lunes, 30 de mayo de 2011

La Herejía de Tres Personas en Dios

Por Julio César Clavijo Sierra


Nuestro conocimiento acerca de Dios no debe ser especulativo o basado en suposiciones sin fundamento bíblico, sino apoyado por completo en la Santa Escritura, si es que de verdad amamos la Palabra de Dios. Nuestra doctrina de Dios debe provenir solo de la Biblia y de ninguna otra fuente. La Biblia explica con tal claridad que Dios es uno, que ha alejado cualquier turbación sobre esa preciosa verdad. No obstante, la teología trinitaria, especula que hay un Dios en tres. ¿Pero en tres qué? ¿En qué lugar dice la Biblia eso? En ninguna parte.

Usualmente los trinitarios han dicho que el término más adecuado para describir lo que ellos creen, es el de un "Dios en tres personas", ya que especulan que estos tres corresponden a un "Padre trinitario", a un "Hijo trinitario" y a un "Espíritu trinitario", y estos tres son personas "en el sentido de que ellos tienen atributos personales de mente, emociones y voluntad." [1]

Para llegar a dicha conclusión trinitaria, ellos toman por separado textos que muestran que Aquel Dios que actúa en su condición de Padre posee individualidad y racionalidad. Luego hacen lo mismo para cuando Dios actúa como Hijo o como Espíritu Santo, y se detienen mágicamente cuando llegan a esta tercera representación, porque ellos se aferran desesperadamente al número tres, ignorando que muchos otros textos, presentan al único Dios actuando de otros modos y aún así conservando siempre su individualidad y racionalidad. Así, ellos asumen erróneamente que Dios consiste de tres personas, pero no entienden que lo que la Biblia hace, es hablar de un solo Dios que es llamado por distintos títulos, cuando cumple sus distintos roles o relaciones para con la humanidad.

El error de la forma trinitaria de razonar, es que si nosotros seguimos ese mismo patrón para sacar deducciones, nada nos impediría encontrar a otras cuantas "personas divinas". Por ejemplo, Dios actuando como el Santo de Israel posee su individualidad, su racionalidad y sus emociones (Isaías 1:4, 30:12-15, 41:14, 43:3-5; Salmo 71:23, 78:37, 78:42, 89:20; 2. Reyes 19:22). Aun así, no hay cuatro personas en Dios, sino un solo Dios que ha actuado o se ha dado a conocer como el Padre, como el Hijo, como el Espíritu Santo y como el Santo de Israel. Dios posee muchos títulos que lo identifican, tales como el Altísimo, el Eterno, el Misericordioso, el Pastor, el Salvador, el Perfecto, el Señor, el Verdadero, etc., pero "el hecho de que Dios tenga tantos títulos, no significa que haya tantas personas en Dios, según la cantidad de títulos que Él tenga, sino que hay un solo Dios que ha sido conocido de diversas maneras." [2]

Los títulos de: el Padre, el Espíritu Santo y el Hijo, simplemente describen a Dios en diferentes maneras de su accionar, pero nunca la Escritura sugiere que se trate de tres personas distintas en un solo Dios verdadero. "La gramática del idioma español considera como sustantivos propios las palabras que designan a Dios, tales como el Creador, el Salvador, Él, el Verbo, el Consolador, el Padre, el Omnipresente, el Todopoderoso, el Espíritu Santo, el Alfa y la Omega, etc., siendo esa la razón por la que generalmente las escribimos con la letra inicial en mayúscula, y antecedidas por el artículo singular." [3] Ninguno de estos títulos divinos, sugiere cualquier concepto de pluralidad de personas en Dios.

Pese a que no existe ninguna base bíblica para creer en un Dios en tres personas, muchos trinitarios no se encuentran conformes con el uso del término persona, porque según ellos, este es un término que describe a los seres humanos, y por eso usarlo para Dios, sería algo así como un irrespeto, aparte de que no reflejaría suficientemente lo que ellos quieren decir. Otros términos que los trinitarios han usado para reflejar su idea ficticia de un "Dios en tres…" son por ejemplo: "entes", "seres", "aspectos", "individuos", "centros de conciencia", "modos de subsistencia", "modos de ser", etc. Sin embargo, los trinitarios no se han dado cuenta de que el asunto no es de simple terminología sino de lo que en realidad se cree. Ellos pueden inventar muchos más términos que sustituyan a la palabra "persona" pero mientras sigan creyendo en "un dios en tres…", permanecerán en sus errores. Por ejemplo, los griegos imaginaron a un caballo unicornio que tenía dos alas que le permitían volar y le llamaron Pegaso, pero con la invención de ese término no hacían que su mito se convirtiera en realidad.

