miércoles, 1 de junio de 2011

Elohim y los Pasajes Plurales


Por Daniel L. Segraves. © Todos los derechos reservados.
Simposio de Unicidad Pentecostal
11-13 de enero de 1996
Traducido por Julio César Clavijo Sierra, año 2011.


La primera vez que la palabra "Dios" es mencionada en la Escritura (Génesis 1:1), es traducida del hebreo ELOHIM. Esta palabra hebrea que aparece 2250 veces en el Antiguo Testamento, es traducida "Dios" cuando se usa en referencia al único Dios verdadero [en los cinco primeros libros de la Biblia, ELOHIM es usado 682 veces. En cientos de estas, la referencia es al único Dios verdadero de Israel]. También es traducido "dios" cuando se usa en referencia a un dios falso (Jueces 8:33, 11:24, 16:23; 2. Reyes 1:3, 19:37), o "dioses" para indicar una multiplicidad de deidades falsas (Génesis 31:30, 32; 35:2, 4; Éxodo 12:12; 18:11; 20:3, 23; 22:28; 23:13, 24, 32-33; 32:1, 4, 8, 23, 31, 34:15-17; Levítico 19:4; Números 25:2; 33:4; Deuteronomio 4:28; 5:7; 6:14; 7:4, 16, 25; 8:19; 10:17; 11:16, 28; 12:2-3, 30, 31; 13:2, 6-7, 13; 17:3; 18:20; 20:18; 28:14, 36, 64; 29:18, 26; 30:17; 31:16, 18, 20; 32:17, 37). Asimismo se traduce "dios" o "dioses", en referencia a "seres humanos" (Éxodo 7:1; Salmo 82:6), "ángeles" (Salmo 8:5) y "jueces" (Éxodo 21:6; 22:8-9) poderosos. Se usa en referencia a los "príncipes humanos" (Génesis 23:6), a los "truenos" (Éxodo 9:28), y significando "grande" en referencia a la pugna de Raquel con su hermana (Génesis 30:8).

Es esencial entender como ELOHIM se usa para el Dios verdadero, con el fin de entender como este término es utilizado de maneras diferentes. ELOHIM es un sustantivo masculino plural. La forma singular de la palabra ELOHIM es ELOAH, y aparece en el Antiguo Testamento 54 veces, siendo usada también en referencia tanto al Dios verdadero como a los dioses falsos. ELOAH proviene de la raíz hebrea EL-, que aparece 226 veces. EL- significa fuerza y poder.

El "im" sobre la terminación de una palabra hebrea (como en ELOHIM) la hace un plural, tal como cuando se pone una "s" al final de muchas palabras españolas. Pero a diferencia del idioma español, la forma plural de una palabra hebrea no significa necesariamente más de uno. Aunque el plural en el hebreo seguramente puede referirse a más de uno (y el idioma hebreo también tiene una terminación doble, significando dos), igualmente el hebreo usa formas plurales cuando sólo un sujeto está en vista, para indicar intensidad (algo como el "ísimo" terminando sobre algunas palabras españolas, como santísimo, excelentísimo, etc.), plenitud, engrandecimiento o multiplicidad de atributos.

C. L. Seow, indica que cuando ELOHIM es usado "como un nombre propio, o referido al Dios de Israel, es tratado como singular. De otra manera debería ser traducido como 'dioses'" [1]. Cuando ELOHIM es usado para el Dios de Israel, "la forma del sustantivo es plural, pero la referencia es singular. Esto es a veces llamado 'plural de majestad'" [2]. Aunque ELOHIM sea plural, debe estar acompañado por modificantes plurales y formas verbales plurales para funcionar como un sustantivo plural. En caso de estar acompañado de modificantes singulares y formas verbales singulares, este funciona como un sustantivo singular [3].

