domingo, 4 de marzo de 2012

¿Qué le Pasó Realmente a los Dinosaurios?


Por Ken Ham. © Todos los derechos reservados.
Traducido por Julio César Clavijo Sierra, año 2012.


Los dinosaurios son usados más que cualquier otra cosa para adoctrinar a los niños y adultos sobre la idea de millones de años para la historia terrestre. Sin embargo, la Biblia nos da un marco que nos permite explicar a los dinosaurios en términos de miles de años de historia, entre ellos el misterio de cuándo vivieron y lo que les sucedió. Dos textos claves son Génesis 1:24-25 y Job 40:15-24.

¿Los Dinosaurios son un Misterio?

Muchos piensan que la existencia de los dinosaurios y su desaparición, es un misterio tal que puede que nunca sepamos la verdad sobre su procedencia, la época real en la que vivieron y lo que les sucedió. Sin embargo los dinosaurios sólo serán un misterio, si usted acepta su historia bajo la óptica de la teoría evolutiva.

Según los evolucionistas, los dinosaurios evolucionaron por primera vez hace unos 235 millones de años, mucho antes de que se diera la evolución del hombre, [1] por lo tanto el ser humano no vivió en la misma época que los dinosaurios. Esta historia está registrada en las capas fósiles de la tierra, que fueron depositadas hace millones de años. Como grupo de animales los dinosaurios tuvieron tanto éxito que con el paso del tiempo llegaron a dominar la tierra. Sin embargo, alrededor de unos 65 millones de años ocurrió algo que cambió todo esto: ¡Desaparecieron los dinosaurios! La mayoría de los evolucionistas creen que algún tipo de cataclismo, como el impacto de un asteroide, los mató. Sin embargo, muchos evolucionistas afirman que algunos dinosaurios evolucionaron en aves, y por lo tanto no se han extinguido sino que están volando alrededor de nosotros hoy en día. [2]

De otro lado, si usted acepta el registro de la Biblia no hay ningún misterio rodeando a la historia de los dinosaurios. De acuerdo con la Biblia, los dinosaurios llegaron a existir por primera vez hace unos 6.000 años. [3] Dios creó a los dinosaurios junto con los otros animales terrestres, el 6º día de la semana de la creación (Génesis 1:20-25, 31). Adán y Eva fueron hechos también en el 6º día, por lo que los dinosaurios vivieron al mismo tiempo con las personas y no fueron separados por eones de tiempo. Los dinosaurios no pudieron haber muerto antes de la aparición del hombre, porque la muerte, el derramamiento de sangre, la enfermedad y el sufrimiento, son el resultado del pecado de Adán (Génesis 1:29-30; Romanos 5:12, 5:14; 1. Corintios 15:21-22). Los representantes de todos los tipos de animales terrestres que respiran aire, incluyendo todos los tipos de dinosaurios, estuvieron a bordo del arca de Noé. Todos aquellos que quedaron por fuera del arca, murieron en las circunstancias catastróficas del diluvio y muchos de sus restos se convirtieron en fósiles. Después del diluvio (hace unos 4.300 años), el resto de los animales terrestres, incluidos los dinosaurios, salieron del arca y vivieron en el mundo actual junto con la gente. La tierra ha cambiado grandemente a causa del pecado, de los juicios de maldición y del diluvio. Después del diluvio, los dinosaurios se extinguieron debido al cambio climático, la falta de alimento, las enfermedades y la cacería humana. Los dinosaurios, al igual que muchas otras criaturas, se extinguieron. Entonces, ¿por qué se habla del gran misterio de los dinosaurios?


¿Por Qué Existen Estos Puntos de Vista tan Diferentes?

