martes, 31 de mayo de 2011

Frase Inarticulada: "y el Verbo era Dios" (kai theos en ho logos). Juan 1:1


Por James Anderson. © Todos los derechos reservados.
Traducido por Julio César Clavijo Sierra, año 2011.


Este es un complemento del artículo titulado “Juan 1:1 ‘Con Dios’ y Pros”.

Existe una gran controversia en torno a Juan 1:1, basada en el hecho de que theos (Gr. Dios), de la última frase en Juan 1:1, kai theos en ho logos, es inarticulada, es decir, no tiene artículo. Existen tres opiniones:

La primera de los Testigos de Jehová, dice que la traducción correcta, es 'el Verbo era un dios', basándose en el argumento de la falta del artículo definido ho antes de theos.

La segunda opinión que es la de los trinitarios, afirma que el texto de Juan 1:1 habla de dos personas - el Padre y el Hijo. Esta es claramente, una presuposición que se asume para reinterpretar el texto. James White dice, “Por la simple omisión del artículo (‘el’, o en griego, ho) antes de la palabra para Dios en la última frase, Juan evita la enseñanza del Sabelianismo...” [1] De este mismo pasaje, White también dice: “Sin una comprensión trinitaria de Dios, este pasaje terminaría siendo contradictorio e ilógico.” [2] Por lo tanto, su argumento es circular y algo confuso, a menos que uno lo vea a través del lente trinitario. La mayoría de los estudiosos llamaría a eso un pretexto. En este documento discutiremos la posición trinitaria, frente a la Unicidad.

Algunos trinitarios como A.T. Robertson, Marvin Vicent, Phillip B. Harner y Kenneth Wuest, que son usados como soportes para la propuesta trinitaria, afirman que la frase inarticulada, implica que Jesús era divino o que éste poseyó lo que Dios es por naturaleza. Su argumento es que Juan no estaba diciendo que Jesús es idéntico a Dios, sino que Él es como Dios (con un significado cualitativo en lugar de definido), proponiendo que la última cláusula de Juan 1:1 no intentó identificar a Jesús, sino expresar su cualidad de ser. Los trinitarios afirman que Jesús era idéntico a Dios en términos de naturaleza, no en términos de Persona.

Beasley-Murray dice, “sin el artículo significa menos que ὁ θεός [theos], pero no puede ser entendido como 'un dios', como si el Logos fuera un dios menor, junto con el Dios supremo, ni simplemente como ‘divino’,… sino que más bien se refiere a Dios en su naturaleza” [3] Bruce expresa, “Lo que se quiere decir, es que la Palabra comparte la naturaleza y el ser de Dios, o (para usar un poco de jerga moderna) fue una extensión de la personalidad de Dios.” [4]

Daniel B. Wallace, también afirma que theos es cualitativo en lugar de definido [5] Wallace enfatiza en “la naturaleza de la Palabra, en lugar de su identidad.” [6] Una de las traducciones que el cita como apoyo a su propuesta, es la Nueva Biblia Inglesa: “Lo que Dios era, la Palabra era” (Juan 1:1). Cabe señalar que en la NBI “los traductores fueron muy experimentales, produjeron traducciones nunca antes impresas en una versión en Inglés y adoptaron ciertas lecturas de diversos manuscritos hebreos y griegos nunca antes adoptados. Como resultado, La Nueva Biblia Inglesa fue muy elogiada por su ingenio y severamente criticada por su liberalidad” [7]

Los trinitarios ignoran el énfasis que Juan da a la última frase ‘la Palabra era Dios’, y asumen que un pensador hebreo como Juan, podía ver una pluralidad en el ser de Dios. Sin embargo, si Juan estaba implicando una deidad tri-personal, entonces lo hizo de la manera más indirecta posible, lo cual es contraproducente, si lo que él quería era que se conociera y se creyera en la trinidad. En Romanos 1:20, Pablo destaca que la salvación depende de una adecuada comprensión de la Divinidad, diciendo que es “sin excusa”. Juan tuvo que saber eso, y si es así, entonces ¿por qué no hizo algún esfuerzo para exaltar a esa deidad tri-personal? De hecho, el prólogo, que vuelve a traer a la memoria la historia de la creación, era el lugar ideal para aclarar dicho concepto. No obstante, los trinitarios arbitrariamente imponen a Juan, textos post-nicenos y conceptos filosóficos.

