra griega “psujé” como “almas” humanas y “personas” humanas, si el significado de la palabra psujé no tuviera el mismo significado esencial de nuestra palabra española para “personas”? La Concordancia NAS, define psujé como “corazón, de todo corazón, vida, vidas, mente, mentes, persona, personas, alma, almas”.

La Concordancia de Strong define psujé como “(a) el aliento vital, aliento de vida, (b) el alma humana, (c) el alma como el asiento de los afectos y voluntad, (d) la personalidad, (e) la persona humana, un individuo”. Por lo tanto, no puede haber ninguna duda de que la palabra “psujé”, tiene el mismo significado esencial de nuestra palabra española persona.


ASÍ COMO LA PALABRA GRIEGA PSUJÉ EN EL SINGULAR SIGNIFICA UNA PERSONA HUMANA, ASÍ PSUJÉ EN EL SINGULAR SIGNIFICA UNA PERSONA PARA EL DIOS TODOPODEROSO

Mateo 12:18. “He aquí mi siervo, a quien he escogido; Mi Amado, en quien se agrada MI ALMA [MI PERSONA]”.

Hebreos 10:38. “Mas el justo vivirá por fe; Y si retrocediere, no agradará a MI ALMA [MI PERSONA]”.

No puede haber duda de que las palabras hebreas y griegas para alma, tienen el mismo significado básico que nuestra palabra española “persona”. Tampoco puede haber duda alguna de que la Persona Divina de Dios habló de sí mismo como un sola “Alma”, tanto en las Escrituras hebreas y griegas. Pero el Alma Divina (Persona) de Dios, reprodujo una imagen humana de sí misma, que es la imagen visible del Dios invisible, y es “el resplandor de su gloria y la imagen expresa de su Persona” (Hebreos 1:3 – la Persona del Padre) como una persona humana total y completa. Dado que la teología trinitaria no puede presentar una sola porción de la Escritura para mostrar que Dios es una pluralidad de “Almas” o “Personas”, debemos concluir que Dios como Dios, debe ser solamente Una Persona Divina. Porque el Dios de las Escrituras nunca habló de sí mismo como teniendo más de Una Mente Consciente, más de Un Corazón Consciente, más de Un Espíritu Consciente, más de Un Alma Consciente, o más de Una Autoconsciencia Personal.

¿Cómo podría cada una de las supuestas personas divinas y distintas de una trinidad, ser una persona distinta sin tener su propio corazón, mente y alma? Porque las Escrituras declaran que Dios tiene un solo corazón, mente y alma, tal como un hombre tiene un solo corazón, una mente y un alma. Por lo tanto, Dios no puede ser tres distintas personas coiguales, como lo afirman los teólogos trinitarios.

La Biblia enseña claramente que hay un solo Dios individual que se llama a sí mismo Yo, Mí, Él, Uno. Ningún versículo de la Biblia dice que Dios es: “Yo tres personas”, “Él tres personas”, o “Mí tres personas”.

Éxodo 3:14. “Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros”.

Isaías 43:10. “para que me conozcáis y creáis, y entendáis que YO MISMO SOY”.

Puesto que la Biblia nunca dice: “Nosotros somos Él”, “Yo Mismo Soy Nosotros” o “Yo Soy Tres”, nuestro Padre Celestial debe ser el único Dios verdadero como un Ser o Persona Individual que creó todas las cosas “solo” y “por sí mismo” (Isaías 44:24; Isaías 64:8.; Malaquías 2:10). Esta es la razón por la cual Dios siempre habló de Sí mismo en la Escritura como un Individuo Divino, así como un hombre es un individuo humano, y en este orden las Escrituras hablan repetidamente de Dios como teniendo solamente Un Corazón Divino, Una Mente Divina, Un Alma Divina y Un Espíritu Divino; del mismo modo que un hombre tiene un corazón humano, una mente humana, un alma humana y un espíritu humano. Por lo tanto, Dios debe ser Una Persona Divina de una manera similar en la que cada individuo humano es una persona humana.

El Dios de la Biblia nunca dijo que Él sea más de Una Persona Divina. Sin embargo, los trinitarios insisten en especular que Dios es Un Ser en Tres Personas Divinas distintas. Los teólogos y apologistas trinitarios aman el tratar de hacer una distinción entre las palabras “ser” y “persona”, como si Dios siendo un sólo Ser existiera como tres supuestas “personas” divinas. Sin embargo, la palabra “ser” significa esencialmente lo mismo que una “persona” y la palabra “persona” significa esencialmente lo mismo que “ser”.

Merriam Webster define la palabra SER, como “un ser vivo; en especial: UNA PERSONA”. También define la palabra PERSONA, como “un SER humano: una persona”.

Una persona humana individual es un ser humano individual, y un ser humano individual es una persona humana individual. ¿Cómo Podría Dios ser Un Ser y tres Personas al mismo tiempo, cuando “Ser” significa “una Persona viva” y Persona significa “un ser humano”? Tal tontería no es solo un absurdo – sino que contradice el verdadero significado de “Ser” y “Persona” en todos los idiomas normativos de la tierra.


LA BIBLIA DICE QUE DIOS ES UNA PERSONA

Algunos eruditos en griego, están de acuerdo en que el texto griego original usado en Gálatas 3:20, prueba que Dios es Un Individuo como “Una Persona”.

R.G. Brachter, tradujo Gálatas 3:20 con Dios siendo “Una persona”. “Ahora, el mediador no es necesario con una persona, pero DIOS ES UNA PERSONA”.

Imágenes Verbales del Griego del Nuevo Testamento de West, traduce Gálatas 3:20 con Dios siendo “Un Individuo”.  “Ahora, un mediador no lo es entre lo que representa el interés de un individuo, pero DIOS ES UN INDIVIDUO”.

La Biblia Amplificada tradujo a Gálatas 3:20 con Dios siendo “Una Persona”. “Ahora, un mediador y un intermediario, tiene que ver con lo que implica a más de una parte. No puede haber ningún mediador con una sola persona. Sin embargo, DIOS ES UNA PERSONA”.

Puesto que los eruditos en griego han demostrado que el texto griego original en Gálatas 3:20 declara que Dios es sólo UNA PERSONA DIVINA INDIVIDUAL, debemos reconocer que el concepto trinitario de que Dios es una pluralidad de personas divinas, no puede ser correcto.


EL HOMBRE TIENE UN CORAZÓN, ASÍ COMO DIOS TIENE UN CORAZÓN  

Génesis 17:17. “Entonces Abraham se postró sobre su rostro, y se rió, y DIJO EN SU CORAZÓN (Heb. Leb = “corazón” o “persona interior”): ¿A hombre de cien años ha de nacer hijo?”

