jueves, 24 de febrero de 2011

¡Vamos Adelante! ¡A la Perfección!


Por Aksel Verner Larsen, a finales de 1.964.
© Todos los derechos reservados.
(Aksel Verner Larsen, fue el misionero fundador de la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia)


“Harto habéis estado en este monte; Volveos, partíos e id al monte del Amorreo…Mirad yo he dado la tierra en vuestra presencia; Entrad y poseed...” (Deut 1:6, 7,8).

Hay una funesta tendencia humana para quedarse satisfecho con menos que una completa victoria. Sentarse en el camino, descansar sobre experiencias pasadas. El Pueblo de Israel según la carne, perdió casi cuarenta años rondando en  el desierto. Treinta y ocho años en Cades Barnea  hasta que por fin pasaron el arroyo de Zered. La palabra Cades significa consagrado. La palabra Zered significa: crecimiento exuberante. Treinta y ocho años pasaron entre el tiempo de consagración hasta llegar al crecimiento exuberante. Deut. 2:13 dice así: ¨Levantaos ahora, y pasad el arroyo de Zered¨. Se necesitaban treinta y ocho años para acabar con una generación inservible.

Después de pasar el arroyo Zered, había otro arroyo para pasar, el arroyo de Arnón. La palabra Arnón significa literalmente movimiento rápido. Ambas márgenes del arroyo de Arnón tenían una vegetación exuberante, y el arroyo mismo estaba lleno de pescados. Arnón era perenne, formado por la unión de tres tributarios. Al pasar por Arnón comenzaron a tomar posesión y a empeñarse en guerra con los enemigos. El Señor Jehová comenzó a poner miedo y espanto sobre los pueblos debajo de todo el cielo (Deut. 2:25). Esos pueblos oyendo la fama de Israel, temblaban y se angustiaban delante de Israel. El Rey Sehón con todo su pueblo, su tierra y sus ciudades fue entregado a Israel por Jehová.  También el Rey Og de Basán con todo lo de él, sesenta ciudades fortalecidas con otras muchas ciudades sin muro, todo fue entregado por Jehová a Israel. Israel tomó además toda la tierra de dos reyes Amorreos. En solamente dos años los hijos de Israel tomaron posesión de todo este terreno tan grande. Por treinta y ocho años habían estado rodeando en el desierto, dando vueltas sin llegar a ninguna parte, y esto para acabar con una generación inservible. ¡Qué lección para nosotros!

Por delante de nosotros esta un año nuevo, completamente desconocido para nosotros. Como nunca antes en la historia del mundo hay oportunidades delante del pueblo de Dios. Hay tierra esperando ser poseída por el Pueblo de Dios. ¨El pueblo que conoce a su Dios, se esforzará y harᨠDan. 12:3. Sí, para los que conocen, para los que entienden. El futuro es para ellos. Por eso, Dios ofrece clases en ciencia y doctrina, Isaías 28:9. Hay vianda firme. Manjar sólido en la provisión de Dios. El necesita hombres enseñados en ciencia, entendidos en doctrina. Hombres que saben usar y manejar la palabra de Dios. ¨En el principio era EL VERBO (La Palabra)…Todas las cosas por él fueron hechas¨  Juan 1:1,3.

Hay una demanda grande y permanente en el mundo material por hombres técnicos, hombres científicos. Los países más importantes  del mundo material gastan sumas astronómicas en proyectos científicos. Necesitan explotar el suelo para sacar riquezas que Dios ha puesto profundamente en la tierra para beneficio de la humanidad. Para poder explotar esas riquezas hay que saber. ¨El saber es poder¨. Los que no saben no pueden, ellos quedan atrás, reducidos a servidumbre a favor de los que saben. Ahora las riquezas del suelo terreno tendrán su fin, son limitadas. Los hombres sabios de este mundo lo saben muy bien, por eso, no solamente hay que explorar el suelo, también hay que explorar el espacio. Hay que llegar a la luna, hay que llegar más allá. Los dos países más grandes del mundo gastan billones anualmente en sus proyectos de espacio inter astral.   ¨Los hijos de este siglo son en su generación más sagaces que los hijos de la Luz¨ Lucas 16:8. Los hijos de este siglo entienden que el espacio exterior no tiene límites. Que importa invertir billones si pueden descubrir algo que vale más que los billones que invierten.