¿Cómo puede haber unas explicaciones totalmente diferentes sobre los dinosaurios? La evidencia de los dinosaurios es la misma, ya sea uno un evolucionista o ya sea que acepte el relato bíblico. Todos los científicos tienen los mismos hechos - tienen el mismo mundo, los mismos fósiles, los mismos seres vivientes, el mismo universo, etc. Si los "hechos" son los mismos, entonces ¿cómo pueden las explicaciones ser tan diferentes? La razón es que en la actualidad los científicos sólo tienen fósiles de dinosaurios, pero están tratando de conectar los fósiles del presente con el pasado. Ellos se preguntan, "¿Qué pasó en el ayer para que los dinosaurios llegaran a existir, qué acabó con ellos, y cómo fue posible que muchos de ellos fueran fosilizados?" [4]

La ciencia que se ocupa de estas cuestiones se conoce como historia o ciencia de los orígenes, y se diferencia de la ciencia operacional que nos dan las computadoras, la exploración espacial, la electricidad y similares. La ciencia de los orígenes trata con el pasado, el cual no es accesible a la experimentación directa; mientras que la ciencia operacional trata con la manera como funciona el mundo en el aquí y el ahora, y por supuesto está abierta a experimentos repetibles. Debido a las dificultades en la reconstrucción del pasado, aquellos que estudian los fósiles (paleontólogos) tienen diversas opiniones sobre los dinosaurios. [5] Como se ha dicho, "la paleontología (el estudio de los fósiles) se parece mucho a la política: las pasiones son fuertes, y es fácil dibujar conclusiones muy diferentes de un mismo conjunto de hechos". [6]

Un paleontólogo que cree en el registro de la Biblia (la cual afirma ser la Palabra de Dios), [7] llegará a conclusiones bien diferentes a las de un ateo que rechaza la Biblia. La negación deliberada de la Palabra de Dios (2. Pedro 3:3-7) es la raíz de muchas disputas sobre la ciencia histórica. Muchas personas piensan que la Biblia es un libro sobre religión, pero es mucho más que esto. La Biblia es el libro de la historia del universo y nos habla también sobre el futuro del universo. Esta nos da cuenta de cómo comenzó el tiempo y nos relata los principales acontecimientos de la historia, tales como la entrada del pecado y la muerte en el mundo, el momento en el que la totalidad de la superficie del planeta fue destruida por las aguas del diluvio, la aparición de los diferentes idiomas en la Torre de Babel, la venida del Hijo de Dios, su muerte y resurrección, y los cielos nuevos y la tierra nueva por venir.

En última instancia, sólo hay dos maneras de pensar: Si se parte de la revelación de Dios (la Biblia) como fundamental para todas las disciplinas (incluyendo la biología, la historia y la geología), resultamos en una visión cristiana del mundo. O bien, si partimos de las creencias fabricadas por el hombre (por ejemplo, la teoría de la evolución de las especies) como fundamentales para explicar toda línea de pensamiento, resultamos en una cosmovisión secular.

Paradójicamente, la mayoría de los cristianos de la actualidad piensan de una manera secular, porque han sido adoctrinados para pensar de esa manera a través del sistema educativo y de los medios de comunicación que han llegado a ser bastante influenciados por la visión secular del mundo. Por esta razón, ellos tienden a tomar el pensamiento que sobre la Biblia ofrece la visión secular, en vez de usar la Biblia para forjar su manera de pensar (Romanos 12:1-2; Efesios 4:20-24).

La Biblia dice: "El principio de la sabiduría es el temor de Jehová" (Proverbios 1:7) y "El temor de Jehová es el principio de la sabiduría" (Proverbios 9:10). Si uno comienza con una visión evolutiva de la historia de los orígenes (en la que se dice que no hubo testigos inteligentes ni quedó un registro escrito presencial), entonces esta presunción es utilizada para explicar la evidencia fósil que tenemos en la actualidad, concluyendo con una explicación evolutiva de los dinosaurios. Pero si uno comienza con la visión bíblica de la historia, que parte del testimonio escrito de un testigo ocular (Dios) para todos los acontecimientos históricos, esta misma evidencia fósil es explicada desde esa manera totalmente diferente de pensar, y por lo tanto llegamos a la explicación bíblica dada anteriormente.