Génesis 27:41. “Esaú… DIJO EN SU CORAZÓN (Heb. Leb = “corazón” o “persona interior”)

Génesis 8:21. “Y percibió Yahvé olor grato; y dijo Yahvé en su corazón (Heb. Leb = “corazón” o “persona interior”): No volveré más a maldecir la tierra por causa del hombre; porque el intento del corazón (Heb. Leb = “corazón” o “persona interior”) del hombre es malo desde su juventud; ni volveré más a destruir todo ser viviente, como he hecho”.

La palabra hebrea traducida como “corazón” en las anteriores porciones de la Escritura es “leb”, que la Concordancia de Strong define como “corazón, por extensión, la persona interior”. Aquí Dios declara explícitamente que tiene un solo “corazón” como una sola “persona”, así como el hombre tiene un solo “corazón” y es una sola “persona”. Puesto que no hay una sola porción de la Escritura que hable alguna vez que Dios tiene más de un corazón o una “persona interior”, sabemos que Dios como nuestro Padre Celestial tiene que ser uno, como un solo individuo divino, como una sola persona divina.


EL HOMBRE TIENE UNA MENTE, ASÍ COMO DIOS TIENE UNA MENTE

Éxodo 32:14 (NASB). “Entonces el SEÑOR (Yahvé) cambió su mente, acerca del daño que Él había dicho que haría a su pueblo ...”

Jeremías 7:31 (NVI). “Además, construyeron el santuario pagano de Tofet, en el valle de Ben Hinón, para quemar a sus hijos y a sus hijas en el fuego, cosa que jamás ordené ni me pasó siquiera por la mente”.

Jeremías 19:5 (NVI). “Han construido santuarios paganos en honor de Baal, para quemar a sus hijos en el fuego como holocaustos a Baal, cosa que yo jamás les ordené ni mencioné, ni jamás me pasó por la mente”.

Jeremías 32:35 (LBLA). “Y edificaron los lugares altos de Baal que están en el valle de Ben-hinom, para hacer pasar por el fuego a sus hijos y a sus hijas en honor de Moloc, lo cual no les había mandado, ni me pasó por la mente que ellos cometieran esta abominación, para hacer que Judá pecara”.

Ningún texto de la Escritura inspirada dice: "Ni se me pasó por Mis Mentes", con el plural Mentes. Sin embargo, esto es precisamente lo que deberíamos encontrar en las Escrituras si es que debiéramos creer que Dios es tres Personas Divinas y distintas de Dios, o tres Personas Divinas. Porque es imposible que Dios sea tres Personas Divinas coiguales y distintas, sin que cada supuesta persona divina y distinta tenga su propia Mente distinta y su propio Centro Personal de Conciencia. Por lo tanto, preguntamos a nuestros amigos trinitarios ¿cómo puede ser posible que Dios sea tres Personas Divinas coiguales y distintas, dado que Dios nunca habló de sí mismo en ninguna parte de la Biblia, como teniendo tres Mentes distintas, o tres Centros de Conciencia Personal?


¿DIOS TIENE UNA MENTE O TRES MENTES?

Los teólogos y apologistas trinitarios a menudo se contradicen a sí mismos, cuando por un lado afirman que Dios sólo tiene una Mente y una Voluntad Divina, mientras que por el otro lado dicen que Dios tiene tres Mentes y tres Voluntades divinas coiguales y distintas. Por ejemplo, a los siete minutos y veinticinco segundos del video del apologista trinitario Ethan Smith, titulado “Más sobre la Unicidad de la Trinidad” (https://www.youtube.com/watch?v=dZero-Ek3vw), el Sr. Smith dijo que Dios tiene una mente, así como los cristianos son alegóricamente mencionados en las Escrituras como teniendo una mente en unidad. Sin embargo, esta respuesta lo que realmente afirma, es que Dios tiene más de una mente, en razón a que la multitud de cristianos posee múltiples mentes, pues una persona no puede ser una persona distinta, sin que cada persona tenga su propia mente distinta y su propia autoconciencia personal. Por lo tanto, si seguimos la lógica del Sr. Smith, las tres supuestas personas divinas tienen una mente de acuerdo, pero aun así cada una de las tres supuestas personas divinas y distintas conserva su propia mente distinta. Por lo tanto, no hay manera de que los trinitarios puedan escapar del razonamiento lógico deductivo, en el que cada supuesta persona divina tiene que tener su propia mente divina distinta y su propia conciencia divina (voluntad).

El hombre Cristo Jesús, exhibió claramente una voluntad y una conciencia humanas que siempre estuvieron sujetas a la voluntad divina de su Padre Celestial. Juan 6:38 demuestra que Cristo Jesús, el hombre que se dio como resultado de la encarnación, no vino para hacer su propia voluntad humana, sino solamente la voluntad de su Padre como “el único Dios verdadero” (Juan 17:3).  Si Jesús como una supuesta segunda Persona llamada 'Dios Hijo', tiene una segunda voluntad de Dios (una voluntad es lo mismo que una conciencia) distinta de Dios el Padre, entonces tendríamos dos mentes y dos voluntades en Dios. Puesto que ninguna porción de la Biblia apoya la idea de que Dios tenga dos o tres mentes y voluntades divinas, o un conjunto de autoconciencias personales, por lo tanto Jesús como un Hijo no puede ser otra Persona de Dios, con su propia voluntad y conciencia divina y distinta al lado del único Dios verdadero, el Padre.

Las Escrituras indican que el hombre Cristo Jesús estaba en la unión con la Mente divina y la Voluntad de Dios el Padre, al estar siempre en unión con la voluntad del Padre (Juan 10:38, “creed a las obras, para que conozcáis y creáis que el Padre está en mí, y yo en el Padre”). Por lo tanto, las Escrituras enseñan que nuestro Padre Celestial tiene una mente y una voluntad divinas, mientras que el hombre Cristo Jesús a quien le fue dado “tener vida en sí mismo” (Juan 5:26) tiene su propia mente y voluntad humanas. Dios ha continuado siendo inmutable (Malaquías 3:6) como el Padre omnipresente que llena los cielos y la tierra (Jeremías 23:24), pero al mismo tiempo ha llegado a ser “Dios con nosotros” (Mateo 1:23) como un hombre verdadero, porque en su encarnación Dios también asumió una mente y una voluntad humana que podía orar y ser tentada.