Con exactitud, ELOHIM puede ser traducido de dos maneras: el singular "Dios" (o "dios") o el plural "dioses". Para el único Dios verdadero, la forma plural de la palabra no debe ser tomada para indicar una pluralidad de dioses, sino una pluralidad de sus atributos majestuosos y que Él es sumamente poderoso. Para el caso donde Elohim se refiere al único Dios verdadero, la terminación plural hace una palabra plural que no se refiere a más de uno, sino que hace más intenso el singular. Entonces gramaticalmente hablando, el plural ELOHIM no sugiere que el Dios de Israel sea más de uno. Si la razón de la terminación plural fuera indicar más de uno, la palabra debería ser traducida "dioses". Esto no es aceptable al monoteísmo del Antiguo Testamento (ver por ejemplo Deuteronomio 6:4).

Siempre que ELOHIM se refiere al único Dios verdadero, está acompañado por verbos singulares, aunque ELOHIM sea plural. De otro lado, siempre que ELOHIM se refiere a más de un dios falso, es acompañado por verbos plurales. Esto es significativo gramaticalmente hablando, pues aunque la palabra ELOHIM sea plural, esta se refiere a un solo Dios verdadero. La razón nos comprueba que si los escritores bíblicos hubieran usado ELOHIM queriendo indicar que el Dios verdadero es más de uno, tendrían que haberlo acompañado de verbos plurales, pero ellos no lo hicieron así.

Por ejemplo, en el primer versículo de la Biblia, encontramos que el verbo singular "creó", es usado con ELOHIM. Ya que el verbo es singular, indica que Aquel que hizo la creación es singular. En este caso, la única opción que tenemos para explicar la forma plural de ELOHIM, es que ELOHIM se refiere a la plenitud e intensidad de los muchos atributos majestuosos del único Dios verdadero.

En Éxodo 32:4, donde ELOHIM es usado para una pluralidad de dioses falsos, el verbo "sacaron" apunta a la tercera persona del plural. El verbo plural exige que ELOHIM se refiera a más de un dios falso. Aunque en este caso sólo se registra que fue hecho un becerro de oro, este al parecer representó para los israelitas la adoración de todo el ganado vacuno, considerado sagrado por los egipcios. Así el becerro representó para ellos más que un solo dios, pues este representó a los dioses de los egipcios. En Deuteronomio 4:28, una serie de verbos plurales, tales como "ven", "oyen", "comen" y "huelen", son usados para describir las incapacidades de los dioses falsos (ELOHIM). Esto confirma que si la intención de ELOHIM es la de indicar más de uno, serán usados verbos plurales, mientras que si la intención de ELOHIM es la de indicar sólo uno, serán usados verbos singulares.

Es provechoso notar, que cuando el griego inspirado del Nuevo Testamento cita textos del Antiguo Testamento donde ELOHIM es usado en referencia al único Dios verdadero, el griego THEOS (Dios) aparece en singular (comparar el Salmo 45:6-7 con Hebreos 1:8-9). Cuando el Nuevo Testamento hace citas del Antiguo Testamento donde ELOHIM se refiere a personas o a los dioses falsos, usa la forma plural de THEOS (comparar el Salmo 82:6 con Juan 10:34-35 y Éxodo 32:1 con Hechos 7:40). El idioma griego no usa los plurales de la misma manera como el hebreo, es decir indicando intensidad, plenitud y pluralidad de atributos. Ya que ambos, el Testamento Hebreo y el Testamento Griego son inspirados, si ELOHIM hubiera querido indicar que el Dios verdadero es más de uno, entonces el griego usaría la forma plural del sustantivo pero no lo hace. El hecho de que el griego use el singular THEOS donde las escrituras hebreas usan el plural ELOHIM para referirse al Dios verdadero, despeja cualquier cuestionamiento relacionado con la singularidad del Dios verdadero. De verdad, en el ejemplo del Salmo 45:6, ELOHIM es usado para referirse solamente al Mesías. Hay sólo un Mesías, pero el sustantivo plural es usado para indicar su majestad inmensurable.

