jueves, 1 de mayo de 2008

Jesús, El Único Dios

Por Julio César Clavijo Sierra



"Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz" (Isaías 9:6)

La Biblia enseña que Dios es absolutamente uno, solo, único e indivisible. Indica que nadie es como Dios y que solo hay un Dios (Deuteronomio 6:4, Gálatas 3:20).

El único Dios es Espíritu, y es eterno, perfecto, infinito, omnisciente, omnipresente, omnipotente, inefable, incomprensible, sabio, santo, es el creador de todas las cosas, y es el único digno de ser adorado y de recibir culto por parte del hombre. Cualquier adoración que no sea dirigida a Dios es considerada idolatría.

El misterio de la piedad, nos enseña que Dios fue manifestado en carne (Isaías 9:6, Juan 1:14, 1. Timoteo 3:16, etc). La verdad sobre Jesús puede ser declarada en las afirmaciones de que Dios es absolutamente uno, sin distinción de personas (Deuteronomio 6:4; Gálatas 3:20) y Jesucristo es la encarnación de la Deidad (Juan 20:28; Colosenses 2:9).

La Escritura presenta a Jesús como el único Dios que fue manifestado en carne para darnos salvación, ya que en Él habita toda la plenitud de Dios de manera corporal (Colosenses 2:9). Así, presenta la completa Deidad y la Plena humanidad de Jesucristo.

En cuanto a su divinidad, Jesús es el único Dios y Padre eterno, pero en cuanto a su humanidad, Jesús es el Hijo de Dios o el ser humano que nació por la voluntad del Padre. El término Hijo de Dios siempre está relacionado con la manifestación de Dios en carne, que incluye la humanidad de Jesús. Jesús es a la vez el Padre y el Hijo.

Jesús es el Dios unico que al manifestarse en carne se presentó como uno de nosotros. Jesús nunca ha dejado de ser Dios, pero solo se manifesto en carne (como un Hijo) desde que Maria empezó a llevar al niño en su vientre (no antes). Jesús es Dios por narturaleza absoluta, pero solo llegó a ser hombre porque tomó un velo de carne, y su humanidad (como la de todos los hombres) nació de mujer (Gálatas 4:4). Jesús es Dios verdadero y hombre verdadero, porque Dios fue manifestado en carne.

Isaías 9:6 dice que Jesús es un niño que es nacido, pero que también es el Dios fuerte. Ese solo texto del profeta Isaías llama a Jesús: hijo; pero también Padre Eterno. Las expresiones "niño" e "hijo" hacen referencia a la humanidad de Jesús, mientras que las expresiones "Padre" y "Dios Fuerte" hacen referencia a la Deidad de Jesús. Ese solo texto reconoce que el Padre se habría de manifestar en carne, y que esa manifestacion en carne seria conocida como el Hijo.