Los apologistas trinitarios no pueden escapar del hecho de que no hay ninguna explicación razonable para que los trinitarios piensen en el único Dios verdadero como una Trinidad de tres personas divinas coiguales, porque tres personas no pueden tener una sola mente divina y una sola conciencia divina, mientras son verdaderamente distintas como personas divinas. Los apologistas trinitarios a menudo entran en conflicto cuando se les pregunta si Dios tiene una mente divina, una voluntad divina, una conciencia divina, o tres. Cuando el apologista unicitario Roger Perkins cuestionó a James White sobre su creencia trinitaria, el Dr. White respondió afirmando que cada una de las tres supuestas personas divinas tiene su propia mente distinta (https://www.youtube.com/watch?v=U-KMGuXCs-c). En contraposición, el apologista trinitario Ethan Smith me respondió a mí personalmente diciendo: “En mis dos videos sobre la Unicidad de la Trinidad, yo afirmé UNA voluntad y conciencia esencial en el único Dios verdadero. Puesto que Yahvé es UN solo Ser, también debo asumir que sólo puede haber una mente y es imposible que haya tres mentes 'separadas'. Ciertamente yo no estoy afirmando dos o tres voluntades separadas en Dios. Hay distinción pero unidad estricta”.

Yo le respondí a él a partir de sus propios comentarios en su video titulado “Más sobre la Unicidad de la Trinidad”, diciéndole: “Tú has planteado la idea de que a partir de las Escrituras se puede decir que los cristianos son 'una mente', como un ejemplo para afirmar que los trinitarios pueden creer que Dios tiene una mente. Sin embargo, yo te señalé claramente que aunque un grupo de cristianos puede alegóricamente tener una mente al ponerse de acuerdo, cada persona cristiana distinta todavía tiene su propia mente y voluntad distintas. Mi punto es que tres personas distintas, tienen que tener tres mentes y voluntades distintas para cada supuesta persona divina, para que sean verdaderamente personas distintas. Pero Dios como Dios, no puede tener una sola conciencia mientras exista simultáneamente como tres Personas de Dios, ya que cada supuesta persona debe tener su propia conciencia distinta. Si usted está afirmando que Dios como Dios (no Dios como hombre en la encarnación) tiene sólo Una Mente y Una Conciencia, entonces toda su idea trinitaria de Tres Personas Divinas colapsa. Dado a que he oído que usted afirma que el Espíritu Santo como una persona coigual y distinta de Dios intercede ante el Padre (Romanos 8:26-27), ¿cómo puede una supuesta persona divina interceder ante el Padre sin tener una mente y una conciencia distintas?”

Yo continué: “La única explicación viable es la visión de la Unicidad que Robert Sabin y yo hemos señalado. El Espíritu Santo es el Espíritu del Padre en acción, Quién continuó llenando el cielo y la tierra como el Espíritu del Padre, mientras que la sustancia de su Ser fue estampada como una copia impresa de sí mismo (Hebreos 1:3 “karaktér” significa “copia impresa” e “hipóstasis” significa “Ser” o “Persona”) siendo simultáneamente un verdadero hombre dentro de la virgen (Mateo 1:20; Lucas 1:35). Por lo tanto, el Espíritu Santo es el Espíritu del Padre en acción, que se hizo un verdadero hombre en la encarnación, pero al mismo tiempo continuó siendo inmutable en los cielos como el Único Espíritu del Padre (Efesios 4:4-6; Juan 4:23-24; Jeremías 23:24). Esto explica cómo el Espíritu Santo (el Espíritu Santo es el paráclito en Juan 14:26) es el mismo Espíritu de Cristo (el Espíritu de “Jesucristo” es llamado el mismo paráclito en Juan 14:16 y 1. Juan 2:1) siendo el mismo individuo como el único paráclito (paráclito está en la forma singular para el Espíritu Santo en Juan 14:26 y para Jesús en Juan 14:16 y 1. Juan 2:1) que aboga por e intercede por nosotros (Romanos 8:9, 26, 27, 34; Hebreos 7:24-25)”.

Luego le pedí: “Por favor, denos a los creyentes de la Unicidad una respuesta viable para demostrar cómo su supuesto Dios no encarnado, el Espíritu Santo, puede ser nuestro "paráclito" que aboga e intercede por nosotros sin tener su propia mente, voluntad y conciencia”. (Smith no tuvo respuesta). “El hermano Sabin y yo, hemos entendido estos pasajes para demostrar que el Espíritu Santo del Padre también se hizo un hombre con una voluntad humana que ‘también subió por encima de todos los cielos PARA LLENARLO TODO’ (Efesios 4:10), como el segundo Adán que fue hecho ‘Espíritu vivificante’ (1. Corintios 15:45), cuando ascendió a lo alto para ‘llenar todas las cosas’ con el fin de convertirse en nuestro paráclito permanente (Gálatas 4:6; Colosenses 1:27)”.

Yo continué: “Ya he señalado en algunos de mis videos y artículos, que Robert Sabin también enseñó que el espíritu humano de Cristo es ahora omnipresente como el Espíritu Santo de Dios (Romanos 8:9). Su creencia [la de Smith] de que Dios tiene sólo una mente, una voluntad y una conciencia, contradice la enseñanza de James White y otros eruditos que son mucho más conocedores y experimentados que usted. ¿Por qué su teología difiere de la de James White? ¿Debo publicar un video titulado, ‘Ethan Smith contradice la teología trinitaria’ como tú lo hiciste contra mí? Tu estilo de apologética es el de atacar a tus oponentes personalmente, cuando no puedes ganar con los argumentos de la Escritura”. (Justo un mes después de nuestro debate, Ethan Smith había publicado un video en el cual alegaba falsamente que yo contradecía la Teología Unicitaria, acusándome falsamente de nestorianismo y socinianismo).


LA MISMA CREACIÓN TESTIFICA LA UNICIDAD DE LA PERSONA DE DIOS

Romanos 1:20 nos informa que la propia creación testifica acerca de la divinidad eterna de nuestro Padre Celestial. “Porque las cosas invisibles de él (no de ellos), SU ETERNO PODER Y DEIDAD, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas HECHAS (Creadas), de modo que no tienen excusa” (Romanos 1:20).

“Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó...” (Génesis 1:27).

El Todopoderoso creó a Adán a su propia imagen espiritual, como una persona individual con una sola mente, corazón y alma. Por lo tanto, así como Adán fue creado como una persona individual, así Dios es una Persona divina individual, porque Adán reflejó la imagen de su Hacedor. Ningún hombre o ángel creado, ha existido nunca como tres personas distintas. Si Dios fuera tres personas, ¿por qué no reflejamos nosotros esa imagen de tres personas? ¡Si Dios fuera una Trinidad de tres personas distintas, entonces nosotros también deberíamos serlo!

