viernes, 4 de julio de 2008

Juan 1: 1-2 y el Logos - El Verbo o la Palabra

Por Julio César Clavijo S.


JUAN 1:1-2
"En el principio ya era la Palabra, y la Palabra era acerca de Dios, y Dios era la Palabra. Efta era en el principio acerca de Dios.” (La biblia del Oso - Casiodoro de Reina 1569).

La explicación que le dan a estos pasajes bíblicos las tres corrientes más importantes de interpretación dentro de la cristiandad (los grupos denominados cristianos), a saber la Unicidad, el Trinitarismo y el Unitarismo, hace que centremos nuestra atención sobre esta porción bíblica y que nos esforcemos por encontrar su verdadero significado. Como las tres interpretaciones distan bastante la una de las otras, no podemos afirmar que las tres sean verdaderas, pues la una contradice a las otras dos de manera significativa y así sucesivamente. En este estudio me permitiré demostrar con pruebas convincentes por qué la doctrina de la Unicidad presenta de manera acorde el mensaje bíblico mientras que el Unitarismo y el Trinitarismo simplemente contradicen el mensaje evangélico.

Como lo he venido diciendo, dentro de los que se denominan cristianos existen varios puntos de vista que divergen en cuanto a lo referente a la naturaleza de Dios y la persona de Jesús. Para una mejor ilustración, daremos a continuación los significados de Unicidad, Trinitarismo y Unitarismo.


UNICIDAD

En referencia a Dios, la Unicidad significa el estado de ser absoluta e indivisiblemente uno, o uno de valor numérico. El término Unicidad se usa para significar la doctrina de que Dios es absolutamente uno en el valor numérico, que JESÚS ES EL DIOS ÚNICO, y que Dios no es una pluralidad de personas. La doctrina de la unicidad sostiene que hay un solo y único Dios quien es el Padre de gloria (1. Corintios 8:6). Que ese sólo y único Dios quien es el Padre Eterno, es Espíritu (Juan 4:24) y es Santo, razón por la cual el Padre es el mismo Espíritu Santo. Así Padre y Espíritu Santo son simplemente títulos usados para referirse al único Dios que existe. La doctrina de la Unicidad (1) cree en el Shema (Deuteronomio 6:4), pero también (2) afirma que ese sólo y único Dios fue manifestado en carne como una persona humana tal y como lo enseña el misterio de la Piedad (1. Timoteo 3:16). De esa manera Jesús es el verdadero Dios y la vida eterna, 100% Dios. Pero por causa de su manifestación en carne como un hombre, Jesús es un verdadero hombre, un hombre al 100%. Hijo es un título de Dios que hace referencia a la manifestación de Dios en carne. En breve, la doctrina de la Unicidad sostiene que en Jesús, la manifestación de Dios en carne, se encontraban perfectamente fundidas las dos naturalezas, la humana y la Divina, y así fue como Dios se manifestó en carne.

Los Historiadores de la iglesia han utilizado los términos modalismo y monarquianismo modalistico para describir este punto de vista que fue sostenido por líderes de la iglesia primitiva como Noeto, Práxeas, y Sabelio. Así, Unicidad es un término moderno básicamente equivalente al modalismo o al monarquianismo modalístico.

Un buen número de organizaciones Pentecostales que existen en el día de hoy sostienen la doctrina de la Unicidad de Dios. Algunos ejemplos son: La iglesia Pentecostal Unida de Colombia, La Iglesia Pentecostal Unida Latinoamericana, La Iglesia Pentecostal Unida Internacional, La Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús, El Movimiento Pentecostal de la Unicidad, La Iglesia Verdadera de Jesús, Las Asambleas Pentecostales del Mundo, Las Iglesias Mundiales del Camino Bíblico de Nuestro Señor Jesucristo, Las Asambleas del Señor Jesucristo, La Iglesia Nuestro Señor Jesucristo de la Fe Apostólica, La Iglesia Apostólica Vencedora Santa de Dios, etc.