William Arnold, tiene esta respuesta para la frase inarticulada, “... Mi primera respuesta sería: ¿Por qué la presencia del artículo demanda que se trata de Dios el Padre? ¿Por qué no de Dios el Espíritu Santo? Por alguna razón, cuando un trinitario lee ‘Dios’, ellos asumen primero, que es una referencia a Dios el Padre, a menos que tengan pretextos para creer lo contrario. De alguna manera el Padre es más ‘Dios’ que las otras dos personas. En segundo lugar, quisiera simplemente señalar, que casi en todas las veces que la frase ‘Dios el Padre’ o ‘Dios nuestro Padre’ aparece en las Escrituras, falta el artículo. Esto incluye todas y cada una de las bendiciones de Pablo, así como otros varios versos (Rom. 1:7, 1. Cor. 1:3, 2. Cor 1:2; Gal. 1:1,3; Ef. 1:2; Ef . 6:23; Fil. 1:2, 2:11, Col 1:2, 1. Tes. 1:1, 2. Tes. 1:1,2, 1. Tim. 1:2, 2. Tim. 1:2, Tit 1:4; Flm. 1:3, 1 P. 1:2; 2 P. 1:17, 2 Jn. 1:3; Jud. 1:1). Por lo tanto, no hay justificación para afirmar que el segundo theos en Juan 1:1 no se refiere a Dios el Padre, simplemente porque no existe un artículo. Por último, Juan era un judío devoto, que no tenía ningún concepto de personas en la Deidad. El único Dios que él conoció, era de Dios el Padre. Por tanto, identificar la Palabra como Dios, fue identificarla como el Padre” [8]

D.A. Carson, no está totalmente de acuerdo con James White. De la mencionada lógica trinitaria dice, “Una larga serie de escritores, ha argumentado que debido a que theos, ‘Dios’, aquí no tiene el artículo, Juan no se refiere a Dios como un ser específico, sino a meras cualidades ‘divinas’. La Palabra, dicen, no era Dios, sino divina. Esto no es suficiente. En griego, hay una palabra perfectamente ajustada para ‘divino’ (a saber theios). Más importante aún, hay muchos lugares en el Nuevo Testamento, donde el predicado nominal no tiene ningún artículo, y sin embargo, es específico. Incluso en este capítulo, ‘tú eres el Rey de Israel’ (1:49) no tiene ningún artículo precediendo a ‘Rey’ en el original (cf. también Jn. 8:39, 17:17, Rom. 14:17; Gál. 4:25; Ap. 1:20). Se ha demostrado, que es común que una construcción con un determinado predicado nominal situado delante del verbo, sea inarticulada (es decir, que no tenga artículo; cf. Nota complementaria). De hecho, el efecto de ordenar las palabras de esta manera, es para hacer hincapié en ‘Dios’, como si Juan estuviera diciendo, ‘y la palabra era Dios’” [9]

Es interesante exponer un poco más de la mención de Carson sobre ‘theios’ (thay-os). Theios se utiliza aproximadamente tres veces en el NT: Hechos 17:29; 2 Pedro 1:3 y 4. En la KJV [Biblia del Rey James] se tradujo ‘divinidad’ en los Hechos, y dos veces como ‘divino’ en 2 Pedro. La mayoría de las traducciones conservan la traducción de theios como ‘divino’ en 2 Pedro. Sin embargo, la NKJV [Nueva Versión del Rey James] y la NASB [Nueva Biblia Americana Estándar] vierten theios como ‘naturaleza divina’, que es el adjetivo generalmente utilizado para describir las cualidades de una entidad. Como Carson demanda, ‘theios’ sería más de apropiado, si Juan estaba describiendo justamente la calidad de Jesús como teniendo las cualidades de Dios.

E.D. Radmacher señala a los Testigos de Jehová, y utiliza la regla de Colwell: “La última porción de 1:1 es el principal punto de la controversia. Se dice en el griego theos en ho logos, o literalmente, ‘el Verbo era Dios’. Dios, o theos, se produce en este verso sin el artículo griego ho, por lo que algunos han alegado que la falta del artículo en el texto griego debería provocar la declaración a ser traducido ‘el Verbo era un dios’. La mejor comprensión para la traducción, sin embargo, como reconocen escolásticos en griego, es que ya que theos es un predicado y precede al sustantivo logos y al verbo, es natural para que aquí se produzca sin el artículo. Los estudiosos en griego, están de acuerdo en que el verso debe traducirse como regularmente se encuentra en modernas y antiguas traducciones, afirmando claramente que Jesús es verdaderamente Dios.” [10] Nótese que Radmacher no alude que Jesús posee la naturaleza de Dios o etc.; Él simplemente dice: "Jesús es, en efecto, Dios".