Incluso los animales con el “espíritu de vida” (Génesis 7:15) que está en ellos y que proviene de Dios, tienen todos una cabeza, una mente y un solo espíritu. Eclesiastés 3:21 dice claramente que cada animal tiene un solo espíritu: “el espíritu del animal”. A pesar de que Romanos 1:20 dice que el orden natural de las cosas creadas declaran “su eterno poder y deidad” (“las cosas invisibles de él... se hacen claramente visibles… siendo entendidas por medio de las cosas hechas”), los teólogos trinitarios desafían esta porción de la Escritura alegando que la verdad es que Dios es tres Personas distintas y que cada una de las tres personas distintas tiene su propia mente y voluntad divina. Sin embargo, nada en la creación muestra que “las cosas invisibles de Él (Dios), su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas que hechas”, como una trinidad de tres distintas mentes de Dios y tres voluntades de Dios, pues ¿qué tipo de creación de Dios, posee tres mentes y tres voluntades distintas?

Es difícil imaginar a un Dios Tripersonal con tres mentes y tres voluntades, porque si Dios realmente tuviera tres mentes y tres voluntades distintas, entonces cada Persona de Dios podría ser capaz de estar en desacuerdo con la voluntad de las otras dos. Entonces sería posible que Dios argumentara contra sí mismo. Dado que los teólogos trinitarios no pueden citar alguna porción de la Escritura donde Dios como Dios haya estado en desacuerdo o haya argumentado contra sí mismo, esto demuestra que Dios no puede ser una trinidad de tres personas de Dios, teniendo cada una su propia mente y voluntad distintas.

Génesis 1:26-27, demuestra que Adán y los ángeles fueron creados a imagen de Dios. Sin embargo, si Dios es tres supuestas Personas Espirituales de una deidad Tripersonal, ¿cómo es que la humanidad no refleja la imagen de su creador? ¡Si nosotros no reflejamos la imagen de nuestro creador como tres personas distintas, se sigue que toda la doctrina trinitaria se derrumba!

Los adherentes a la Unicidad, apelan a la naturaleza milagrosa de la encarnación, cuando Dios se hizo hombre, para explicar cómo el único Dios verdadero, el Padre, pudo encarnarse a sí mismo como un Hijo plenamente humano, como el propio brazo desnudado (o revelado) (Isaías 52:10) del Padre a nosotros como un hombre. Por lo tanto, la creación de Adán a la imagen espiritual de nuestro Padre Celestial, demuestra que la divinidad eterna de nuestro Padre Celestial se ve claramente, y debe ser claramente entendida por las cosas hechas, por lo que no tenemos excusa (Romanos 1:20). En contraposición, la teología trinitaria no puede decir que Adán fue creado a la imagen espiritual de una deidad de tres personas, porque el hombre es claramente una sola persona espiritual, no tres personas espirituales.

Para intentar explicar como Dios puede ser tres personas distintas sin dejar de ser un solo ser divino, los trinitarios apelan a la capacidad sobrenatural de Dios. Sin embargo, su punto de vista no puede explicar cómo en Génesis uno, Adán fue hecho a imagen de Dios como una persona individual, a la vez que ellos suponen que Dios es tres personas. El punto de vista trinitario tampoco puede expresarse de manera racional, porque tres personas distintas no pueden ser llamadas Un Ser, mientras que al mismo tiempo son tres personas distintas.

Nuestro Padre Celestial es el único y verdadero Dios, que es un Ser Individual o Persona que creó todas las cosas solo y por sí mismo (Isaías 44:24; Isaías 64:8; Malaquías 2:10). Es por esto que Dios siempre habló de sí mismo en las Escrituras como un individuo, así como un hombre es un individuo. Porque así como un hombre tiene un solo corazón, una sola alma y un solo espíritu, como una sola persona que es; así las Escrituras declaran que Dios tiene un solo Corazón, una sola Alma y un solo Espíritu, como la única Persona que es. Puesto que el hombre fue hecho a la “imagen de Dios” (Génesis 1:26), todos los seres humanos deben reflejar la imagen de su Hacedor en su propia Unicidad de Ser.


ANTOROPOMÓRIFCAMENTE HABLANDO, DIOS SIEMPRE SE DESCRIBIÓ A SÍ MISMO COMO UNA PERSONA

En la Escritura, vemos que cada vez que Dios habló de sí mismo antropomórficamente (es decir, atribuyéndose cualidades o rasgos humanos), Él siempre habló como teniendo una boca, un rostro, una nariz y una mano derecha. En la encarnación, Jesús mismo es mencionado como “el brazo de Yahvé” revelado (Isaías 53:1), que fue confirmado por el apóstol Juan en Juan 12:37-38 (“Pero a pesar de que había hecho tantas señales delante de ellos, no creían en Él; para que se cumpliese la palabra del profeta Isaías, que dijo: Señor, ¿quién ha creído a nuestro anuncio? ¿Y a quién se ha revelado el brazo del Señor?”). Los creyentes en la Unicidad, tienen fe en la capacidad de Dios para convertirse en un Hijo como un verdadero hombre, al tiempo que conservó todos sus atributos inmutables como el Dios omnipresente que nunca tuvo que dejar de ser omnipresente para salvarnos.

El Diccionario Evangélico de Teología Bíblica de Baker, define antropomorfismo en relación con Dios, así: “(Gr. Anthropos [humano] + morfé [forma]). Asignación de atributos humanos a Dios”. Este mismo Diccionario, afirma bajo “antropomorfismos”, que los antropomorfismos de la Biblia describen a Dios como teniendo características físicas humanas, al decir:

“Los antropomorfismos también atribuyen forma humana y apariencia a Dios. Dios redime a Israel de la esclavitud de Egipto con brazo extendido (Éxodo 6:6)... Otros textos se refieren a la espalda, el rostro, la boca, los labios, las orejas, los ojos, la mano y el dedo de Dios... La expresión, 'la ira de Yahvé se encendió' (Números 11:10) es interesante. Una traducción literal del hebreo es 'LA NARIZ DE YAHVÉ se encendió'”.

No hay ninguna porción de la Biblia que diga que Dios tiene más de un rostro, una nariz o una boca. Del mismo modo en que un solo ser humano tiene una nariz, una boca, una cara y una mano derecha; así Dios se describió a sí mismo en la Escritura, como teniendo una nariz, una boca, una cara y una mano derecha. A menudo, Dios utilizó un lenguaje antropomórfico en la Biblia, para que nosotros como seres finitos, podamos entender que su Unicidad de Ser es como nuestra unicidad de ser, con la excepción de que nuestro Infinito Padre Celestial Omnipresente, trasciende la unicidad de ser de un hombre finito.