TRINITARISMO

Es la creencia de que Dios existe en tres personas. Así la Trinidad es el término empleado para significar que EN DIOS HAY TRES PERSONAS, el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo. Para los trinitarios DIOS ES LA SANTISIMA TRINIDAD. La doctrina de la Trinidad asegura que estas Tres Personas son verdaderamente distintas la una de la otras. Así, el Padre no es ni el Hijo ni el Espíritu Santo; El Hijo no es ni el Padre ni el Espíritu Santo; y el Espíritu Santo no es ni el Padre ni el Hijo. Sin embargo, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son todos Dios. De este modo, en palabras del Credo Atanasio: "El Padre es Dios, el Hijo es Dios, y el Espíritu Santo es Dios, y, sin embargo, no hay tres Dioses sino uno solo".

Ninguna de las declaraciones oficiales de la trinidad se encuentra formalmente presentada en las Sagradas Escrituras, lo que nos lleva a concluir que no es una doctrina bíblica. La historia dice que Tertuliano (murió 225) es el padre del trinitarismo Cristiano, porque él fue la primera persona que usó la palabra Latina trinitas(trinidad) para Dios. El fue también la primera persona que usó la fórmula, “una substantia et tres personae” (“tres personas en una sustancia”). El Concilio de Nicea que marcó el nacimiento de la Iglesia Católica Romana en 325 D.C. marcó la primera aceptación oficial del trinitarismo por la llamada cristiandad. El Concilio de Constantinopla en el 381 reafirmó y aclaró aun más la doctrina. La declaración más completa del trinitarismo en la historia antigua de la iglesia es el Credo de Atanasio, el cual fue promulgado en el siglo quinto.

Para el trinitarismo Jesús es Dios. Sin embargo, esta doctrina le quita mérito a la plenitud de la Deidad de Cristo como está descrita en la Biblia. Como materia práctica, el trinitarismo niega que la totalidad o la plenitud de la Deidad está en Jesús, ya que esta niega que Jesús es el Padre y el Espíritu Santo. Así, esta no exalta suficientemente el nombre y la persona de Jesús ni le da el reconocimiento pleno que le da la Biblia.

Algunos grupos que creen en la Trinidad son la Iglesia Católica Romana, La Iglesia Ortodoxa Griega, La Iglesia Anglicana, y algunos movimientos denominados evangélicos como las Asambleas de Dios, La Iglesia Presbiteriana, La iglesia Metodista, La Iglesia Luterana, La Iglesia Menonita, La Iglesia Cuadrangular, etc.


UNITARISMO

En general es la creencia que asevera que HAY SOLAMENTE UN DIOS, PERO LO HACE POR NEGAR, DE UNA MANERA U OTRA, LA PLENA DEIDAD DE JESUCRISTO. Este punto de vista fue representado en la historia primitiva de la iglesia por los monarquianistas dinámicos, tal como Pablo de Samosata, y por los arrianos, guiados por Arrio. Estos grupos relegaban a Jesús a la posición de un dios creado, un dios subordinado, o un dios menor. En resumen, estos grupos sostienen que existe un solo Dios único e indivisible, pero niegan que Jesús sea Dios, por lo tanto niegan que Dios mismo sea el que se manifestó en carne.

Son numerosos los grupos que sostienen esta creencia y hay muchas divisiones internas en sus creencias pero coinciden en negar que Jesús sea Dios.

Dentro de los grupos más importantes se encuentran los Testigos de Jehová (para los cuales Jesús es el Arcángel Miguel), Los Cristadelfianos (para los cuales Jesús es simplemente un hombre), la Asociación Unitaria Universal, etc.


LO QUE DICE EL TEXTO BIBLICO

Algunas versiones de la Biblia han traducido el término griego LOGOS que aparece en Juan 1:1 como “EL VERBO”. Otras lo han traducido como “LA PALABRA”. Miremos algunos ejemplos:

La biblia del Oso - Casiodoro de Reina 1569
"En el principio ya era la Palabra, y la Palabra era acerca de Dios, y Dios era la Palabra. Efta era en el principio acerca de Dios.”