Algunos trinitarios han advertido que el uso de los términos "seres" o "entes" es equivalente a creer en dos entes o entidades (dos Dioses) en un Dios. Sin embargo, el sabor politeísta del dogma trinitario, no se aleja por el uso de los otros términos, sino que permanece y no refleja la verdad de la Escritura. El Dogma trinitario no se encuentra por ninguna parte de la Biblia.

El Credo de Atanasio, fuente de fe del trinitarismo (por ser la presentación antigua más completa del dogma trinitario), nos habla del perverso error de tres entes topoderosos, que aun así no son tres entes sino un solo ente todopoderoso. En una porción, dicho credo dice: "Igualmente, omnipotente el Padre, omnipotente el Hijo, omnipotente (también) el Espíritu Santo; y sin embargo no son tres omnipotentes, sino un solo omnipotente." [Énfasis mío] [En latín: "Similiter omnipotens Pater, omnipotens Filius, omnipotens Spiritus Sanctus. Et tamen non tres omnipotentes, sed unus omnipotens."] El sufijo –ente, (del lat. -ens, -entis, ser), puede tomar según corresponda la forma –ante, -ente, iente o –nta. "significa 'que ejecuta la acción expresada por la base'" [4] Así, omnipotente, significa ente (o ser) que posee todo el poder.

[Para mayor información lea mi artículo titulado: Los Errores del Credo de Atanasio]

Esa es la razón por la cual algunos escritores trinitarios (católicos y protestantes), han usado los términos entes y seres (en plural) para referirse a Dios, demostrando su completo irrespeto por la verdad bíblica.

Cierto escritor trinitario protestante, escribe: "Algunos versículos expresan una pluralidad de "personas" (entes personales en la Divinidad)" Y más adelante escribe: "Teófilo de Antioquia fue el primero en usar la palabra "trias" en relación a la fe cristiana, por allá en el año ciento ochenta después de Cristo. Poco después tomó la forma latina de trinitas. Estos eran los primeros pasos para definir de forma doctrinal según el Injil, los tres entes personales (Padre, Hijo y Espíritu Santo) que se aprecian en la deidad." [5] [Énfasis mío]

En una página web, un escritor católico romano, sugiere que el "Espíritu trinitario" es un ente personal [junto a otros dos entes divinos personales]: "Pasando ahora al tema del Espíritu Santo, diremos lo siguiente… La personalidad del Espíritu Santo se manifiesta por ejemplo en Hechos 15,28: "hemos decidido el Espíritu Santo y nosotros no imponeros más cargas que éstas indispensables". Sólo las personas pueden tomar decisiones, no los entes impersonales." [6] [Énfasis mío]

Aun más, en otra página web católica, se habla del "Espíritu trinitario" como un ser y un ente personal [junto a otros dos entes o seres divinos personales]: "El Espíritu Santo es un ser personal. Definir si un ente goza o no de personalidad no plantea ninguna dificultad especial. Es obvio que una fuerza impersonal, como la electricidad, el agua, la energía nuclear, etc., no puede desarrollar actividades propias de los seres dotados de personalidad, ya sean humanos o espirituales. Ahora bien, si la electricidad pudiera revelar, enseñar, guiar, ordenar, interceder, enviar, hablar, etc., ya no nos hallaríamos ante una fuerza impersonal, sino ante un ente personal… El Espíritu Santo revela. "Además, se le había revelado divinamente por el espíritu santo que no vería la muerte antes de que hubiera visto al Cristo de Jehová" (Lc 2,26) (VNM). Pero ¿cómo puede revelar el futuro a una persona un ente que no tiene personalidad?" [7] [Énfasis mío]

Otros trinitarios son expositores claros de una posición politeísta. Por ejemplo, cierto trinitario expresa sin ningún reparo de que Juan 1:1b nos habla literalmente de una relación ‘cara a cara’, sin temor de usar el término literal, que significa: "conforme a la letra del texto, o al sentido exacto y propio, y no lato ni figurado, de las palabras empleadas en él." [8]. En un video publicado por Internet, dicho hombre dice: "reto a mis amigos de la Unicidad (de la doctrina), que investiguen la preposición πρòς. Cuando se usa πρòς en el caso acusativo, significa literalmente ‘cara a cara’ o hacia... Puede ver los libros de gramática de A.T. Robertson. Algún libro que estudié hace muchos años cuando estudié griego. Dice este libro: ‘καί ό λόγος ήν πρòς τòν θεόν’ (Juan 1:1). La idea literal sale bien, dice ‘cara a cara’ con Dios" [9][Énfasis mío]

Las declaraciones de aquellas personas, dejan un manto de dudas sobre su declaración de creer en un solo Dios, y llevan consigo un cierto sabor politeísta. ¿Cómo pueden el "Padre trinitario" y el "logos trinitario" estar literalmente ‘cara a cara’ y aun así constituir una sola Deidad?