EL ROSTRO DE DIOS

Números 6:25-26. “Yahvé haga resplandecer SU ROSTRO sobre ti, y tenga de ti misericordia; Yahvé alce sobre ti SU ROSTRO, y ponga en ti paz”.

1. Crónicas 16:11. “Buscad a Yahvé y su poder; buscad SU ROSTRO continuamente”.

Salmos 80:19. “¡Oh Yahvé, Dios de los ejércitos, restáuranos! Haz resplandecer TU ROSTRO, y seremos salvos”.

Ezequiel 38:18 (KJV). “Y acontecerá que al mismo tiempo, cuando venga Gog contra la tierra de Israel, dijo YAHVÉ DIOS, que MI FURIA SUBIRÁ EN MI ROSTRO”.

Ezequiel 39:29. “Ni esconderé más de ellos MI ROSTRO; porque habré derramado de MI ESPÍRITU sobre la casa de Israel, dice YAHVÉ el Señor”.

Ningún comentarista podría utilizar alguna vez cualquiera de los pasajes anteriores de la Escritura, para explicar a Dios que existe eternamente como más de una persona divina, porque el apoyo abrumador de la Escritura inspirada es evidente por sí mismo. Dios es una Persona, así como un solo hombre es una sola persona.


YAHVÉ DIOS CONOCIÓ A MOISÉS “CARA A CARA” Y HABLÓ CON ÉL “BOCA A BOCA”

Deuteronomio 34:10. “Y nunca más se levantó profeta en Israel como Moisés, a quien haya conocido YAHVÉ CARA A CARA”.

Números 12:6-8 (BTX). “Y Él les dijo: Oíd ahora mis palabras: Si hay entre vosotros un profeta, Yo, YHVH, en visión a él me revelo y en sueños le hablo. No ocurre así con mi siervo Moisés, que es fiel en toda mi casa. BOCA A BOCA HABLO CON ÉL…”

Nuestro Padre Celestial habló de manera explícita en la Torá (los cinco primeros libros de la Biblia) que la Unicidad de la Persona de Dios ni siquiera debería ser un tema debatible, pues ¿quién podría sostener que Dios tiene tres Caras Espirituales, o tres Bocas Espirituales, una para cada una de las supuestas personas divinas de una deidad de tres personas?


CADA VEZ QUE DIOS SE REVELÓ A SÍ MISMO, SIEMPRE HABLÓ ANTROPOMÓRFICAMENTE COMO UN INDIVIDUO, ASÍ COMO UN HOMBRE ES UN INDIVIDUO

“Leemos sobre el rostro de Dios (Éxodo 33:20; Números 6:24; Salmos 9:3; Isaías 59:1-2), la boca de Dios (Números 12:8), el aliento de Dios (Salmos 33:6), los ojos de Dios (Génesis 6:8; Proverbios 15:3), la nariz de Dios (Éxodo 15:8), el oído de Dios (Salmos 34:15; Isaías 59:1-2), el brazo de Dios (Éxodo 15:16, Salmos 89:10), la mano de Dios (Éxodo 7:5; Isaías 50:11 o 59:1-2; y Hechos 7:55), los pies de Dios (Éxodo 24:10) y el corazón de Dios (Oseas 11: 8)” (del Diccionario Evangélico de Teología bíblica de Baker, bajo Antropomorfismos).

La lectura natural de cualquiera de los textos anteriores de la Escritura inspirada, nunca nos llevarían a pensar que el Dios Altísimo es una pluralidad de tres Personas Divinas coiguales y coeternamente distintas, ya que ¿cómo puede una Persona Divina, ser una Persona Divina y distinta, sin poseer su propio Rostro, Boca, Ojos y Corazón Espiritual, y así sucesivamente? Por supuesto, el Dios invisible no tiene una boca, nariz o rostro físico que pueda verse con los ojos humanos. Estas cosas fueron escritas en la Palabra de Dios por el bien de la humanidad, para hacerse conocido por nosotros en un lenguaje conforme a la manera de los hombres.

Un teólogo anónimo de mediados del siglo XIX, conocido por el seudónimo de Teófilo, escribió: “Dios ... hace que Sí mismo y sus hechos sean conocidos por nosotros, en un lenguaje conformado a la manera de los hombres, dejando para el sentido común el decidir sobre el significado de lo que dice de Sí mismo, con el propósito expreso de ser entendido – no con el propósito de emitir una niebla ante nuestros ojos de manera que no podamos ver lo que nos quiere decir” (Citado por Robert Sabin en su “Hagamos al Hombre a Nuestra Imagen” en “Temas de doctrina Bíblica” en whoisjesus.com). Es desde esta perspectiva, que en toda la Biblia hemos de entender así el uso de antropomorfismos para Dios, como por ejemplo Dios caminando, estando de pie, respirando por su boca (Salmo 33:6 “por el aliento de su boca”), sus labios (Isaías 11:4 “y con el espíritu de sus labios matará al impío”), y su nariz (Salmo 18:15, “el soplo del aliento de tu nariz”).

Génesis 3:8 habla de Adán y Eva siendo visitados. (NVI) “…oyeron que DIOS EL SEÑOR ANDABA RECORRIENDO EL JARDÍN”. En ninguna parte de la Escritura, encontramos a más de una persona de Dios, antropomórficamente caminando o estando de pie. Dado que el nombre Yahvé significa literalmente “El Autoexistente”, es difícil imaginar que tres Autoexistentes Personas Divinas y Distintas, andaban por el jardín del Edén para visitar a Adán y Eva.

1 Samuel 3:10 dice que “vino Yahvé y se paró, y llamó como las otras veces: ¡Samuel, Samuel!”

Aquí podemos ver que Dios habló de sí mismo como una Individual Persona de Dios, quien vino y se paró delante de Samuel. No hemos de pensar que el Dios invisible entró en realidad en el Jardín del Edén, o que en realidad Él se paró delante de Samuel con un cuerpo físico, pues esto contradeciría la invisibilidad de Dios (Colosenses 1:15; Juan 1:18). Estas expresiones se usan en la Escritura inspirada, para ayudarnos a entender a los seres finitos, que la presencia invisible del Espíritu de Dios puede viajar, bajar, y permanecer en un solo lugar con mayor poder y gloria que en otros lugares.