Reina-Valera 1602
"En el principio ya era la Palabra, y la Palabra era acerca de Dios, y Dios era la Palabra. Efta era en el principio acerca de Dios.”

Biblia de Jerusalén
"En el principio existía la Palabra, y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios"

Biblia Latinoamericana
"En el principio existía la Palabra, y la Palabra estaba ante Dios, y la Palabra era Dios"

La Biblia de las Américas
"En el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios"

Nueva Versión Internacional
"En el principio ya existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios"


Veamos una traducción literal desde el idioma griego

en arche en ho logos: "en el principio era la palabra..."

kai ho logos en pros ton theon: "y la palabra estaba con el Dios..."

kai theos en ho logos: "y Dios era la palabra" o "y la palabra era Dios"

"Note que la última de las tres frases en la tabla anterior dice literalmente, y en el mismo orden de palabras del Griego, "y Dios era la palabra". Sin embargo, la traducción proporcionada en todas las Biblias (más de 100), se proporciona un orden de palabras diferente: "y la palabra era Dios". ¿Por qué?

La razón es porque en Griego, si hay un solo artículo definido, ("ho" = "el o la") en una cláusula donde existan dos nombres en el denominativo ("sujeto"), forma ("theos" y "logos"), entonces el nombre con el artículo definido ("ho" = "el o la") es el sujeto. En este caso "ho logos" significa que "la Palabra" es el sujeto de la cláusula. Por tanto, la traducción más correcta debe ser "... la Palabra era Dios". Razón por la que TODOS los escolásticos, excepto, los traductores de la Iglesia de los Testigos de Jehová, han obedecido a las reglas gramaticales ESTRICTAMENTE establecidas en el idioma Griego. (Tomado del artículo, “Los Testigos de Jehová y Juan 1:1” escrito por Dawlin A. Ureña http://antesdelfin.com/juan11.html )


EL SIGNIFICADO DEL TERMINO LOGOS

LOGOS es una palabra griega que significa: palabra, relato, causa, comunicación, doctrina, intención, predicación, razón, dicho, nuevas, pensamiento, mente, plan, actividad, declaración, expresión, etc.

"En el uso griego, logos puede significar la expresión o el plan como existe en la mente del pregonero—como un drama en la mente de un dramaturgo—o puede significar el pensamiento como proferido o de otra manera físicamente expresado—como un papel que se juega sobre el escenario. Juan 1 dice que el Logos existía en la mente de Dios desde el principio del tiempo. Cuando llegó el cumplimiento del tiempo, Dios puso aquel plan en acción. El puso carne sobre aquel plan en forma del hombre Jesucristo. El Logos es Dios expresado. Como dice John Miller, el Logos es “Dios expresándose a Sí mismo.” (Tomado del libro la Unicidad de Dios, escrito por David K. Bernard).

Así, en el pasaje de Juan 1:1, el LOGOS significa el pensamiento, el plan, la actividad, la declaración, o la expresión de Dios.

Podemos afirmar que nuestros planes y pensamientos somos nosotros mismos.

PROVERBIOS 23:7
"Porque cual es su pensamiento [del hombre] en su corazón, tal es él"

Por esa razón el pensamiento de Dios es Dios mismo. Así la palabra o pensamiento de Dios es Dios: "el Verbo [la Palabra] era Dios"

