miércoles, 1 de junio de 2011

El Cordero con el Libro, en Apocalipisis 5


Por Elder Ross Drysdale. © Todos los derechos reservados.
Extracto tomado del libro "Si Sabéis Estas Cosas"
Traducido por Julio César Clavijo Sierra, año 2011.


Cristo, el Templo de Dios

Apocalipsis 21:3 dice: "He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y Él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios". Tanto tabernáculo como templo, son términos bíblicos que pueden referirse al cuerpo (2 Corintios 5:4). El cuerpo que Dios tomó para manifestarse en carne, morará con los hombres. En dicho tabernáculo o cuerpo, habita toda la plenitud de la Deidad, es decir el Padre (Colosenses 2:9). Por eso Apocalipsis 21:22, dice acerca de la Nueva Jerusalén: "Y no vi en ella templo; porque el Señor Dios Todopoderoso [es decir, el Padre] es el templo de ella, y el Cordero [es decir, el Hijo]. ¡El Padre y el Hijo son un Templo! No sólo eso, sino que Dios el Padre iluminará aquella ciudad a través del Cuerpo del Cordero en el que vive, y que es la lumbrera de la Nueva Jerusalén (Apocalipsis 21:23). Esto es lo que Pedro, Jacobo y Juan vieron previamente cuando Jesús se transfiguró, y vieron la gloria del Padre en el cuerpo de Cristo (Mateo 17:1-2).

Se habla de un solo trono para Dios el Padre y el Cordero, y se dice que el único que se sienta sobre el trono tiene un solo rostro y un solo nombre, porque el Padre y el Hijo constituyen un "Él" y no un "ellos". "Y el trono de Dios y del Cordero estará en ella, y sus siervos le servirán, y verán su rostro, y su nombre estará en sus frentes" (Apocalipsis 22:3-4). No es de extrañar que en Apocalipsis 14:1 diga: "el nombre de Él y el de su Padre escrito en la frente" (Apocalipsis 14:1). El nombre del Cordero estará en la frente de los vencedores, y Apocalipsis 14:1 dice que este nombre es también el nombre del Padre. ¡Así que el nombre del Padre y el nombre del Cordero es uno y el mismo nombre! Esto no nos sorprende, pues Juan mismo llamó a este libro la Revelación de Jesucristo y no "la revelación de alguna Trinidad".

El Cordero con el Libro

A menudo se presenta como una "prueba" de la teoría de las "dos personas", al texto de Apocalipsis 5:7, donde el Cordero "vino, y tomó el libro de la mano derecha del que estaba sentado en el trono" (aunque este planteamiento no lo hace Boyd). Si Jesús es el que está sentado en el trono, entonces ¿quién es el Cordero que tomó el libro? En esta presentación dramática (una visión) de la que Juan fue testigo, una extraña criatura con "siete cuernos y siete ojos" (v. 6), estaba de pie aunque parecía como inmolada (sacrificada, asesinada), y se dirigió hacia el trono tomando el libro. Este Cordero inmolado con siete cuernos y siete ojos, no es una persona, y mucho menos es nuestro Señor Jesucristo. ¿Quién espera ver a Cristo con siete cuernos y siete ojos cuando llegue al cielo? En Apocalipsis 1:12-15, tenemos una descripción del Cristo resucitado, y no incluye "siete cuernos y siete ojos".

Entonces, ¿qué significa este Cordero con siete ojos, del cual leemos en Apocalipsis 5? Simplemente es un símbolo, un recurso literario que representa la muerte de Cristo, quien es llamado el Cordero, porque fue inmolado para pagar el precio de nuestros pecados. Debido a su muerte y posterior resurrección, Él está acreditado para abrir el Libro de la Vida que estaba atado con siete sellos. Juan nos revela su visión, que es un espectáculo simbólico creado especialmente para describir verdades espirituales. El cordero con siete cuernos y sietes ojos, es exactamente eso - un cordero. Sin embargo, representa a Cristo, el "Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo" (Apocalipsis 13:8) en la presciencia de Dios. Como punto de comparación, en el bautismo de Jesús, Dios utilizó la visión de una paloma para simbolizar al Espíritu Santo, pero sólo alguien sin sentido, se imaginaría que el Espíritu Santo es efectivamente una paloma.

Resumen de lo Descrito en Apocalipsis

Hemos visto que el Libro de Apocalipsis, en lugar de establecer una identidad separada del Padre y de Cristo, en realidad demuestra que Cristo y el Padre constituyen el único individuo que está sentado en el trono, el Alfa y la Omega, ¡el único que podrá ser visto alguna vez!



Ver también:

Al que Está Sentado en el Trono y al Cordero. Apocalipsis 5:13 
Apocalipsis 5:7 ¿Cómo puedo ver la Unicidad en Este Versículo?
El Cordero con el Libro en Apocalipsis 5 
El Cordero en Apocalipsis 5
La Visión del Cordero de Apocalipsis 5, nos Habla Gráficamente del Plan Redentor de Dios