1. Reyes 8:10-11. “Y cuando los sacerdotes salieron del santuario, la nube llenó la casa de Yahvé. Y los sacerdotes no pudieron permanecer para ministrar por causa de la nube; porque la gloria de Yahvé había llenado la casa de Yahvé”.

Hechos 2:4. “Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen”.

No puede haber ninguna duda de que el Espíritu Santo de Dios que llena los cielos y la tierra (Jeremías 23:24, “¿No lleno yo, dice Yahvé, el cielo y la tierra?”) puede llenar templos, edificios y personas específicas, sin detrimento de su capacidad de verlo todo, y de ser omnisapiente y omnipresente (Salmo 139:7-8, “¿A dónde me iré de tu Espíritu? ¿Y a dónde huiré de tu presencia? Si subiere a los cielos, allí estás tú; Y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tú estás”). Si el Dios invisible siempre hubiera tenido un cuerpo físico, entonces ese cuerpo no podría estar presente en todas partes. Jesús es la única imagen visible del Dios invisible que alguna veremos, cuando regrese sobre las nubes del cielo (Mateo 24:30, “y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria”) para sentarse en su trono de gloria  (Mateo 25:31, “Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria”) como “rey sobre toda la tierra” (Zacarías 14:9, “Y Yahvé será rey sobre toda la tierra. En aquel día Yahvé será uno, y uno su nombre”).


EL DIOS ALTÍSIMO NO TIENE UN CUERPO FÍSICO

Incluso, los eruditos trinitarios afirman que Dios no tiene un cuerpo físico que se pueda ver físicamente con los ojos humanos. Robert Deffinbaugh (graduado del Seminario Teológico de Dallas) afirmó que Dios es Espíritu y no tiene cara o cuerpo literal.

“Tanto el Antiguo Testamento como el Nuevo, nos indican que Dios no tiene forma, es decir, que Dios no tiene un cuerpo físico. La presencia de Dios entre los hombres es espiritual, no física. Dios es Espíritu, por lo que Él no está limitado a un solo lugar, ni su adoración está  restringida a un solo lugar. Dios es invisible porque Él es espíritu, no carne”.

El Sr. Deffinbaugh continuó diciendo. “Dios habló a Moisés 'cara a cara', pero Él no le permitió a Moisés 'ver su rostro'. Por lo tanto ver a Dios 'cara a cara', no es lo mismo que ver la cara de Dios. Hablar 'cara a cara', significa hablar con alguien sobre una base personal íntima, como un amigo habla a un amigo. Una expresión figurada similar, se encuentra en números 14:13-14”.

“Pero Moisés respondió a Yahvé: Lo oirán luego los egipcios, porque de en medio de ellos sacaste a este pueblo con tu poder; y lo dirán a los habitantes de esta tierra, los cuales han oído que tú, oh Yahvé, estabas en medio de este pueblo, que cara a cara aparecías tú, oh Yahvé, y que tu nube estaba sobre ellos, y que de día ibas delante de ellos en columna de nube, y de noche en columna de fuego” (Números 14:13-14).

El Sr. Deffinbaugh, concluye: “Dios estuvo 'cara a cara' con los israelitas. En el contexto, esto significa que Dios hizo su presencia ante los hijos de Israel por la nube que les guió y que en la noche se convertía en una columna de fuego. Esto no significa que Dios tiene un rostro físico y que los israelitas vieron ese rostro. La presencia de Dios estaba con su pueblo y Él hizo su presencia conocida. Pero en ninguna parte alguien pudo ver el rostro de Dios, porque Dios no tiene rostro. Dios es Espíritu y no está hecho de carne. Él es invisible a los hombres porque no tiene cuerpo...” (La invisibilidad de Dios, Bible.org, Robert Deffinbaugh - graduado del Seminario Teológico de Dallas).

No debemos pensar que el Dios invisible tiene literalmente una nariz gigante o una boca gigante en el cielo, porque su presencia invisible llena los cielos y la tierra. Aun los eruditos trinitarios han señalado, que nuestro Dios invisible utiliza regularmente el lenguaje antropomórfico, atribuyéndose cualidades humanas a sí mismo, para que nosotros los finitos, podamos entender la naturaleza de su Ser Infinito.

Éxodo 33:20-23. “Dijo más: No podrás ver mi rostro; porque no me verá hombre, y vivirá. Y dijo aún Yahvé: He aquí un lugar junto a mí, y tú estarás sobre la peña; y cuando pase mi gloria, yo te pondré en una hendidura de la peña, y te cubriré con mi mano hasta que haya pasado. Después apartaré mi mano, y verás mis espaldas; mas no se verá mi rostro”.

En Éxodo 33:23, Dios le concedió a Moisés una apertura especial de su visión espiritual para ver una parte de su gloria. (Mis espaldas, significa una porción de la gloriosa presencia de Dios). Si realmente Moisés hubiera estado ante la plenitud de la presencia de su gloria, habría muerto. Aquí vemos que las palabras "cara a cara", son un modismo hebreo de cercanía o proximidad ante la presencia divina, y no consisten en ver visualmente a Dios con un rostro o un cuerpo físico. Obviamente, Moisés estuvo mucho más cerca de la presencia divina que cualquiera otro de los hijos de Israel y de los profetas posteriores, debido a que Dios le habló de una forma más directa que a la mayoría de los profetas del Antiguo Testamento.

Isaías 66:1. “Yahvé dijo así: El cielo es mi trono, y la tierra estrado de mis pies; ¿dónde está la casa que me habréis de edificar, y dónde el lugar de mi reposo?”.

Aquí nos encontramos con que el trono de Dios es todo el cielo y no un lugar determinado. A nosotros los seres finitos, nos gusta pensar que Dios tiene un cuerpo físico y un trono físico, y que en una nave espacial la NASA podría encontrar al que se sienta sobre ese trono. Pero aunque Dios a menudo habló de sí mismo como poseyendo partes del cuerpo, estas descripciones de Dios sólo están hechas para describir la Unicidad de su Ser, para que nosotros los seres finitos, podamos entender mejor su Unicidad.

Colosenses 1:15. “El [Cristo] es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación”.

Hebreos 11:27. “Por la fe [Moisés] dejó a Egipto, no temiendo la ira del rey; porque se sostuvo como viendo al Invisible”.

1. Timoteo 1:17. “Por tanto, al Rey de los siglos, inmortal, invisible, al único y sabio Dios, sea honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén”.

