lunes, 30 de junio de 2014

La Añadidura: "Tres son los que dan Testimonio en el Cielo... y Estos Tres son Uno" en 1. Juan 5:7

Por Rafael Rodríguez
Tomado del libro: Lo que Usted no Sabía de la Trinidad


Me acuerdo de una noche, en un programa de radio, que un predicador jubiloso decía: “Para quien quiera saber donde se encuentra nuestro fundamento para los que creemos y enseñamos la doctrina de la Trinidad, le invito a descubrirlo en 1. Juan 5:7-8.

Cuando escuché tal declaración, inmediatamente me di cuenta que aquel predicador no sabía nada acerca de 1. Juan 5:7-8.

Sé de antemano que muchos hermanitos sinceros serán sacudidos por las declaraciones que voy a hacerles. Sabiendo que voy a ser muy criticado por muchos, pero creo que es mi deber descubrir lo que ya muchos, por largo tiempo han callado por temor a ser rechazados.

¿SABIA USTED AMADO LECTOR, QUE 1. JUAN 5:7-8 FUE ADULTERADO CON EL PROPÓSITO DE INTRODUCIR LA DOCTRINA DE LA TRINIDAD?

Confieso que al principio, para mí fue un descubrimiento doloroso al darme cuenta que en la traducción Reina-Valera existen versos los cuales han sido alterados por el hombre.

Quiero contarles como fue que descubrí esta alteración. Aproximadamente un año después de mi conversión, yo había comprado un precioso ejemplar de la versión católica La Sagrada Biblia, edición ecuménica, versión directa de los textos primitivos, por monseñor Doctor Juan Straubinger, prensa católica de Chicago, la cual dice de la siguiente manera:

1. Juan 5:7-8. “Porque tres son los que dan testimonio [en el cielo el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo, y estos tres son uno. Y tres son los que dan testimonio en la tierra]: El Espíritu, y el agua y la sangre; y los tres concuerdan.

Gracias a Dios que he podido escribir exactamente como están estos dos versículos en mi Biblia versión católica, donde comencé a aprender de las Sagradas Escrituras.

Espero que pueda usted notar, amado lector, estas marcas [...] en los versos que le acabo de citar, incluyendo la parte que dice [...en el cielo el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo, y estos tres son uno. Y tres son los que dan testimonio en la tierra].

Estos signos se llaman corchetes y se usan en la escritura para reunir diferentes cosas. De manera que cuando yo descubrí estos signos, llamaron mi atención de tal manera que aún teniendo desconfianza de las versiones protestantes de la Biblia, conseguí otra Biblia de la misma versión Juan Strubinger pero ahora comentada.
¡En esta Biblia comentada, ahora descubría algo fantástico! Pues en el comentario de 1. Juan 5:7-8 dice: “lo que va entre corchetes no está en el antiguo texto griego y falta igualmente en muchos manuscritos latinos, habiendo sido muy discutida su autenticidad”. Pero unos renglones más abajo descubrí algo que me impactó tremendamente, pues decía: “El controvertido pasaje fue finalmente objeto de dos resoluciones del magisterio eclesiástico que refiere así el P. Bonsirven el 13 de enero de 1987, “la Sagrada Congregación de la Inquisición, había declarado en un decreto confirmado… por León XIII que no se podía negar o poner en duda que… 1. Juan 5:7 sea auténtico””.

Después de haber leído esta declaración en una versión católica de la Biblia, habiendo recibido el evangelio en esos días, me informé acerca de las librerías cristianas ya que mi deseo era seguir escudriñando la verdad de esta porción de la Escritura, obteniendo un resultado formidable, ya que obtuve toda la información que ahora les presento.

El Comentario Bíblico Moody dice de la siguiente manera: “en 1. Juan 5:7 el texto de este versículo debería decir, tal como lee Reina Valera Revisada, Porque tres son los que dan testimonio… ni un solo manuscrito contiene la añadidura trinitaria antes del siglo catorce y nunca se cita el versículo en las controversias trinitarias en los primeros 450 años de la era cristiana”.

Lo que descubrí de este comentario me pareció muy interesante ya que asegura que lo que estos textos hablan de la Trinidad es una añadidura. Además este comentarista declara enfáticamente que durante los primeros 450 años del cristianismo hubo muchas disputas respecto a la doctrina de la Trinidad, más en estos primeros 450 años, los que defendían esta doctrina nunca citaron a 1. Juan 5:7-8 como un respaldo. Pregunto: ¿por qué durante estos años de lucha buscando establecer la Trinidad, no recurrieron a esta porción? ¿Por qué no citaron 1. Juan 5:7 durante estos primeros años, siendo que era cuando más necesitaban estas declaraciones? ¡Sólo hay una razón! ¡Todavía no se habían alterado estos versos!
Encontré también el Nuevo Testamento traducido del original griego por Pablo Besson, quien omite la alteración del verso 7 y en una nota dice: “El V. 7 de los tres testigos en el cielo, falta en los manuscritos griegos. La fórmula trinitaria fue interpolada muchos años después del escrito original”.