Todos esto nos ayuda a entender el plural "nosotros" en Génesis 1:26; 3:22; 11:7 e Isaías 6:8. Algunos podrían suponer que estos pronombres plurales indican más de un Dios o que Dios es de algún modo más de uno. Pero la gramática de los pasajes no indica nada de esto.

En Génesis 1:26, ELOHIM [plural] dijo [referido a la tercera persona singular masculina], "Hagamos [4] [referido a la primera persona del plural] al hombre [sustantivo masculino singular] a nuestra imagen ["imagen" es un sustantivo masculino singular pospuesto a la primera persona del plural], conforme a nuestra semejanza ["semejanza" es un sustantivo femenino singular pospuesto a la primera persona del plural]".

Gramaticalmente, las palabras "hagamos" y "nuestra" en este versículo, no pueden referirse solamente a Elohim, pero el verbo conectado directamente con ELOHIM ("dijo") es singular. La doctrina de la inspiración plenaria de la Biblia, implica que la inspiración se extiende a cada palabra de la Biblia. Esto quiere decir que aún la intensidad y el número del verbo son inspirados. Si en dicho versículo, ELOHIM hubiera tenido la intención de que todo apuntara sólo hacia sí mismo, Él habría usado verbos y pronombres singulares. Si ELOHIM fuera más de uno, lo apropiado hubiera sido usar la forma plural "hagamos" y el pronombre plural “nuestra”, pero en este caso, el verbo "dijo" obligatoriamente tendría que ser plural (algo que no ocurre en el texto bíblico).

Así, la gramática aclara que cuando el singular ELOHIM habló, Él incluyó a alguien más en su declaración. La gente judía, que desde luego es estrictamente monoteísta, ha sostenido desde hace mucho tiempo que en Génesis 1:26, ELOHIM se dirigió a los ángeles en una amable consideración para los asistentes de su tribunal celestial, cuando Él dijo, "Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza". Esto no es irrazonable, pues Job 38:7 indica que los ángeles estuvieron presentes en la creación y se regocijaron en las obras de Dios. Otros proponen que deberíamos tomar los pronombres plurales del mismo modo como el plural ELOHIM, es decir como plurales de majestad. Apelan a Esdras 4:18 como apoyo. Aquí, en respuesta a una carta, el rey Artajerjes dice, "la carta que nos enviasteis fue leída claramente delante de mí". La carta fue dirigida solamente a Artajerjes, y en la misma frase él usa tanto un pronombre plural como un pronombre singular para referirse a sí mismo. Históricamente, los reyes de la tierra han usado los pronombres plurales para referirse a sí mismos. Quizá ese sea el empleo que el Gran Rey hace de verbos y pronombres plurales en aquellos pocos versículos de la Escritura donde estos aparecen. Pero uno tiene que preguntarse, ¿por qué en miles de casos ELOHIM usa para Él verbos y pronombres singulares, y por qué en sólo cuatro versículos de la Biblia entera Él usa verbos y pronombres plurales? ¿Por qué Él no usa verbos y pronombres singulares exclusivamente, o verbos y pronombres plurales exclusivamente? El escaso empleo de los verbos y pronombres plurales, deben indicar algún objetivo específico, limitado. La explicación más simple y que está más estrechamente de acuerdo con la gramática inspirada, es que en estos pocos versículos, cuando ELOHIM habla, incluye gentilmente a otros, a los seres angelicales. En realidad, los ángeles no hicieron al hombre, así como los creyentes no son los que realmente hacen los milagros (ver Juan 14:12; Mateo 10:8); Dios gentilmente ha permitido que nosotros le colaboremos a Él (1. Corintios 3:9). Quizás haya aquí alguna semejanza del modo en que Dios incluyó a los ángeles en su trabajo.