Ni una sola porción de la Escritura desde el Génesis hasta el Apocalipsis, dice alguna vez que Dios es una pluralidad de Personas distintas y coiguales de Yahvé, en el que una de las presuntas Personas coiguales de Dios puede ser vista, mientras que las otros dos no pueden apreciarse. Si las tres presuntas Personas de Dios fueran verdaderamente coiguales, entonces las tres deberían ser igualmente invisibles. Las Escrituras nos informan que Jesús es la única imagen del Dios invisible (Colosenses 1:15; Hebreos 1: 3) porque Dios también se hizo un hombre a través de la virgen hebrea.


DIOS NO ES ONTOLÓGICAMENTE UN HOMBRE 

Números 23:19. “Dios no es hombre, para que mienta, ni hijo de hombre para que se arrepienta”.

1. Samuel 15:29. “Además, el que es la Gloria de Israel no mentirá, ni se arrepentirá, porque no es hombre para que se arrepienta”.

Puesto que Dios no es un hombre, Jesús como un niño humano nacido y el Hijo dado, no consiste en Dios con nosotros como Dios, sino más bien en Dios con nosotros como un verdadero hombre a través de la encarnación. Esto explica los sufrimientos, las tentaciones y las oraciones de Cristo como un verdadero hombre.

¿Entonces, por qué la Escritura inspirada llama a veces a Dios un hombre? Éxodo 15:3 dice: “Yahvé es varón de guerra; Yahvé es su nombre”. La palabra hebrea “ish”, significa literalmente “hombre”, tanto en la Concordancia de Strong, como en la Concordancia Exhaustiva NAS. La única explicación viable que trae armonía a todas las Escrituras, es que el Dios Altísimo usó los atributos de un solo hombre para describirse a sí mismo como un individuo, para que los israelitas no cayeran en la adoración de una pluralidad de personas de Dios. Aunque Dios no es ontológicamente un hombre, Él utilizó regularmente los atributos de un hombre para describirse a sí mismo como Un Dios, de modo que los seres finitos pudiéramos entender mejor la Unicidad de su Ser y Persona.


EJEMPLOS EN EL NUEVO TESTAMENTO DONDE DIOS SE DESCRIBIÓ A SÍ MISMO ANTROPOMÓRFICAMENTE

“Ejemplos del Nuevo Testamento incluyen la mano de Dios (Juan 10:28); y donde Esteban vio a Jesús de pie a “la diestra de Dios” (Hechos 7:56-56). En otra parte, vemos al dedo de Dios (Lucas 11:20); los ojos de Dios (Hebreos 4:13, 1. Pedro 3:12); el rostro de Dios (Mateo 18:10); y donde vemos a Dios “sujetando todas las cosas debajo de sus pies” (1. Corintios 15:27)”. (Del Diccionario Evangélico de Teología Bíblica de Baker, bajo Antropomorfismos).

En todos estos ejemplos, Dios parece poseer las características físicas de un hombre. Sin embargo, sabemos que Dios no es un hombre. Él es un Espíritu invisible.


EL LENGUAJE ANTROPOMÓRFICO QUE DESCRIBE AL MESÍAS COMO YAHVÉ

Así como en la Biblia hebrea Dios usó un lenguaje antropomórfico para describir La Unicidad de su Ser y Persona, así Dios usó un lenguaje antropomórfico para describir su futura encarnación como Jesucristo hombre.

Salmo 118:14. “Mi fortaleza y mi cántico es YAH, y Él me ha sido POR SALVACIÓN”.

Salmo 118:21-22. “Te alabaré porque me has oído, y ME FUISTE POR SALVACIÓN. La piedra que desecharon los edificadores ha venido a ser cabeza del ángulo. De parte de Yahvé es esto, y es cosa maravillosa a nuestros ojos”.

Jesús mismo citó este pasaje que lo identifica como Yahvé que se ha convertido en nuestra salvación, la cual desecharon los edificadores. En Mateo 21:42, “Jesús les dijo: ¿Nunca leísteis en las Escrituras: La piedra que desecharon los edificadores, ha venido a ser cabeza del ángulo. El Señor ha hecho esto, y es cosa maravillosa a nuestros ojos?” Al citar el Salmo 118, Jesús afirmó que Él es el Señor, quien se convirtió en nuestra salvación a través de la virgen hebrea.


YAHVÉ DIOS SE DESCRIBIÓ ANTROPOMÓRFICAMENTE A SÍ MISMO AL CONVERTIRSE EN NUESTRA SALVACIÓN COMO YAHSHUA (En hebreo, Jesús significa "Yahvé salva")

Isaías 53:1. “¿Quién ha creído a nuestro anuncio? ¿y sobre quién se ha manifestado EL BRAZO DE YAHVÉ?”

Jesús el Mesías es nuestro Yahvé, que ha venido para salvar a su pueblo de sus pecados (Mateo 1:18-23), porque el nombre del Mesías significa literalmente “Yahvé Salva” (“...protégelos con el poder de tu nombre, el nombre que me diste” – Juan 17:11 (NVI); “le dio un nombre que es sobre todo nombre” – Filipenses 2:9; Hebreos 1:4; Juan 5:40). El Nombre del Mesías es llamado “Emanuel”, que traducido significa: “Dios con nosotros” (Mateo 1:23). Así como el propio brazo de un hombre pertenece a ese hombre; así Jesús es el brazo del Padre Yahvé Dios, revelado como un verdadero hombre que vivió entre los hombres.

El contexto de Isaías 53, demuestra que Isaías 53:1 es una profecía mesiánica en la que Jesús sería el futuro brazo del mismo Yahvé  que sería revelado.

Isaías 53:2-5. “Subirá cual renuevo delante de él, y como raíz de tierra seca; no hay parecer en él, ni hermosura; le veremos, mas sin atractivo para que le deseemos. Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos. Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados”.

No puede haber ninguna duda de que el contexto de Isaías capítulo 53, se dirige a Jesús el Mesías como aquel que es el propio brazo de Yahvé revelado. El apóstol Juan corrobora en Juan capítulo doce, el hecho de que el profeta Isaías identificó al Mesías como el propio Yahvé que se reveló a sí mismo.

Juan 12:37-38. “Pero a pesar de que [JESÚS] había hecho tantas señales delante de ellos, no creían en él; para que se cumpliese la palabra del profeta Isaías, que dijo: Señor, ¿quién ha creído a nuestro anuncio? ¿y A QUIÉN SE HA REVELADO EL BRAZO DEL SEÑOR?”

Isaías 52:10. “Yahvé desnudó su santo brazo ante los ojos de todas las naciones, y todos los confines de la tierra verán la salvación del Dios nuestro”.

La salvación se ofrece ahora en todos los confines de la tierra, por medio de Jesucristo nuestro Mesías. Note que Isaías identifica al Mesías como su santo brazo. Puesto que el Padre Yahvé Dios ha puesto al descubierto su santo brazo ante los ojos de todas las naciones, sabemos que Jesús es propio brazo antropomórfico revelado del Padre.

