miércoles, 25 de mayo de 2011

La Trinidad no es Materia Bíblica

Por Julio César Clavijo Sierra




La trinidad fue una "doctrina" que apareció en el tercer siglo, se desarrolló notablemente en la segunda mitad del cuarto siglo, y el credo que la caracteriza (e.d. Credo de Atanasio) sólo tomó su forma definitiva hasta finales del siglo quinto.

Los teólogos y escritores trinitarios, generalmente coinciden en:

1. Aceptar que la Santa Escritura no posee una declaración formal relacionada con la Trinidad.

2. Reconocer que la Escritura no contiene la doctrina formada de la Trinidad.

3. Afirmar que el Nuevo Testamento no es suficiente pues se quedó en una etapa de infancia embrionaria en sus declaraciones doctrinales, específicamente con relación a la naturaleza de Dios. (Una declaración típica de las sectas).

4. Reconocer que el dogma de la trinidad tuvo un desarrollo extrabíblico, en un tiempo post-bíblico para ser formulado como hoy en día lo conocemos.

5. promover la falsa doctrina de la “Sagrada Tradición”, reclamando para las formulaciones post-bíblicas (especialmente para el Credo de Atanasio) una autoridad igual o superior al Nuevo Testamento, pese a que el concepto o la idea del dogma trinitario no se encuentra en la Biblia.


Todos las organizaciones trinitarias (ya sea de la corriente católica romana, ortodoxa griega o prostestante), le dan más honor al Credo de Atanasio que a la Biblia.

Los trinitarios han sido condicionados a pensar que Dios es una trinidad, por medio de un entrenamiento extra-Escritural, pero muchos de ellos ni siquiera se han detenido a reflexionar que la Escritura nada habla sobre el “Dios que es tres”.

La manera en que la “teología” trinitaria confunde a la gente para que adultere la Palabra de Dios, puede exponerse así:

1. Asuma que el Credo de Atanasio está a un nivel superior a la Biblia y que sirve para reinterpretar la Biblia.

2. Reinterprete la Biblia en consonancia con el Credo de Atanasio, eliminando siempre las concepciones mentales que puedan contradecir dicho Credo.

3. Conforme con el Credo de Atanasio, todas las veces que lea en la Biblia “Padre”, “Hijo” y “Espíritu Santo”, piense que se trata de tres personas distintas que hacen parte de un dios trino.

4. No se preocupe por los errores, absurdos y contradicciones del dogma trinitario. Recuerde que este está por encima de los parámetros que la inteligencia humana puede concebir.

5. Repita el ciclo anterior de manera indefinida y no se olvide de enseñar a otros que el Dios de la Biblia es una trinidad, para que ellos también transiten por la senda que usted ha decidido tomar.

Las sectas que actualmente adoran al dios Trino, pueden clasificarse en tres categorías:

1. LA IGLESIA CATOLICA ROMANA: Es la mayor representante del pensamiento trinitario. Tomó forma en el Concilio de Nicea del año 325, que fue convocado por el emperador romano Constantino y durante muchos siglos fue la única exponente del dogma trinitario. El desarrollo del dogma de la trinidad fue un proceso lento que consumió muchos siglos, y no empezó con la Iglesia Católica, pero sí fue aprobado y abrigado oficial e institucionalmente por dicha organización religiosa.

2. LA IGLESIA ORTODOXA GRIEGA: Se originó en el suceso conocido como Cisma de Oriente, del año 1054. La Iglesia Ortodoxa Griega afirmó que el "Espiritu trinitario" procedia unicamente del "Padre trinitario", mientras que la Iglesia Católica Romana, continuó con la creencia de que la tercera persona de su dios trino, procedía del "Padre trinitario" y del "Hijo trinitario" de manera simultanea.

3. LAS IGLESIAS PROTESTANTES TRINITARIAS: Se originaron en la llamada reforma protestante de 1517, cuando ciertos curas, monjes y feligreses católico romanos, optaron por separarse de la Iglesia Católica Romana, porque afirmaron que esta se había corrompido. Aunque renunciaron a muchas de las doctrinas erradas del catolicismo, continuaron con la adoración al dios Trino.

El trinitarismo asegura creer en la Deidad de Jesucristo, pero va en contravía de la Escritura, pues enseña que Jesús no es el Dios Único, sino que hay otras dos “divinas personas” que comparten su Deidad y que son tan Dios como lo es Él. De esa forma menosprecian y rebajan la plena Deidad de Jesucristo, y desvían su creencia hacia el falso dios Trino.




Ver También:


La Trinidad y sus Orígenes Paganos
La Tradición y la Filosofía en el Desarrollo de la Trinidad
La Eiségesis o Reinterpretación Trinitaria
Los Errores del Credo de Atanasio
Académicos Trinitarios Confiesan que La Teoría de la Trinidad no es Bíblica
La Trinidad y el Antiguo Testamento
La Trinidad y el Nuevo Testamento
Contradicciones del Trinitarismo
La Trinidad se Opone a la Biblia
La Trinidad no es Materia Bíblica
La Trinidad Contradice la Biblia
La Trinidad no es la Verdad Bíblica
El Mito de que el Tres es el Número Divino
El Dogma de la Trinidad No Está Escrito en la Biblia
La Definición de la Trinidad
La Herejía de Tres Personas en Dios