Pero independientemente del significado exacto de Génesis 1:26, esto no puede que significar que ELOHIM sea más de uno. En Éxodo 20:2, el Dios de Israel declaró, "Yo soy el SEÑOR tu Dios". La palabra "SEÑOR" es "YHWH", la tercera persona del singular en la forma del verbo hebreo para "ser" (HAYAH). "YHWH" significa "Él es". Otra vez, una palabra singular es unida a ELOHIM, que es plural. Gramaticalmente, el significado de "Yo soy el SEÑOR tu Dios", no puede ser, "Yo soy el 'Él es' tus 'dioses'". Una palabra singular no puede tener un objeto plural, a no ser que – en el cuidado con el uso común hebreo – el plural deba indicar intensidad, plenitud o multiplicidad de atributos, pero no pluralidad de personas o cosas.

Cada versículo que conduce hacia Génesis 1:26, emplea verbos y pronombres singulares (ver los pronombres singulares en los versículos 5 y 10) que muestran que la obra de creación fue exclusiva de Dios. Esto mismo se evidencia en el verbo singular ("dijo") del versículo 26. La introducción de un verbo plural ("hagamos") y un pronombre plural ("nuestra") en el mismo versículo, debe significar el hecho de que el único Dios incluye a otros en su declaración. Ya que no había ningunos otros seres inteligentes creados hasta aquel entonces excepto los ángeles, sus palabras deben haber sido dirigidas a ellos.

Génesis 3:22 tiene una construcción gramatical similar a Génesis 1:26. El SEÑOR [YHWH, forma hebrea de la tercera persona del singular para el verbo "ser"] Dios (ELOHIM) dijo [referido a la tercera persona del singular masculino], "He aquí el hombre es como uno de nosotros [primera persona del plural], sabiendo el bien y el mal". Gramaticalmente el "nosotros", debe incluir a alguien más que a Dios, pues un pronombre plural no puede referirse a un sujeto singular. Otra vez, Dios debe haber incluido a los ángeles en su declaración; ellos seguramente eran conscientes de los asuntos del bien y del mal, pues Lucifer ya se había rebelado contra Dios antes de esto (ver Ezequiel 28:11-16). El hecho de que después de su declaración: "el hombre es como uno de nosotros", Dios colocara querubines (ángeles) al oriente del jardín del Edén con una espada encendida para impedir al hombre volver al jardín, apoya la idea de que Dios usó el plural "nosotros", para incluir a los ángeles en su declaración.

La gramática de Génesis 11:6-7 también cuenta. [La Biblia de las Américas, traduce Génesis 11:7 así: “Vamos, bajemos y allí confundamos su lengua, para que nadie entienda el lenguaje del otro”]. Aquí, ELOHIM no aparece. Yahvé (traducido "SEÑOR"), cuyo nombre es la forma hebrea de la tercera persona singular del verbo "ser", es registrado como habiendo dicho [referido a la tercera persona singular masculina] "Vamos" [referido a la segunda persona singular masculina], bajemos [referido a la primera persona del plural] y confundamos [referido a la primera persona del plural] allí su lengua". Es fascinante notar que la palabra traducida "vamos" (HAVAH), es un imperativo, una orden. Es un imperativo referido a la segunda persona singular masculina, que es entendido para significar "USTED [la segunda persona del singular] vaya". También podría ser traducido "venga", como en una orden imperativa, "venga USTED". "usted" es entendido como singular, no plural. Gramaticalmente, aquí Yahvé habla a otro sujeto, dando a aquel sujeto una orden. No hay nada, según la gramática, que indique que una "persona divina" hable a otra "persona divina". Parecería verdaderamente extraño, si una "persona divina" MANDARA a otra "persona divina" a hacer algo. En cambio, Yahvé habla a alguien más. Cuando Yahvé dice "descendamos", la forma verbal está referida a la primera persona del plural. Así, cuando Yahvé (el único Dios verdadero, cuyo nombre es la forma de la tercera persona singular del verbo ser) baja y confunde la lengua de la gente, Él es acompañado por alguien más. Al parecer, en este caso Él fue acompañado por un sólo ángel.