Isaías 63:5 (NVI). “Miré, pero no hubo quien me ayudara, me asombró que nadie me diera apoyo. MI PROPIO BRAZO ME DIO LA VICTORIA; ¡mi propia ira me sostuvo!”.

Isaías 59:16. “Y vio que no había hombre, y se maravilló que no hubiera quien se interpusiese; y LO SALVÓ SU BRAZO, y le afirmó su misma justicia”.

Nuestro Padre Celestial dijo claramente: “Mi PROPIO BRAZO TRAJO LA SALVACIÓN”. Por lo tanto, Jesús es el propio brazo antropomórfico del Padre, o la extensión de la propia esencia de su ser como un humano total y completo que vino a salvar a su pueblo de sus pecados. Porque así como el propio brazo de un hombre es una extensión de sí mismo, así Jesús es el Padre que se extiende a Sí mismo en el mundo como Dios que “fue manifestado en carne, justificado en el Espíritu...” (1. Timoteo 3:16). Ya que “el Señor es el Espíritu” en 2 Corintios 3:17, y Jesucristo es el Señor en el contexto de 2. Corintios 4:5, sabemos que el Dios que “fue manifestado en carne, justificado en el Espíritu”, es el Espíritu Santo que es el Señor del cielo (1. Corintios 15:47; Lucas 1:35) que ha descendido (“he descendido del cielo” - Juan 6:38) para salvar a su pueblo de sus pecados (Mateo 1:18-23).

Isaías 40:10-11. “He aquí que Yahvé el Señor vendrá con poder, y su brazo señoreará; he aquí que su recompensa viene con él, y su paga delante de su rostro. Como pastor apacentará su rebaño; en su brazo llevará los corderos, y en su seno los llevará; pastoreará suavemente a las recién paridas”.

Apocalipsis 22:12-16. “He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra. Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último. Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad. Mas los perros estarán fuera, y los hechiceros, los fornicarios, los homicidas, los idólatras, y todo aquel que ama y hace mentira. Yo Jesús he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias”.

Jesús, nuestro Mesías es claramente “el Buen Pastor” (Juan 10:11), que dijo: “Yo vengo” y “mi galardón conmigo(Apocalipsis 22:12 citado anteriormente) en el contexto de Apocalipsis, capítulo veintidós. Pero Isaías 40:10-11 dice: “He aquí que Yahvé el Señor vendrá (Jesús dijo: “Yo vengo”) con poder, y su brazo señoreará; he aquí que su recompensa viene con él (Jesús dijo: “y mi galardón conmigo”), y su paga delante de su rostro. Como pastor apacentará su rebaño (Jesús dijo: “yo soy el buen pastor” – Juan 10:11). En Apocalipsis 22:12-16, encontramos que Jesús es el orador  que dijo: “Yo Jesús he enviado mi ángel”, en el mismo contexto donde dijo: “yo vengo pronto, y mi galardón conmigo”. Por lo tanto, la Escritura inspirada identifica a Jesús como el Señor Dios que vino como el propio brazo del Padre para dar su recompensa como “Dios con nosotros”, al ser hecho “totalmente humano en todos los sentidos” (Hebreos 2:17 NIV) con el fin de salvarnos.


LA AFIRMACIÓN TRINITARIA DE QUE DIOS ES MÁS DE UNA PERSONA, NO CUENTA CON ALGUNA PORCIÓN DE LA ESCRITURA PARA COMPROBAR SU GARANTÍA

Las Escrituras prueban que Satanás es “el dios de este siglo”, que ha enceguecido a la gente para que no vean a Cristo como la imagen de Dios, la imagen del Padre mismo.

2. Corintios 4:3-4. “Pero si nuestro evangelio está aún encubierto, entre los que se pierden está encubierto; en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios”.

2 Corintios 4:6, continúa diciendo: “Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo”.

La Escritura inspirada demuestra, que nuestro Padre Celestial invisible, tiene sólo una imagen visible de su persona invisible, que es “el resplandor de su gloria y la imagen misma de su sustancia” (Hebreos 1:3) con nosotros, como una persona humana totalmente completa. Por eso, nosotros sólo podemos ver “la gloria de Dios en la faz de Jesucristo”. Para cuando llegó la plenitud de los tiempos, la divina Persona del Espíritu llamada Dios Padre, participó de carne y sangre (Hebreos 2:14) como el Espíritu Santo de Dios que se manifestó a sí mismo en la carne (1. Timoteo 3:16), como una verdadera persona humana que es “Dios con nosotros” (Mateo 1:23), como la única imagen humana física de su invisible Persona del Espíritu. Por lo tanto, el Hijo de Dios es la única imagen tangible del Dios invisible, que nosotros, los seres finitos, alguna vez veremos (Juan 1:18; Juan 14:7-9).

Puesto que el hombre Cristo Jesús es la única persona en la antropomórfica “mano derecha” del Padre (Salmo 110:1 “siéntate a mi diestra”), Él es el Dios y Padre que se hizo un hombre para salvarnos, ya que no puede haber ninguna otra persona de Dios afuera de nuestro Padre Celestial (“Yo soy Yahvé, y ninguno más hay; no hay Dios fuera de mí” – Isaías 45:5), y no puede haber ningún otro Salvador verdadero de toda la humanidad, junto a nuestro Padre Celestial (“Yo, yo Yahvé, y fuera de mí no hay quien salve” – Isaías 43:11). Si Dios fuera realmente tres personas divinas y distintas, entonces deberíamos encontrar algunas porciones de la Escritura donde Dios haya hablado acerca de sí mismo como una pluralidad de personas cada una con su propio corazón, o cada una con su propia alma. Sin embargo, la evidencia bíblica demuestra que Dios siempre habló de sí mismo como teniendo un Corazón singular, un Alma singular, una Mente singular, y un Espíritu singular, como una sola Persona Individual. Lo mismo es cierto con las descripciones antropomórficas que Dios hizo de sí mismo, como teniendo una cara, una boca, una nariz y una mano derecha. Puesto que Dios nunca habló acerca de sí mismo como siendo una pluralidad de Almas o de Personas Espirituales que están sentadas en una pluralidad de Tronos, ya sea en el Antiguo o en el Nuevo Testamento, entonces todos los verdaderos adoradores del Padre, deben adorar a nuestro Padre Celestial únicamente en Espíritu y en verdad, a través de la única imagen de sí mismo que alguna vez veremos, a saber, Jesucristo.