lunes, 30 de mayo de 2011

Explorando la Mentalidad Trinitaria

Por Julio César Clavijo Sierra


La Trinidad es un dogma ajeno a la Santa Escritura. Nunca la Biblia menciona que exista “un Dios en tres personas” o un “Dios que es una pluralidad de personas” ni nada por el estilo de lo que enseña ese dogma. La Biblia no contiene la enseñanza trinitaria. Los escritores trinitarios saben que jamás la Biblia presenta alguna declaración trinitaria, y que la formulación más antigua que presenta ese dogma completamente desarrollado, es el llamado Credo de Atanasio que data al rededor del 470 d.C. (e.d. 370 años después de que la Biblia fue terminada de escribir).

No obstante, ellos promueven la falsa doctrina de la “Sagrada Tradición”, por medio de la cual afirman que la Biblia es insuficiente pues se quedó en un estado de “infancia embrionaria” y que por tanto debe ser reinterpretada de acuerdo con el Credo de Atanasio, pues según ellos: “las formulaciones post-bíblicas de la Trinidad deben ser apreciadas como parte de la progresión histórica de la doctrina que fue revelada originalmente en el Nuevo Testamento” [Pablo Santomauro. Articulo “La deshonestidad intelectual de los Pentecostales Uncitarios”]. 

Los trinitarios piensan que al mostrar textos bíblicos que contengan los títulos de Padre, Hijo y Espíritu Santo, ya han demostrado el dogma de “tres personas distintas y un solo Dios verdadero”. Su errónea forma de pensar, parte de las ideas preconcebidas con las cuales reinterpretan la Biblia. Es evidente que la Biblia usa los términos: Padre, Hijo y Espíritu Santo, pero nunca expone que sean tres personas distintas ni nada de lo que se inventó en los credos ecuménicos que fueron desarrollados siglos después. El Nuevo Testamento usa otros títulos tales como Señor, Dios, Salvador, Verdadero, Santo, Eterno, etc., y eso no significa que el número de “personas” se amplíe según el número de títulos que se utilicen, porque Dios es uno.

Uno no debe asumir mas de lo que la Biblia dice. La Biblia enseña claramente que solo hay un Dios, pero nada habla de alguna pluralidad de personas en Él. La Trinidad es una herejía totalmente antibíblica. La Trinidad no defiende la verdadera Deidad y humanidad de Jesucristo, sino que la niega por completo, pues presenta a Cristo como alguien que conforma parte de una “divinidad compuesta”, pero no como Dios manifestado en carne.

Unos Ejemplos Tomados del Capitulo 1 del Génesis

En cierta ocasión, en un foro de Internet, al escribirle a una mujer trinitaria “que tuviera la gentileza de mostrarme en que parte de la Escritura se expone la doctrina trinitaria sin sombra de dudas”, ella respondió:

------------------
“Como soy gentil, le muestro lo que me pide y no hay que ir muy lejos, ya que la Trinidad es presentada en el primer capitulo de la Biblia.

"En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la haz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la haz de las aguas. Y dijo Dios: Sea la luz: y fue la luz." Génesis 1:1-2.

Aquí usted puede ver que Dios (el Padre y cabeza de la Trinidad) es el cerebro, es quien da las órdenes, es quien toma las decisiones (Ver Mateo 26:39). El Padre, después de decidir qué hacer en su Creación, pronuncia la Palabra ("Y Dios dijo"), quien es Cristo. Ahí también tenemos al Hijo siendo mostrado. ¿Por qué es el Hijo la Palabra? Juan 1:1-3 y 14 nos dice: "En el principio ya existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios. Él estaba con Dios en el principio. Por medio de él todas las cosas fueron creadas; sin él, nada de lo creado llegó a existir… Y el Verbo se hizo hombre y habitó entre nosotros. Y hemos contemplado su gloria, la gloria que corresponde al Hijo unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad." Juan dice que cada vez que la Biblia nos dice "Y Dios dijo", esa palabra era el Verbo, quien no era otro que Jesucristo. Pero también vemos al Espíritu de Dios en su labor en Génesis. Fue el Espíritu de Dios quien dio las propiedades físicas específicas que el Planeta Tierra posee.

Pues ahí tiene la Trinidad. Dios (Padre), el Verbo (Cristo) y el Espíritu Santo, mencionados en el mismo capítulo.”

------------------

Habiendo leído esas declaraciones, le respondí lo siguiente:

Con todo el respeto que usted se merece, parece que usted no comprendió mi pregunta. La pregunta fue simple y requiere una respuesta simple. Si es verdad que la Biblia habla sobre la trinidad, entonces debe haber un texto (o alguna porción bíblica) que hable claro sobre ese asunto, y eso no es lo que vemos en Génesis 1:1-2.

Génesis 1:1-2 nos enseña claramente que:

1. La tierra y el universo entero, no son eternos sino que fueron creados.
2. El Creador de los cielos y la tierra es Dios.
3. La obra de creación fue un proceso gradual que Dios ejecutó. Al principio la tierra estaba desordenada y vacía, y también estaba llena de tinieblas (estaba en oscuridad).
4. Dios es Espíritu, y por eso cuando Dios estaba creando, El se movía sobre la faz de las aguas.
5. Dios creó la luz, para separarla de las tinieblas que había en el mundo, y para establecer el día y la noche.
Como ha podido usted notar, no hay nada en esa porción citada que hable sobre alguna trinidad. Si alguien insiste que la trinidad es mencionada en ese texto, lo esta haciendo motivado por una idea que aprendió por fuera de la Escritura, y ahora insiste en que esa idea esta ahí, cuando en realidad vemos que no existe.
Todo el comentario que usted hace, no aplica al texto sagrado de Génesis 1:1-2. Por ejemplo, usted piensa algo inexistente del texto, cuando escribe: “Aquí usted puede ver que Dios (el Padre y cabeza de la Trinidad) es el cerebro, es quien da las órdenes, es quien toma las decisiones”.