‘Logos’ puede referirse estrictamente al pensamiento interior que se expresa exteriormente en palabras y otra forma de comunicación. En el principio Dios tenía este ‘logos’.
Debido a esto, hay una asociación muy íntima entre Dios y su palabra; paralelismos como Salmos 29:8 son comunes: "Voz de Jehová que hace temblar al desierto; hace temblar Jehová el desierto" (compárese Sal. 56:4; 130:5). Declaraciones como "pero no me habéis oído, dice Jehová " (Jer. 25:7) son comunes en los profetas. En verdad, Dios quiere decir: ‘Uds. no han escuchado mi palabra hablada por los profetas’. En realidad, algunas veces ‘Jehová’ ha de leerse como significando ‘la palabra de Jehova’ (ejemplo, 1 S. 3:8). Del mismo modo, "la Escritura" se ha de entender como significando ‘Dios’ (Ro. 9:17, compárese Ex. 9:16; Gá. 3:8). David tomó la palabra de Dios como su lámpara y luz (Sal. 119:105), no obstante también expresó: "Tú eres mi lámpara, oh Jehová; mi Dios alumbrará mis tinieblas" (2 S. 22:29), mostrando el paralelo entre Dios y su palabra. (Tomado del artículo: En el principio era el Verbo,
http://www.bbie.org/spanish_text/07/0704.html ).

Cuando Dios creó al hombre, él ya sabía que el hombre pecaría y se apartaría de Dios. Fue así que desde la misma eternidad, el Señor se trazó un plan eterno de manifestarse en carne con el propósito de redimir a la humanidad. Dios mismo y no otro se manifestaría en carne, y eso es lo que efectivamente vemos cumplido cuando Dios tomó un velo de carne, es decir un tabernáculo de carne para habitar entre nosotros y redimirnos de toda esclavitud del pecado y de la muerte.

HEBREOS 2:14-15
Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es al diablo, y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre.

Dios que es en gran manera misericordioso, no hubiera creado el universo ni tampoco hubiera creado al hombre, si Él mismo no se hubiera trazado un plan que pudiera redimir a la humanidad del pecado y de la muerte. ¡Antes de crear al hombre, ya Dios sabía que el hombre iba a pecar! Dios no hubiera creado al hombre si él no hubiera previsto un plan salvador. Ese plan maravilloso es conocido como el misterio de la piedad: DIOS FUE MANIFESTADO EN CARNE (1. Timoteo 3:16). Dios y no otro se manifestó en carne para salvar al hombre perdido.

ASÍ, JESUS ES EL VERDADERO DIOS Y LA VIDA ETERNA. 100% DIOS. Y TAMBIÉN A LA VEZ, JESUS ES UN VERDADERO HOMBRE HUMANO. 100% HOMBRE.La vida eterna para el hombre solo fue posible por medio de la obra de Jesucristo.

ROMANOS 16:25-26
"…la predicación de Jesucristo, según la revelación del misterio que se ha mantenido oculto desde tiempos eternos, pero que ha sido manifestado ahora, y que por las Escrituras de los profetas, según el mandamiento del Dios eterno, se ha dado a conocer a todas las gentes para que obedezcan a la fe, al único y sabio Dios, sea gloria mediante Jesucristo para siempre, amén"


LO QUE EL TEXTO NOS ENSEÑA

Existe un solo y único Dios, JESUCRISTO. Aunque la Biblia enseña que existe un solo, único e indivisible Dios, y que ese sólo único e indivisible Dios fue manifestado en carne como una persona humana, según el plan eterno que Dios se había previsto desde antes de todos los tiempos para darle salvación a todos los hombres, aún hoy en día persisten ideas completamente alejadas de esa gran verdad.

La enseñanza Escritural es que existe un solo, único e indivisible Dios Eterno. Un Sólo Dios sin divisiones internas, un Dios único e indivisible, un solo Dios y vida eterna. La Biblia abunda en la enseñanza de la UNICIDAD DE DIOS, es decir en su propiedad de ser único e indivisible. (UNICIDAD = Cualidad de único e indivisible)

Podríamos expresar así lo que Juan 1:1 nos enseña:

En el principio era el LOGOS [En la eternidad pasada había un Plan, un pensamiento, una intención], el LOGOS era con Dios [Ese Plan, ese pensamiento, esa intención pertenecía a Dios, estaba en la mente del Dios vivo. Ese plan sólo pertenecía a Dios, no pertenecía a nadie más] y el LOGOS era Dios [Tal como los pensamientos y las acciones de los hombres reflejan lo que el hombre es ("Porque cual es su pensamiento [del hombre] en su corazón, tal es él. Prov. 23:7) Así, los pensamientos y las acciones de Dios reflejan lo que Dios es. El pensamiento de Dios es Dios mismo. Así la palabra o pensamiento de Dios es Dios: "el Verbo [la palabra] era Dios"]

Este texto guarda completa armonía con los demás textos que nos hablan acerca del Misterio de la Piedad, o sea, el misterio que enseña que Dios fue manifestado en carne.

1. TIMOTEO 3:16
E indiscutiblemente grande es EL MISTERIO DE LA PIEDAD, DIOS FUE MANIFESTADO EN CARNE

TITO 1:1-3
Pablo, siervo de Dios y apóstol de Jesucristo, conforme a la fe de los escogidos de Dios Y EL CONOCIMIENTO DE LA VERDAD QUE ES SEGÚN LA PIEDAD, en la esperanza de la vida eterna, la cual Dios, que no miente, prometió desde antes del principio de los siglos, y a su debido tiempo manifestó su palabra por medio de la predicación que me fue encomendada por mandato de Dios nuestro salvador.


LA INTERPRETACION TRINITARIA HACE DEL TEXTO UN ABSURDO, UNA COSA SIN SENTIDO

Para los trinitarios, en Juan 1:1 el término LOGOS es equivalente al término HIJO DE DIOS quien es para ellos el supuesto “DIOS EL HIJO”

En su afán de darle peso a la teología de personas en la deidad, los trinitarios interpretan ese texto así:

En el principio era el LOGOS [Hijo de Dios, Dios el Hijo, la Segunda Persona de la Trinidad, una de las tres divinas personas, un integrante del consejo Divino], el LOGOS era con Dios [En este caso se considera al Logos como una persona eterna, que estaba desde la eternidad con otra persona eterna llamada el Padre. En este caso específico ellos intercambian o igualan la palabra DIOS con la palabra PADRE, para darle énfasis a su teología de personas] y el LOGOS era Dios [Los trinitarios concluyen que esa persona llamada DIOS EL HIJO, era Dios y estaba al mismo nivel que la otra persona eterna llamada el Padre]

La interpretación trinitaria posee varias debilidades:

1. Ignora de manera indocta el significado de la Palabra LOGOS para igualarla con los conceptos HIJO DE DIOS, “DIOS EL HIJO” o JESUS.

2. Parte de ideas preconcebidas. Solo ve lo que el dogma le permite ver. (Por ejemplo, sin ninguna razón válida o de peso, asumen que la primera vez que se usa el término Dios, el verso se está refiriendo a la supuesta primera persona, es decir: Dios el Padre; pero en la segunda oportunidad se está refiriendo a la supuesta segunda persona, es decir: Dios el Hijo. Así podemos ver que sin ninguna razón valida o de peso, los trinitarios en el texto de Juan 1:1 dan a un solo concepto dos significados completamente diferentes).

3. Presenta un gravísimo error de coherencia en las ideas y en los conceptos. (Algo que no es raro en el ilógico e incoherente dogma de la trinidad).

En resumidas cuentas si dijéramos como dice la trinidad que LOGOS = “DIOS EL HIJO” y DIOS = PADRE, el texto de Juan 1:1 quedaría así:

En el principio era “DIOS EL HIJO”, “DIOS EL HIJO” era con el PADRE…

Y estaríamos obligados a concluir

… y ¡“DIOS EL HIJO” era el PADRE!

Decir que Dios el Hijo es o era el Padre es algo que ni siquiera creen los trinitarios. En definitiva la enseñanza trinitaria en su gran imaginación no cree que una de las supuestas personas divinas sea a la vez otra de las supuestas personas divinas. DECIR QUE DIOS EL HIJO ERA EL PADRE, ES ALGO QUE ROMPE CON LAS IDEAS Y CON LOS CONCEPTOS TRINITARIOS. Es algo que hace del texto un absurdo, algo sin sentido o coherencia como todo lo relacionado con el falso dogma de la trinidad.