El problema de la concepción trinitaria, es que el concepto de personas en Dios no tiene respaldo bíblico. Como no existe ninguna prueba bíblica que permita sostener esa postura, es absolutamente ilógico concluir que Juan 1:1 o cualquier otro texto nos habla de dos (o tres) personas en Dios.

William Arnold, dice: "pros puede significar ‘una relación cara a cara’, pero esto sólo se sostendría como verdadero en nuestro pasaje [de Juan 1:1], si se demuestra primero que ‘la palabra’ es otra persona que Theos (Dios). Sin embargo, si en esta frase la Palabra no se refiere a una persona, ésta todavía significaría ‘con’ pero no ‘en una relación cara a cara’" [10]

James Anderson, escribe: "Robertson y otros, tienen que dar un salto al vacío, imaginando que en el prólogo [Juan 1:1], pros de algún modo está relacionado con personas reales y verdaderas, para poder concluir un ‘cara a cara’ en asociación con Dios el Padre… Noten la presuposición de que en el prólogo, pros se refiere a personas. Las interpretaciones subsecuentes son sesgadas por esta presuposición. La epistemología trinitaria los prepara para la eiségesis. Como se demostró, pros traducido como ‘con’, no tiene por qué referirse necesariamente a personas o calidades animadas" [11]

"El Dr. Raymond Crownover, profesor de la Escuela Superior de Teología Urshan (UGST), mientras habla de pros, dice… La única razón que yo puedo ver para darle maliciosamente un uso de relación ‘cara a cara’, es cuando se usa Juan 1:1 para defender una posición trinitaria (que bordea el triteísmo)." [12]


Referencias

[1] Ministerios Vida Eterna Inc. Artículo: "La Doctrina de la Trinidad de Dios" http://www.vidaeterna.org/esp/estudios/trinidad.htm
[2] Julio César Clavijo Sierra. "Un dios Falso Llamado Trinidad". Pág. 31. 1a. Edición 2007. Megapágina Pentecostales del Nombre de Jesucristo www.pentecostalesdelnombre.com/dios_trino.pdf
[3] Julio César Clavijo Sierra. "La Honestidad Intelectual de los Pentecostales del Nombre de Jesús". Megapágina Pentecostales del Nombre de Jesucristo. http://www.pentecostalesdelnombre.com/honestidad_pentecostales.pdf
[4] Real Academia de la Lengua Española. Diccionario de la Lengua Española, Vigésima Segunda Edición
[5] Carlos Madrigal. Explicando la Trinidad al Islam. Pág. 64 y 169 ©1998. Editorial Clie.
[6] Daniel Iglesias Grèzes. "La Santísima Trinidad". Verdades de Fe. Explicando la Doctrina de la Fe Católica. http://verdadesdefe.blogspot.com/2006/03/programa-n-5-la-santsima-trinidad.html . Una redacción muy parecida se encuentra en el artículo "Dialogo Sobre la Santísima Trinidad" de la web Fe y Razón. http://www.feyrazon.org/DanTrinidad.htm
[7] Conoceréis de verdad. Trinidad Parte 6. http://www.conocereisdeverdad.org/website/index.php?id=3614 
[8] Real Academia de la Lengua Española. Diccionario de la Lengua Española, Vigésima Segunda Edición
[9] Luis Carlos Reyes. Video "Unicidad Trinidad Juan 1:1". http://es.youtube.com/watch?v=D49HwfMV0jQ
[10] William Arnold III. Articulo "En el Principio era la Palabra". Versión en línea http://www.apostolic.net/biblicalstudies/logos.htm
[11] James Anderson. Artículo "Juan 1:1. ‘con Dios’ y Pros". Traducido por Julio César Clavijo S., versión en línea, http://unicodios.blogspot.com/2008/06/juan-11-con-dios-y-pros.html