No obstante, ese texto Sagrado nunca habla de una trinidad, y mucho menos habla de un "Padre" que es el cerebro y da las ordenes, mientras que hay otros dos que no piensan y se contentan con obedecer. Le ruego por favor, que me presente esa cita bíblica, o esa porción de la Escritura que nos enseña claramente que Dios es una trinidad. Sigo esperando.
...

Otro ejemplo de cómo los trinitarios piensan cosas que no están escritas, reinterpretando la Escritura para forzarla a “sintonizarse” con el Credo de Atanasio, se encuentra en Génesis 1:26. La consigna trinitaria es que Dios habló en plural, y que por eso Dios es una trinidad. Algunos de ellos preguntan ¿Con quien hablaba Dios cuando lo creaba todo?

Los trinitarios no se detienen a pensar, ni a reflexionar, que Génesis 1:26 nunca trae ninguna declaración trinitaria. En ese texto, Dios nunca dijo: “yo soy un Dios en tres personas”, o “en el cielo hay tres tronos”, o “piensen en mi como una compañía de divinas personas”, o cualquier otra cosa que la mente trinitaria imagina o inventa cuando lee la Escritura.

Una explicación sobre Génesis 1:26, es que Dios estaba hablando en plural mayestático (de majestad), debido a que Él es el Rey de Gloria, tal y como ha sido costumbre entre la realeza de muchas naciones.

La Biblia trae otros ejemplos del plural mayestático. Por ejemplo Daniel, quien era miembro de la familia real de Israel, y miembro notable de la corte de Babilonia, dijo: “Este es el sueño; también la interpretación de él diremos en presencia del rey.” (Daniel 2:36). Daniel dijo “diremos”, aunque era sólo Daniel el que hablaba. A ninguno de nosotros se nos ocurriría pensar que porque Daniel dijo: “diremos”, es porque Daniel era una trinidad.

La manera en que la “teología” trinitaria confunde a la gente para que adultere la Palabra de Dios, puede exponerse así:

1. Asuma que el Credo de Atanasio está a un nivel superior a la Biblia y que sirve para reinterpretar la Biblia.

2. Reinterprete la Biblia en consonancia con el Credo de Atanasio, eliminando siempre las concepciones mentales que puedan contradecir dicho Credo.

3. Conforme con el Credo de Atanasio, todas las veces que lea en la Biblia “Padre”, “Hijo” y “Espíritu Santo”, piense que se trata de tres personas distintas que hacen parte de un dios trino.

4. No se preocupe por los errores, absurdos y contradicciones del dogma trinitario. Recuerde que este está por encima de los parámetros que la inteligencia humana puede concebir.

5. Repita el ciclo anterior de manera indefinida y no se olvide de enseñar a otros que el Dios de la Biblia es una trinidad, para que ellos también transiten por el camino que usted ha decidido tomar.

En la siguiente tabla, mostramos el ejemplo práctico de la adulteración trinitaria a Génesis 1:26.

REINTERPRETACION TRINITARIA DE GÉNESIS 1:26
CONSTANTE DE REINTERPRETACIÓN TRINITARIA
EJEMPLO PRACTICO EN GÉNESIS 1:26
Asuma que el Credo de Atanasio está a un nivel superior a la Biblia y que sirve para reinterpretar la Biblia
El trinitarismo asume que el Credo de Atanasio dice la verdad, por lo cual para ellos, Génesis 1:26 tiene que hablar de la trinidad
Reinterprete la Biblia en consonancia con el Credo de Atanasio eliminando las concepciones mentales que puedan contradecir dicho credo
El trinitario asume que si Dios habló en plural, es porque Dios es una trindiad. El trinitario no puede pensar en ninguna otra posibilidad, y si de pronto la contempla, inmediatamente la rechaza, pues lo importante para él, es no contradecir el Credo de Atanasio
Conforme con el Credo de Atanasio, todas las veces que lea en la Biblia “Padre”, “Hijo” y “Espíritu Santo”, piense que se trata de tres personas distintas que hacen parte de un dios trino.
Génesis 1:26 ni siquiera menciona los títulos de Padre, Hijo y Espíritu Santo
No se preocupe por los errores, absurdos y contradicciones del dogma trinitario. Recuerde que este está por encima de los parámetros que la inteligencia humana puede concebir.
El trinitario pasa por alto que si fuera cierto que hubieran tres mentes o tres voluntades que hablaban entre sí, y se ponían de acuerdo para crearlo todo, entonces eso es politeísmo. Así, no se dan cuenta que su pensamiento simplemente contradice la Escritura.

Repita el ciclo anterior de manera indefinida y no se olvide de enseñar a otros que el Dios de la Biblia es una trinidad, para que ellos también transiten por el camino que usted ha decidido tomar.
Después de aprender a reinterpretar el texto de Génesis 1:26 en la manera trinitaria, entonces todos los trinitarios son motivados para que enseñen a otras personas esa errónea forma de “interpretación” a fin de que ese error se siga propagando por tradición, a pesar que la Escritura no lo mencione por ninguna parte