La interpretación trinitaria ha caído en la desgracia de la tergiversación de las Sagradas Escrituras, por no haber querido aceptar la preciosa verdad enseñada por la iglesia apostólica de que existe un solo, único e indivisible Dios, que se trazó y cumplió el plan eterno de manifestarse en carne para salvar a la humanidad. Dios vistió ese LOGOS, ese plan maravilloso, lo vistió de carne cuando él mismo y no otro se manifestó en carne.

JUAN 1:14
Y aquel LOGOS fue hecho carne…

Así el pensamiento, el plan eterno se hizo carne. Dios no se hizo carne, Dios se manifestó (se mostró, se dio a conocer) en carne.

LA INTERPRETACION UNITARIA

La interpretación unitaria será estudiada en dos secciones. En primera instancia analizaremos el pensamiento transmitido por la organización denominada “los Testigos de Jehová” tal y como es presentada en la traducción de la Biblia que ellos han elaborado y que se denomina “LA VERSION DEL NUEVO MUNDO DE LAS SAGRADAS ESCRITURAS” y en segundo lugar refutaremos la enseñanza de otras denominaciones unitarias que no comparten el pensamiento de los "Testigos de Jehová".

a) LOS "TESTIGOS DE JEHOVA" Y JUAN 1:1

Para los Testigos de Jehová, en Juan 1:1 el término LOGOS es equivalente al término HIJO DE DIOS quien es para ellos “EL ARCANGEL MIGUEL”

En el principio era el LOGOS [Hijo de Dios, arcángel Miguel, un semidios, un dios de menor], el LOGOS era con Dios [En este caso se considera al Logos un ser diferente al único Dios Verdadero] y el LOGOS era un dios [Los llamados testigos de Jehová interpretan que Jesús no es la manifestación de Dios en carne, sino que fue el arcángel Miguel que se convirtió en un hombre]


Aunque todas, absolutamente todas las versiones bíblicas que existen en el día de hoy aseveran que el LOGOS era Dios, Los Testigos de Jehová para sustentar su creencia referente a la negación de la Divinidad de Jesús, elaboraron su propia versión de las “Sagradas Escrituras” que difiere de manera muy conveniente de las demás con el propósito de sustentar los puntos doctrinales de ese grupo religioso. Esa versión se denomina “LA VERSION DEL NUEVO MUNDO”. La Versión del Nuevo Mundo de los Testigos de Jehová dice en Juan 1:1-2 lo siguiente:

"En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era un dios"

La falta de conocimiento de los idiomas originales de las Sagradas Escrituras por parte de los que hicieron esa traducción es lo que los ha hecho errar.

Recordemos que el Texto Sagrado dice:
en arche en ho logos: "en el principio era la palabra..."
kai ho logos en pros ton theon: "y la palabra estaba con el Dios..."
kai theos en ho logos: "y Dios era la palabra" o "y la palabra era Dios"
Entonces, por más que quieran, los Testigos de Jehová jamás podrán demostrar de dónde sacaron el artículo indefinido “un” que los lleva a concluir que el verbo en lugar de ser el mismo Dios era mas bien un dios con “d” minúscula, pues el artículo indefinido “un” no existe en el texto bíblico original.

b) OTROS MOVIMIENTOS UNITARIOS

Es muy difícil estudiar en detalle a todos los movimientos unitarios y su pensamiento sobre Juan 1:1, sin embargo si quiero concentrarme por un momento en el movimiento cristadelfiano que aunque reconoce que la interpretación de Juan 1:1 sobre el Logos se refiere al pensamiento, a la intención o a un plan eterno de Dios, ellos aseguran que ese Plan no consistía en que Dios mismo se habría de manifestar en carne, sino que él a su debido tiempo traería a la existencia a su Hijo, que no sería más que un ser humano. De esa manera niegan la Deidad plena de Jesús y niegan que Jesús es la manifestación de Dios en carne.