“Una regla definida para el uso del artículo en el Nuevo Testamento Griego” por E.C. Colwell en 1933, en el Periódico de Literatura Bíblica, ha contribuido a solidificar una interpretación alternativa. Posteriormente llegó a ser conocida simplemente como la “Regla de Colwell.” En la página 21, Colwell comienza sus comentarios sobre el Prólogo con esta declaración, “El versículo de apertura del evangelio de Juan, contiene uno de los muchos pasajes donde esta regla sugiere la traducción de un predicado como un sustantivo definido. [και2532 CONJ θεος2316 N-NSM ην2258 V-IXI-3S ο3588 T-NSM λογος3056 N-NSM]” [11] Se visualiza mucho más como ‘Y el Verbo era Dios’ que ‘Y el Verbo era divino’, cuando se considera con referencia a esa regla. La ausencia del artículo, no hace al predicado indefinido o cualitativo cuando precede al verbo; es indefinido en esa posición sólo cuando el contexto así lo demanda. El contexto no hace tal demanda en el Evangelio de Juan, y esa declaración no puede considerarse extraña en el prólogo del evangelio que llega a su clímax con la confesión de Tomás”.

La confesión de Tomás es “Mi Señor y mi Dios” (Juan 20:28 KJV). Tomás confiesa a Jesús como su Señor y su Dios. Aquí, Dios o theos es un sustantivo en “el caso vocativo, aunque en la forma del nominativo, una cosa muy común en el koiné", [12] lo que significa que es más probable que Tomás se dirigió enfática y directamente a Jesús.

Parece que Robertson y otros están en contradicción con la Regla Colwell. James White dice: “Cabe señalar que Robertson [y otros]. . . habían fallecido antes del trabajo de Colwell, y sus comentarios reflejan esto.” [13] James White nos dice que la posición de Colwell es la misma postura adoptada por [León] Morris, [Bruce] Metzger, Griffith y otros. Con anterioridad a esta concesión, White proclama que, “Un juicio ligeramente diferente es tomado por otro grupo de estudiosos.” Posteriormente, en un esfuerzo por encontrar la solidaridad trinitaria, White afirma que “ambos enfoques conducen a la misma conclusión, ya que ‘el pasaje enseña la Deidad de Jesucristo’” [14] Esta no es una conclusión que los adherentes a la Unicidad niegan, sino que afirman grandiosamente. White no ofrece ninguna interacción real con la Regla Colwell; él sólo sugiere que todos estamos en acuerdo.

Kai theos en ho logos: el artículo ‘ho’ antes de ‘logos’, indica naturalmente, que el logos es el sujeto de la frase. Logos recibe la acción del verbo, y theos como lo menciona Colwell, puede ser un predicado nominal definido. En una correspondencia con Eddie Dalcour, autor de una nueva crítica a la Unicidad, dice, “Algunos apologistas le han dado ese sentido, en su demanda de refutar a los ‘Testigos de Jehová’, y han rotulado a theos (1:1 c) fuertemente como un definido” [15] Aquí, Dalcour reconoce las inclinaciones mencionadas anteriormente, con relación a la última frase de Juan 1:1 para el definido, pero sugiere que ellos lo han hecho a causa de una reacción contra los ‘Testigos de Jehová’.

White resume diciendo, “La frase kai theos en ho logos, es traducida más literalmente como: ‘y el Verbo era Dios’ (Robertson, Bruce). La razón es que theos inarticulado, es a la vez el predicado nominativo (Robertson, Dana y Mantey) y esto es exigido por el hecho de que si tuviera el artículo, sería entonces intercambiable con logos, lo cual es imposible por el contexto (Robertson, Dana y Mantey, Bruce, Nicoll). La regla de Colwell también entra en juego en este punto. Hemos visto que la mayoría de académicos ven el theos como una indicación de la naturaleza de la Palabra, que Él es Dios en cuanto a su naturaleza. La forma nominal se utiliza aquí, no el adjetivo theios, que sería necesario para simplemente clasificar la Palabra como ‘igual que dios’. Por tanto, Juan 1:1 enseña que la Palabra es eterna (la forma imperfecta de eimi, en), que Él siempre ha estado en comunión con Dios (pros ton theon), y por tanto, es un individuo y reconocible como tal, y que en cuanto a su naturaleza esencial, Él es Dios. Algo menor se aparta de la enseñanza de Juan, y no es bíblico.” [16]

White exagera la discusión sobre las proposiciones convertibles, o si logos y theos pueden o no utilizarse intercambiablemente. En mi opinión (y yo no contiendo por esto) los adherentes a la Unicidad no necesitan que logos y theos sean intercambiables para afirmar la teología de la Unicidad. El logos es el plan y/o la expresión del pensamiento 'con Dios', o como dice el Manual de las Sociedades Bíblicas Unidas, ‘la Palabra estaba allí donde Dios estaba’. Tal y como se relaciona con el Prólogo, Theos es el nombre propio de Dios; es el propio Dios. En mi opinión, la Palabra no era literalmente la suma completa de Dios, sino con Dios y parte de Dios. En términos de teología de la encarnación, la Palabra se hizo carne, o el inexpresado pensamiento de Dios se convirtió en el hombre que lo expresó. La idea es que Dios mismo, con el tiempo se manifestaría como un verdadero hombre (no sólo ‘vestido’ como un hombre) y, por lo tanto, redimiría a la humanidad caída.