Historia de los Dinosaurios

Por todo el mundo se encuentran huesos fosilizados de dinosaurios. Muchos de estos hallazgos consisten en tan sólo fragmentos de huesos, pero también se han encontrado algunos esqueletos casi completos. Los científicos han sido capaces de describir muchos tipos diferentes de dinosaurios basándose en las características distintivas, tales como la estructura del cráneo y de las extremidades. [8]

¿De Dónde Vienen los Dinosaurios?

La Biblia nos dice que Dios creó a los diferentes tipos de animales terrestres en el 6º día de la Semana de la Creación (Génesis 1:24-25). Debido a que los dinosaurios eran animales terrestres, estos tienen que haber incluido a todos los tipos de dinosaurios. [9]

Los evolucionistas afirman que los dinosaurios evolucionaron de algún reptil que se había desarrollado originalmente de los anfibios. Sin embargo, ellos no pueden señalar a cualquier forma clara de transición para justificar su argumento. Los libros evolutivos muestran unos árboles de la familia de los dinosaurios donde se muestran distintos tipos de ellos, pero sólo se ofrecen líneas hipotéticas  que se unen a algún antepasado común. Las líneas son discontinuas, porque no hay ninguna evidencia fósil para tales transiciones. De manera que los evolucionistas simplemente no pueden demostrar su creencia en un ancestro no-dinosaurio de los dinosaurios.

¿Cuál era la Apariencia de los Dinosaurios?

Por lo general, los científicos no desentierran a un dinosaurio con toda su carne intacta. Incluso si se encuentran todos los huesos, todavía tienen menos del 40 por ciento del animal para elaborar lo que originalmente parecía. Por ejemplo, los huesos no pueden decir cuál era el color del animal, a pesar de que se hayan encontrado impresiones de la piel en algunos fósiles, lo que sólo indica cómo era la textura de la piel. Así como hay una cierta diversidad de colores entre los reptiles que viven hoy en día, los dinosaurios pueden haber variado mucho en la textura de la piel, en el color y así sucesivamente.

Cuando se hace la reconstrucción de los dinosaurios a partir de restos óseos, los científicos hacen todo tipo de conjeturas y con frecuencia están en desacuerdo. Por ejemplo, se ha debatido intensamente acerca de si los dinosaurios eran de sangre caliente o fría. Incluso es difícil determinar si un dinosaurio era macho o hembra a partir de sus huesos. Se especula mucho sobre esas cosas. A veces los científicos cometen errores en sus reconstrucciones, las cuales necesitan ser corregidas cuando se encuentran más huesos. Por ejemplo, el famoso brontosaurio no aparece en los más recientes diccionarios de dinosaurios. El "descubridor" original puso la cabeza incorrecta sobre el esqueleto de un dinosaurio que ya había sido nombrado apatosaurio. [10]

¿Quién Descubrió a los Dinosaurios?

Los libros seculares dicen que el primer descubrimiento de lo que más tarde serían llamados dinosaurios, ocurrió en 1677 cuando el Dr. Robert Plot encontró unos huesos muy grandes, y creyeron que pertenecían a un elefante gigante o a un ser humano gigante. [11]

En 1822, Mary Anne Mantell fue a dar un paseo a lo largo de un camino rural en Sussex, Inglaterra. Según la tradición, se encontró con una piedra que brillaba a la luz del sol y se la mostró a su marido que recolectaba fósiles. El Dr. Mantell, quien era médico, se dio cuenta que la piedra contenía un diente similar, pero mucho más grande que el de los reptiles modernos. Llegó a la conclusión de que pertenecía a un extinto reptil gigante herbívoro con dientes, como una iguana. En 1825 dio al dueño del diente el nombre de Iguanodon (diente de iguana). El Dr. Mantell fue quien comenzó a popularizar la idea de la "edad de los reptiles". [12]

Sin embargo, desde una perspectiva bíblica, cuando se dieron aquellos descubrimientos anteriormente mencionados, fue en realidad el momento en el que los dinosaurios fueron redescubiertos, pues Adán descubrió a los dinosaurios por medio de la observación directa.