Dios también necesita  hombres sabios, hombres entendidos, hombres científicos en la ciencia Divina. Pablo ora para que el amor de los Filipenses ¨Abunde más y más en ciencia y en todo conocimiento¨ Filipenses  1:9. El mismo Pablo tiene gran solicitud por los Colosenses para que sean unidos en amor ¨Y en toda riqueza de cumplido entendimiento para conocer el misterio de Dios, y del Padre, y de Cristo¨ Colos. 2:2. San Pablo tenía ¨inteligencia en el misterio de Cristo¨ Efes. 3:4. Dios con determinación eterna hecha en Cristo Jesús, quiere que su multiforme sabiduría sea ahora notificada por la Iglesia a los principados y potestades en los cielos, Efes. 3:10,11.  El pueblo de Israel según la carne, tenía celo pero sin ciencia. Ese pueblo fue talado porque le faltó sabiduría. Fue echado del sacerdocio porque desechó la sabiduría, Oseas 4:6.  La salud de Dios fue enviada a los gentiles (Hechos 28:28). Israel según la carne, fue quebrada por su incredulidad, (Rom. 11:19). Nosotros por la fe estamos en pie, los que servimos a Dios en Espíritu, y nos gloriamos en Cristo Jesús, no teniendo confianza en la carne, Filip. 3:3. Temamos pues, porque sin fe es imposible agradar a Dios. Por algo hemos tenido el privilegio de ser bautizados en el Nombre de Jesucristo y ser sellados con el Espíritu Santo. Si mucho hemos recibido, mucho será demandado de nosotros.  ¨El continuo anhelar de las criaturas espera la manifestación de los Hijos de Dios¨  Rom. 8:19. Hay muchos niñitos de Dios, hijitos en todas partes. Son nacidos para crecer y ser manifestados, varones perfectos a la medida de la edad de la plenitud de Cristo (Efes. 4:13). No niños fluctuantes, sino hombres maduros de Dios, hombres que conocen la voz de Dios, y que anuncian a Cristo Jesús en verdad, no solamente en palabras, más también en potencia, y en Espíritu Santo, y en gran plenitud, 1 Tesal. 1:5. Lo que hace falta al mundo es Cristo Jesús. ¨Ay de nosotros si no anunciaremos el Evangelio¨ 1 Cor.  9:16.

Actualmente hay un mundo compuesto de más de tres mil millones de almas. Nunca en la historia  larga de este mundo había tantas almas como hay hoy en día. El Dios de Ezequiel, el Dios nuestro, Jesucristo, es dueño absoluto de todas esas almas. Dos veces pertenecen a EL, por creación y por redención. A la Iglesia de su Nombre le corresponde llevar a las almas el mensaje de reconciliación. ¨Id por todo el mundo; Predicad el evangelio a toda criatura, Marcos 16:15. Esa es una tarea inmensa, pero hay que hacerla. ¨Será predicado este evangelio a todo el mundo, por testimonio a los gentiles, y entonces vendrá el fin¨ Mateo 24:14. Se necesita toda la Iglesia para predicar todo el evangelio a todo el mundo. Cada miembro tiene parte, tiene responsabilidad. Necesitamos  proyectos de evangelización, proyectos misioneros, y para que tengamos éxito necesitamos sabios con ciencia e inteligencia Divina.  En la prensa de este mundo se escriba que cierto pueblo, cierta nación tiene un alto nivel de vida por su ¨laboriosidad y su técnica¨. Así también el pueblo de Dios necesita técnica espiritual y labor. ¨Luego Sión estuvo de parto, dio a luz a sus hijos ¨Isaías 66:8 (Vers. Moderna). Necesitamos, o Dios necesita una Iglesia que no sea solamente esposa sino que es también madre. Una Iglesia cuyos distintos departamentos, o sea, conquistadores, hermanas dorcas, o lo que sea, tenga una sola visión, una sola ambición, la salvación de muchas almas. Necesitamos entrar en la escuela de ciencia Divina para aprender qué cosa es oración intercesora, interceder en el mismo Espíritu con gemidos indecibles.  Orar para que, y hasta que la Palabra del Señor corra y sea glorificada 2 Tes. 3:1. Orar hasta que los pastores y obreros puedan manifestar el misterio de Cristo como conviene hablarlo. Rogad al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies. Pedir con confianza como hijos de Dios, herederos de Dios, y coherederos de Cristo Jesús. Dice Salmos 2:8: ¨Pídeme y te daré por heredad las gentes¨. Nuestra oración de fe recibe su contestación afirmativa, ¡Gloria a Dios! El no quiere que nadie se pierda, sino que todos lleguen al conocimiento de la verdad para ser salvos, y que todos  procedan al arrepentimiento.

Por tanto, dejando la Palabra del comienzo, vamos adelante a la perfección. No seamos rebeldes a la visión celestial, la visión de las almas a los pies de Cristo Jesús. Ya han sido redimidos por la sangre preciosa de El. Falta anunciarles el mensaje de la emancipación, la reconciliación ya hecha por Dios en Cristo. Intensifiquemos nuestras oraciones intercesoras, aumentemos nuestras ofrendas misioneras. Pues nuestro es el privilegio de evangelizar.