Por último, trinitarios como Dalcour, afirman que Colwell “no consideró o evaluó las etiquetas cualitativas de los nombres - su investigación fue muy limitada.” [17] Esta es básicamente una cortina de humo para marginar la regla de Colwell de los predicados con nombres definidos. Sin embargo, en la página 17 Colwell señala: “Hemos reducido los errores de la lista de predicados con nombres definitivos sin el artículo, pues nos hemos esforzado en excluir a todos los sustantivos de cuyo definitivo puede haber alguna duda. Esto significa, por supuesto, que los nombres ‘cualitativos’ se han omitido, ya que todos estos nombres (y su total en el Nuevo Testamento es pequeño) no son definidos.” Lo que esto significa, es que Colwell era muy consciente de los sustantivos cualitativos, por tanto, a propósito los excluyó de su trabajo. Cuando dice que él excluyó todos los nombres de “cuyo definitivo puede haber alguna duda”, quiso decir que él buscó nombres cualitativos, y por eso los eliminó. Por consiguiente, al ver a Juan 1:1 incluido en la página 21 del trabajo de Colwell, es evidente que ya que él consideró los nombres cualitativos, theos en Juan 1:1, no se ajustó a sus criterios para ser cualitativo.

Por tanto, la frase inarticulada en la última cláusula del prólogo, no presenta problemas para la teología de la Unicidad. Aquí, se puede demostrar que theos es definitivo y no necesariamente cualitativo y afirma que Jesús es Dios. El apóstol Juan, bajo la inspiración del Espíritu Santo, se vio obligado a identificar al logos como el plan original con Dios para la humanidad, y también en el tiempo mostrado como Jesús - Dios mismo manifestado en carne.


NOTAS

[1] White, James. Juan 1:1: Significado y Traducción - http://aomin.org/JOHN1_1.html
[2] White, James. La Trinidad, la definición de Calcedonia, y la Teología de la Unicidad http://aomin.org/CHALC.html
[3] Beasley-Murray, G. R. (1998). Vol. 36: Comentario Palabra Bíblica: John (electrónic ed.). Logos Library System; Word Biblical Commentary. Dallas: Word, Incorporated.
[4] FF Bruce, El Evangelio de Juan, (Grand Rapids: Wm. B. Eerdmans, 1983), pg. 31.
[5] Wallace, Daniel B. Más Allá de los Fundamentos Básicos de la Gramática Griega, (Grand Rapids: Zondervan, 1996), pg. 269
[6] Arnold, William III. Regla de Colwell y Juan 1:1. http://www.apostolic.net/biblicalstudies/colwell.htm
[7] Comfort, Philip W. La Guía Completa para las Versiones de la Biblia. Wheaton, IL: Tyndale House Publishers, 1991.
[8] Arnold, William III. En el principio era la Palabra - http://www.apostolic.net/biblicalstudies/logos.htm
[9] Carson, D.A. Comentario Pilar del Nuevo Testamento, el Evangelio según Juan. Eerdman Publishing, © 1991
[10] Radmacher, E.D., Allen, R.B., & House, H.W. (1999). Nelson, Nuevo Comentario Ilustrado de la Biblia (Jn 1:1). Nashville: T. Nelson Publishers.
[11] Los soportes para indicar el énfasis son míos, es decir, las partes de palabra/caso y la lista con la numeración de Strong.
[12] Robertson, A.T. Imágenes Verbales del Nuevo Testamento, Electronic Database. Copyright (c) 1997 by Biblesoft & Robertson's Word Pictures. Copyright (c) 1985 por Broadman Press
[13] White, James. Juan 1:1: Significado y Traducción - http://aomin.org/JOHN1_1.html
[14] White, James. Juan 1:1: Significado y Traducción - http://aomin.org/JOHN1_1.html
[15] Dalcour, Edward L. M. APOL. Correo electrónico privado. Lunes, 14 de febrero, 2005 12:21 P.M.
[16] White, James. Juan 1:1: Significado y Traducción - http://aomin.org/JOHN1_1.html
[17] Dalcour, Edward L. M. APOL. Correo electrónico privado. Lunes, 14 de febrero, 2005 12:21 PM