miércoles, 25 de mayo de 2011

La Eiségesis (o Reinterpretación) Trinitaria


Por Julio César Clavijo Sierra



Eiségesis (o reinterpretación) es el proceso de leer en un pasaje algo que no está ahí, insertar un significado que fluye de un interés personal.

El absurdo y fraudulento Dogma de la Trinidad, es protagonista en añadir al Texto Sagrado, toda una cantidad de pensamientos heréticos que fueron desarrollados durante muchos siglos y que obtuvieron su forma definitiva en el Credo de Atanasio que data del año 470 d.C., es decir 370 años después de que la Santa Biblia fue terminada de escribir.

Los trinitarios aman el Credo de Atanasio y lo ponen por encima de la Escritura, pues ellos creen que la Biblia presenta en una forma infantil la doctrina de Dios, mientras que el Credo de Atanasio la presenta de una forma madura. Para subsanar las diferencias existentes entre la Biblia y el Credo de Atanasio, ellos apelan a la falsa doctrina de la "Sagrada Tradición", afirmando que los apóstoles y la Iglesia Primitiva sí creyeron en la trinidad, pero prefirieron no escribirla en la Biblia, a fin de que la Iglesia del futuro la desarrollara poco a poco, por medio de concilios y de Credos Ecuménicos.

La "doctrina" de un dios en tres personas, no se basa en la Biblia, sino en siglos de especulación filosófica que desembocaron en el Credo de Atanasio. La Biblia dice claramente que solo hay un Dios, pero los trinitarios le añaden que Dios existe en tres personas. Por supuesto, esa mentira no la aprendieron de la Biblia, sino del Credo de Atanasio que dice:

"Ahora bien, la fe católica es que veneremos a un solo Dios en la Trinidad, y a la Trinidad en la unidad; sin confundir las personas ni separar las sustancias. Porque una es la persona del Padre y el Hijo y otra (también) la del Espíritu Santo... Y, sin embargo, no son tres eternos, sino un solo eterno, como no son tres increados ni tres inmensos, sino un solo increado y un solo inmenso" (Porción del Credo de Atanasio).

Si alguien se pone unas gafas de color verde, verá como si todo estuviera permeado por el color verde, a pesar de que cada objeto tenga su propio color.


De igual manera, los trinitarios piensan que el dios trino es el Dios de la Biblia, porque lamentablemente, ellos se han puesto las gafas oscuras del Credo de Atanasio, y es con esas gafas que reinterpretan la Biblia, viendo en ella, lo que nunca jamás la Biblia enseña.

La “teología” trinitaria, sin tener cuidado de lo que dice la Biblia, ha programado a sus seguidores, para que realicen sus interpretaciones amañadas que los alejan del conocimiento de la verdad.

Un escritor pentecostal apostólico ha escrito algo muy interesante acerca de este asunto. Veamos

“Cuando nosotros deseemos hablar acerca de Dios, sólo podemos apoyarnos sobre lo que de él se escribe explícitamente en la Biblia. ¿Cómo podemos atrevernos a agregar a las declaraciones encontradas en la Escritura y además a asumir cosas sobre Dios que las Escrituras jamás nos enseñan? Y puesto que no hay ninguna declaración explícita en la Biblia dondequiera que se diga que Dios es tres o que existe eternamente en tres personas, no podemos argumentar eso. Usted debe asumir únicamente lo que la Escritura enseña explícitamente: Que Dios es un ser único e indivisible... Un Dios. Nadie está al lado de él, y nadie es como él.

Ahora, en este punto, los trinitarios dirán que ellos convienen en que Dios es uno. Pero “Dios” para ellos es "una trinidad." Aún cuando decimos que nadie está al lado de Dios o como Dios, reinterpretan ese pensamiento y creen que usted está diciendo que nadie es como la trinidad y nadie está al lado de la trinidad.

Ven toda la Escritura a través del cristal manchado de la trinidad. Reinterpretan todo con una rejilla perceptiva. Mencionan a "Dios" y reinterpretan inmediatamente ese pensamiento con su rejilla perceptiva para significar a "tres personas". De esta manera llega el momento en que ese pensamiento se aloja en sus mentes, y siendo así cambiaron ya su significado en el pensamiento de una trinidad de personas. Los han condicionado a pensar de esa manera. Pero la llave a su reflexión sobre esta herejía, debe ser efectuada para comprender que la Escritura no les entrenó para pensar esa manera. Fue un entrenamiento adicional no Escritural el que experimentaron. Fueron enseñados por la gente en quien pusieron la confianza creyendo que todo lo que ellos enseñan es verdad. Nunca se detuvieron a reflexionar que la opinión de las Escrituras nada habla sobre el “Dios que es tres.” Y es una doctrina tan popular, que muchos piensan de manera muy simple que su número de adherentes justifica su validez.

Si fueran dejados solos en un cuarto leyendo la Biblia sin nunca haber oído hablar de Dios, ellos nunca caminarían por el camino de los que creen que Dios es eternamente tres personas. Nada verifica eso en la Biblia.” (Blume, Mike F. “La Doctrina de la Trinidad Asume Demasiado y Limita a Dios” Mayo 2001).



Ver También:


La Trinidad y sus Orígenes Paganos
La Tradición y la Filosofía en el Desarrollo de la Trinidad
La Eiségesis o Reinterpretación Trinitaria
Los Errores del Credo de Atanasio
Académicos Trinitarios Confiesan que La Teoría de la Trinidad no es Bíblica
La Trinidad y el Antiguo Testamento
La Trinidad y el Nuevo Testamento
Contradicciones del Trinitarismo
La Trinidad se Opone a la Biblia
La Trinidad no es Materia Bíblica
La Trinidad Contradice la Biblia
La Trinidad no es la Verdad Bíblica
El Mito de que el Tres es el Número Divino
El Dogma de la Trinidad No Está Escrito en la Biblia
La Definición de la Trinidad
La Herejía de Tres Personas en Dios