¿Cuándo Vivieron los Dinosaurios?

Los evolucionistas afirman que los dinosaurios vivieron hace millones de años, pero es importante que caigamos en cuenta de que cuando se desentierra un hueso de dinosaurio, este no trae una etiqueta que muestre la fecha de su sepultura. Los evolucionistas obtienen sus fechas a través de métodos indirectos de datación que otros científicos han cuestionado, y hay mucha evidencia en contra de los millones de años. [13] 

¿Dios nos dice cuando creó al tiranosaurio rex? Muchos dirían que no. Pero la Biblia dice que Dios hizo todas las cosas en seis días normales. "E hizo Dios animales de la tierra según su género" [incluyendo a los dinosaurios], en el día 6º (Génesis 1:24-25), por lo que obtenemos una fecha para la creación de aproximadamente hace unos 6.000 años (la fecha aproximada de la creación se obtiene sumando los años encontrados en la Biblia). [14] Así que ya que el tiranosaurio rex era un animal terrestre –y Dios hizo a todos los animales terrestres en el día 6º–, entonces Dios hizo al  tiranosaurio rex en el día 6º.

Además, por la Biblia vemos que antes del pecado no hubo muerte, derramamiento de sangre, enfermedad o sufrimiento. [15] Si uno se acerca consistentemente a la Biblia desde el Génesis hasta el Apocalipsis, interpretando la Escritura con la Escritura, tiene que concluir que la muerte y el derramamiento de sangre para el hombre y los animales entró en el mundo sólo después del pecado de Adán. La primera muerte de un animal se produjo cuando Dios derramó la sangre de un animal en el Jardín del Edén, y vistió a Adán y a Eva (Génesis 3:21). Esta fue también una imagen de la expiación, prefigurando a Cristo cuya sangre fue derramada por nosotros. Por lo tanto, no se podían hallar huesos de animales muertos antes del pecado, y además esto va en contravía del evangelio. Esto significa que los dinosaurios debieron haber muerto después de que el pecado entró en el mundo, no antes. Los huesos de dinosaurios no pueden tener millones de años de antigüedad, debido a que Adán vivió solamente hace unos miles de años.

¿La Biblia Menciona a los Dinosaurios?

Si la gente vio algún día a los dinosaurios, se podría pensar que los antiguos escritos históricos como la Biblia, deben hablar de ellos. La primera traducción completa de la Biblia al idioma español, fue la versión de Casiodoro de Reina en 1569. [16] Algunas personas piensan que porque la palabra "dinosaurio" no se encuentra en ésta u otras traducciones, que entonces la Biblia no menciona a los dinosaurios. Sin embargo, debemos saber que no fue sino hasta 1841 que la palabra "dinosaurio" fue inventada. [17] Sir Richard Owen, un famoso anatomista británico y primer superintendente del Museo Británico (y un acérrimo anti-darwinista), al visualizar los huesos de iguanodon y megalosaurio, se dio cuenta de que estos representaban a un grupo singular de reptiles que aún no habían sido clasificados. Él acuñó el término "dinosaurio" de las palabras griegas que significan "lagarto terrible". [18] Por lo tanto, uno no puede esperar encontrar la palabra "dinosaurio" en la versión Reina-Valera, porque la palabra "dinosaurio" no existía cuando se hizo aquella traducción.

¿Hay otra palabra para "dinosaurio"? Existen leyendas de dragones por todo el mundo y muchas de las descripciones de los dragones se ajustan a las características específicas de los dinosaurios. ¿Pueden estas ser realmente registros de encuentros con lo que ahora llamamos dinosaurios?

Al igual que las leyendas de inundaciones se basan en un verdadero diluvio mundial (el diluvio de Noé) – Las leyendas de dragones se basan muy posiblemente en encuentros reales con los animales reales que hoy llamamos dinosaurios. Precisamente muchas de las descripciones del dragón terrestre, se ajustan con lo que sabemos acerca de los dinosaurios.