Esto no debe parecernos extraño, ya que en Génesis 18 Abraham fue visitado por tres "hombres" (versículo 2). Uno resultó ser el SEÑOR ("Yahvé") en una teofanía; Dios en forma de ángel (versículos 10, 13-15, 17) y los otros dos quienes eran ángeles (versículos 18:16 y 19:1). Si Dios desea ser acompañado por ángeles en cualquiera de las actividades que son de su prerrogativa, y si Él desea hablarles para incluirlos en su actividad, Él indudablemente usará palabras plurales para hacerlo así.

Isaías 6:8, es el otro único caso de la Escritura donde es usado un pronombre plural de un modo en que algunos piensan que implica una pluralidad [de personas divinas] en Dios. Aquí Isaías dice, "Después oí la voz del Señor, que decía: ¿A quien enviaré [referido a la primera persona del singular], y quién irá por nosotros [primera persona del plural]?" El pronombre plural "nosotros", no puede tener el singular "Yo" como su antecedente. Es evidente del contexto de Isaías 6:1-7, que hay mucha actividad angelical en esta visión. Al parecer, el único Dios verdadero incluye otra vez al tribunal celestial en su declaración. Es significativo que sólo Dios es quien envía, pero se necesitaba de alguien que fuera de parte de todos los habitantes del cielo. Dios no dice, "¿A quien vamos nosotros a enviar?", sino que dice "¿A quien voy yo a enviar?". La preocupación de los ángeles por la santidad de Dios como es subrayada en el contexto, muestra que la misión de Isaías dentro del rebelde Israel, fue de interés para ellos así como lo fue para Dios. Verdaderamente, la declaración que Isaías oyó en el verso 8, era dirigida por el Señor a sus ángeles. En Isaías 6:7, un ángel habla directamente a Isaías. En el versículo 8, no hay ninguna indicación de que el Señor se estuviera hablando directamente a sí mismo. En cambio, el Señor se dirige a su tribunal angelical, cuando Isaías ofrece su servicio. Esto refuerza que en Génesis 1:26, 3:22 y 11:7, Dios se dirige a ángeles.

El hecho de que Dios se dirige realmente a su tribunal celestial, es indicado por 1. Reyes 22:19-23. Aquí, Yahvé se sienta sobre su trono (ciertamente en una teofanía), con los ángeles que están de pie a su derecha y a su izquierda. Yahvé pregunta, "¿Quien inducirá a Acab, para que suba y caiga en Ramot de Galaad?" Varios ángeles contestaron de formas diferentes, hasta que vino un ser espiritual y estando delante de Yahvé dijo, "yo le induciré". Yahvé le contestó, "¿de qué manera?" El espíritu respondió, "Yo saldré, y seré espíritu de mentira en la boca de todos sus profetas". Yahvé contestó, "Le inducirás, y aun lo conseguirás; ve, pues, y hazlo así".

La gramática de la Escritura es inspirada. Cuando ELOHIM se refiere al único Dios verdadero, son usados verbos y pronombres singulares. Cuando el único Dios verdadero incluye a otros en sus actividades, son usados verbos y pronombres plurales. Estos no indican ninguna pluralidad de dioses o que el Dios verdadero sea más de uno. "Cuando [ELOHIM] se refiere al Dios de Israel, el concepto es siempre singular, aunque se trate de un plural masculino" [5]


Referencias
[1] C. L. Seow. Una Gramática para el Hebreo Bíblico. Nashville: Abingdon Prensa, 1987, p. 19.
[2] Ibíd.
[3] Page H. Kelly. Hebreo Bíblico: Una Gramática Introductoria. Grand Rapids, MI: William B. Eerdmans Publishing Company 1992, p. 32.
[4] La palabra "hagamos" es traducida del hebreo ASAH ("hacer") como opuesto a BARA ("crear"). Dios permitió a los ángeles participar en el sentido de ASAH, pero no en el sentido de BARA.
[5] Ethelyn Simon et. al. Nociones de Hebreo Cartilla para Adultos 2ª edición. Oakland, CA: EKS Publishing Company, 1983, p. 48.