Para refutar esa enseñanza se debe recurrir a otros versículos de la Escritura que muestran que el que se manifestó en carne como una persona humana fue Dios mismo y no otro. Quizá el texto más concluyente sea:

1. TIMOTEO 3:16
E indiscutiblemente grande es EL MISTERIO DE LA PIEDAD, DIOS FUE MANIFESTADO EN CARNE

Pero hay otras muchísimas porciones que enseñan que fue Dios mismo el que se hizo semejante a los hombres y que el Hijo es la manifestación de Dios en carne. Hay suficientes citas proféticas que enseñan que esto sería algún día algo cierto.

ISAIAS 52:6
Por tanto mi pueblo sabrá mi nombre por esta causa en aquel día; porque yo mismo que hablo, he aquí estaré presente.

ISAIAS 33:22
Porque Jehová es nuestro Juez, Jehová es nuestro legislador, Jehová es nuestro Rey; él mismo nos salvará.

ISAIAS 35:4
Decid a los de corazón apocado: esforzaos, no temáis; he aquí que vuestro Dios viene con retribución, con pago; Dios mismo vendrá, y os salvará.

Todos estos textos demuestran que Jesús es el gran Dios y Salvador y que Dios se manifestó en carne como una persona humana, pero hay algo más. Si se sigue leyendo el primer capítulo del Santo Evangelio según Juan no se puede más que afirmar que Jesús es Dios manifestado en carne. Por ejemplo Juan 1:3 dice que todas las cosas por él fueron hechas. ¿Por quien fueron hechas todas las cosas? Todas las cosas fueron hechas por Dios. Podríamos decir también que todas las cosas fueron hechas por la Palabra de Dios, pues la Palabra de Dios es el pensamiento, la intención, el deseo de Dios, que no es otra cosa que Dios mismo. Entonces el LOGOS era Dios, no un ser humano. El LOGOS era Dios mismo. Jesús es Dios manifestado en carne y no un simple humano. De otra manera los otros textos que se encuentran dentro del mismo capítulo 1 de San Juan y que enseñan que el LOGOS era Dios mismo pierden sentido. Veamos otros textos que enseñan de manera contundente que Jesús es Dios manifestado en carne.

JUAN 1:9-10
Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo. En el mundo estaba y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció.

JUAN 1:15-16
Juan dio testimonio de él, y clamó diciendo: Este es de quien yo os decía: El que viene después de mí, es antes de mí; porque era primero que yo. Porque de su plenitud tomamos todos y gracia sobre gracia.

LA IDEA DE QUE PROCLAMO QUE "HIJO DE DIOS = LOGOS" NO PROVINO DE LA BIBLIA SINO DE LA FILOSOFIA PAGANA

Desde el mismo momento en que la Biblia era escrita, los santos hombres de Dios nos alertaron sobre los peligros que se venían. Llegarían a existir doctrinas que negarían la plena deidad de Jesucristo. De esa manera es que hoy en día vemos como la doctrina la doctrina Trinitaria rebaja la absoluta deidad de Jesucristo, y como la doctrina Unitaria niega la Deidad de Jesucristo

La doctrina trinitaria asume que Jesús es divino, pero no es el único que tiene esta atribución, pues existen otras dos personas que comparten la misma gloria divina. Aunque el trinitarismo afirma la deidad de Cristo, no obstante, este le quita mérito a la plenitud de la deidad de Cristo como está descrito en la Biblia. Como materia práctica, el trinitarismo niega que la plenitud de la Deidad está en Jesús, ya que esta niega que Jesús es el Padre y el Espíritu Santo. Así, esta no exalta suficientemente el nombre y la persona de Jesús ni le da el reconocimiento pleno que le da la Biblia.