Citaré otro comentarista para comprobar que en 1. Juan 5:7-8 hubo una alteración en el texto original, y este es el Comentario Bíblico Beacon, el cual dice de la siguiente manera: “En esta sección hay un problema textual en la última porción del verso 7 y la primera del verso 8. Estas pocas palabras son reconocidas por los eruditos en el Nuevo Testamento como una glosa, un comentario marginal que se deslizó en el texto durante alguna traducción temprana. Los dos versículos completos en el original deberían leer: Porque tres son los que dan testimonio: El Espíritu, el agua y la sangre”.

¿No le parece amado lector que es una gran bendición el poder el día de hoy tener acceso a todos estos libros?

Una de las primeras versiones de la Biblia que conseguí con el fin de descubrir la verdad de estos versículos fue Dios Habla Hoy, Versión Popular, traducción directa de los textos originales hebreo, arameo y griego, en la cual en el verso 7 solo se encuentra la frase: “tres son los testigos”. Y en el verso 8: “El Espíritu, el agua y la sangre; y estos tres están de acuerdo”.

De manera que entre los versículos 7 y 8, en los manuscritos originales solo encontramos: “Porque tres son los testigos, el Espíritu, el agua y la sangre; y estos tres están de acuerdo”.

Como podemos ver, quitando la añadidura, desaparece de estas Escrituras la doctrina trinitaria, y lo que me pregunto hoy es: ¿Qué harán ahora todos los que creyeron y enseñaron que el fundamento trinitario estaba en 1. Juan 5:7-8?

Otra prueba que tengo es la Sagrada Biblia traducción del Presbítero Agustín Magaña Méndez, Ediciones Paulinas. Esta versión dice en 1. Juan 5:7-8: “Tres son los que dan testimonio: El Espíritu, el agua y la sangre, estos tres están de acuerdo”.

Para que el lector tenga pruebas de que 1. Juan 5:7-8 está alterado, tomaré otras de las Biblias que conservo y es La Biblia Latinoamericana, texto íntegro traducido del hebreo y del griego, Ediciones Paulinas. Esta versión de la Santa Escritura dice en 1. Juan 5:7-8: “Son tres entonces los que señalan a Jesucristo: El Espíritu, el agua y la sangre, y estos tres testigos están de acuerdo”.

Ya que es un asunto tan delicado el asegurar que hay una alteración en la traducción de la Biblia Reina-Valera en 1. Juan 5:7-8, siento como mi deber, presentarle amado lector, todas las pruebas posibles.
Gracias a Dios he conseguido La Biblia de Estudio Pentecostal y en 1. Juan 5:7-8 dice: “Hay tres que dan testimonio: El Espíritu, el agua y la sangre; y estos tres están de acuerdo”.

Una de las versiones que llamó mucho mi atención desde el principio de mi conversión, y de las cuales tengo un ejemplar en mi biblioteca, es la Sagrada Biblia Nacar-Colunga, primera versión directa al español de los idiomas originales hebreo y griego. También la presento a ustedes para probar que 1. Juan 5:7-8 está alterado. Esta versión Nacar-Colunga dice en 1. Juan 5:7-8: “Porque tres son los que testifican, el Espíritu, el agua y la sangre, y estos tres se reducen a uno”.

Algo que me llamó la atención, es descubrir que aún la versión Traducción del Nuevo Mundo de las Sagradas Escrituras de los “Testigos de Jehová”, también ha traducido correctamente 1. Juan 5:7-8, pues dice así: “Porque hay tres que dan testimonio: El Espíritu, el agua y la sangre, y los tres están de acuerdo”.
Otra versión de la que deseo hacer referencia, es Dios Llega al Hombre, traducción directa del texto original griego. Esta versión dice en 1. Juan 5:7-8: “Tres son los testigos: El Espíritu, el agua y la sangre; y los tres están de acuerdo”.

Algo que por ningún motivo dejaría de mostrarle es el Nuevo Testamento Interlineal Griego Español de Francisco Lacueva, el cual en 1. Juan 5:7-8 dice: “Pues tres son los que testifican, el Espíritu y el agua y la sangre, y los tres de acuerdo están”.

Y para finalizar, ya que podría llenar fácilmente diez páginas más con este tipo de pruebas, quiero mostrarle algo que realmente me sacudió cuado yo lo descubrí: ¡La misma versión Reina-Valera! ¡Sí! ¡La misma versión que tanto se ha utilizado para enseñar mal sobre 1. Juan 5:7-8 al hablar de la doctrina de la Trinidad! Ahora ya corregida en la Nueva Versión Reina Valera Actualizada, dice en 1. Juan 5:7-8 “Porque tres son los que dan testimonio: El Espíritu, el agua y la sangre; y estos tres concuerdan en uno”.

Como usted pudo apreciar, amado lector, en muchas versiones de la Palabra de Dios, se ha quitado LA AÑADIDURA que por alrededor de cuatrocientos veinte años (desde los días de Erasmo de Rótterdam) había servido como respaldo a muchos enseñadores de la doctrina de la trinidad.

Pero en mi mente hay una pregunta: ¿Qué harán los que han enseñado la doctrina de la trinidad en los versículos 7 y 8 de 1. Juan? ¿Reconocerán que estaban equivocados? ¿Acusarán de hereje a quien descubra estas verdades?



Ver También:

1 Juan 5:7-8 Aparece Adulterado en Algunas Versiones Bíblicas 
La Añadidura: "Tres son los que dan Testimonio en el Cielo... y Estos Tres son Uno" en 1. Juan 5:7 
Coma Juanina, Coma Joánica, Comma Johanneum