Los problemas de la doctrina trinitaria y de la mayoría de unitarios parten del error de igualar “HIJO DE DIOS” con LOGOS. El LOGOS de Juan 1 no es más que una referencia al pensamiento, a la intención, a la mente y al carácter de Dios. El LOGOS de Juan 1 no es ninguna referencia a otro supuesto ser o a otra supuesta persona que habitó con Dios desde antes de los tiempos.

La iglesia apostólica primitiva confesó y no negó la absoluta, la completa, la total Deidad de Jesús. Ellos aseguraron que Existe un solo y único Dios sin divisiones internas, y que ese sólo y único Dios se manifestó en carne como una persona humana para darnos salvación. Ellos reconocieron que el término LOGOS de Juan 1, hace referencia al Plan Eterno que Dios tenía de manifestarse en carne. LA IGLESIA APOSTÓLICA CONFESÓ LA UNICIDAD DE DIOS.

Sin embargo, hombres inescrupulosos y faltos del conocimiento bíblico, enseñaron que el LOGOS era igual que HIJO DE DIOS. En la antigua filosofía griega LOGOS significaba la razón como el principio controlador del universo. La filosofía neoplatónica, particularmente la del filósofo greco-judío Filo de Alejandría, personificaba el LOGOS y lo describía como una deidad secundaria creada por Dios o emanando desde Dios en el tiempo.

EL ERROR TRINITARIO

Basado en estas ideas filosóficas, Tertuliano (murió en el 254) el padre del trinitarismo, de manera indocta y torciendo las Escrituras, igualó al Logos con el Hijo. El creía que el Padre creó al Logos para la creación del mundo y que el Logos estaba subordinado al Padre. Otro hombre llamado Orígenes, que se puede considerar como uno de los creadores del trinitarismo procuró fundir la filosofía griega y el cristianismo en un sistema de conocimiento supuestamente más alto y que los historiadores describen a menudo como el gnosticismo cristiano. El aceptaba la doctrina griega del Logos (es decir que el Logos era una persona distinta al Padre), pero le agregó una característica única no propuesta hasta su tiempo. Esta era la doctrina del Hijo eterno. El enseñaba que el Hijo o el Logos era una persona distinta al Padre desde toda la eternidad. Además, él dijo que el Hijo fue engendrado desde toda la eternidad y está siendo engendrado eternamente. El conservaba una subordinación del Hijo al Padre en existencia u origen, pero se acercaba más a la doctrina posterior de su igualdad con el Padre.

EL ERROR UNITARIO

De otro lado el padre del unitarismo, conocido como Arrio (280—336), (también apoyado en las bases de la filosofía pagana) mantuvo que había un solo Dios, y que el Hijo o el Logos era un ser divino como Dios pero creado por Dios. Así entonces, Jesús era un semidiós.

CONCLUSION: Los conceptos trinitarios y de la mayoría de los unitarios igualan de manera indocta “DIOS EL HIJO” con LOGOS. Esa adulteración del concepto LOGOS como es presentado por la doctrina trinitaria y arriana fue extraído de la filosofía pagana y no de la Biblia, la cual enseña que el LOGOS es el plan eterno que el único, sólo, único e indivisible Dios tuvo de manifestarse en carne desde antes de todos los tiempos. JESUS ES EL VERDADERO DIOS Y LA VIDA ETERNA, 100% DIOS Y 100% HOMBRE. La Biblia abunda en la enseñanza de la Unicidad de Dios.

Hay un hermoso texto de advertencia para todos los que aman la verdad contenida en las Sagradas Escrituras.

COLOSENSES 2:9
"Tened cuidado, no sea que cualquier hombre os haga perder A TRAVES DE LA FILOSOFIA Y DEL ENGAÑO VANO basado en las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo y no según Cristo. PORQUE EN ÉL HABITA FÍSICAMENTE TODA LA PLENITUD DE LA DEIDAD y vosotros estáis completos en él, que es la cabeza de todo principado y potestad". ¡Amén!