En Génesis 1:21, la Biblia dice: "Y creó Dios los grandes monstruos marinos, y todo ser viviente que se mueve, que las aguas produjeron según su género". La palabra hebrea usada aquí para "monstruos marinos", es la palabra que se traduce en otros lugares como "dragón" (hebreo: tannin). Por lo tanto, en el primer capítulo del primer libro de la Biblia, Dios puede estar describiendo a los grandes dragones marinos (que vivían en el mar, animales del tipo dinosaurio) que Él creó.

En la Biblia, hay otros pasajes que mencionan a los dragones que vivían en el mar: "monstruos en las aguas" (Salmo 74:13), "y matará al dragón que está en el mar" (Isaías 27:1). Aunque la palabra "dinosaurio" se refiere estrictamente a los animales que vivieron en la tierra, también los reptiles marinos y los reptiles voladores se agrupan a menudo con los dinosaurios. Los dragones del mar podrían haber incluido el tipo de dinosaurios como el mosasaurio. [19]

Job 41 describe a un gran animal que vivía en el mar y lo llama leviatán, diciendo aún que respiraba fuego. Este "dragón" puede haber sido algo así como el poderoso sarcosuchus imperator (super croc) de 12 metros, [20] o el liopleurodon de 25 metros. En la Biblia también se hace mención de una serpiente voladora: "la serpiente que vuela" (Isaías 30:6). Esto podría ser una referencia a uno de los pterodáctilos, que son popularmente considerados como dinosaurios voladores, como el pteranodon, el rhamphorhynchus o el ornithocheirus. [21]

La descripción bíblica del leviatán tiene semejanzas con el sarcosuchus y el liopleurodon

No mucho tiempo después del Diluvio, Dios le estaba mostrando a un hombre llamado Job lo grande que era como el Creador, mostrando al animal terrestre más grande que había hecho: "He aquí ahora al behemot, el cual hice como a ti; hierba come como buey. He aquí ahora que su fuerza está en sus lomos, y su vigor en los músculos de su vientre. Su cola mueve como un cedro, y los nervios de sus muslos están entretejidos. Sus huesos son fuertes como bronce, y sus miembros como barras de hierro. Él es el principio de los caminos de Dios; el que lo hizo, puede hacer que su espada a él se acerque". (Job 40:15-19). La frase "Él es el principio de los caminos de Dios", sugiere que este era el animal terrestre más grande que Dios había hecho. Entonces, ¿qué clase de animal era este "behemot"?


Los traductores de la Biblia no están seguros de lo que esta bestia era, y a menudo es transliterado del hebreo usando la palabra behemot (por ejemplo, Reina Valera (RV), La Biblia de las Américas (LBA), Nueva Versión Internacional (NVI) y Dios Habla Hoy (DHH)). Sin embargo, en muchos comentarios bíblicos y en las notas al pie de página de algunas Biblias, se dice que el "behemot" es posiblemente una referencia al hipopótamo o al elefante", [22] e incluso algunas versiones de la Biblia traducen "behemot" de esa manera. [23] Pero además del hecho de que el elefante y el hipopótamo no son los animales terrestres más grandes que Dios hizo (pues algunos de los dinosaurios los eclipsaron), esta descripción no tiene sentido ya que la cola del monstruo se compara con el gran árbol de cedro (Job 40:17). La pequeña cola del elefante (o la cola de un hipopótamo que se ve como un colgajo de piel) es muy diferente a un árbol de cedro. Claramente el elefante y el hipopótamo no pueden ser el behemot. Ninguna criatura se acerca a esta descripción. Sin embargo el behemot es muy parecido al braquiosaurio, uno de los grandes dinosaurios.

La descripción bíblica del behemot se asemeja al braquiosaurio (uno de los dinosaurios saurópodos). 

¿Hay Otros Registros Antiguos de Dinosaurios?

En la película El Misterio de los Grandes Dinosaurios, [24] se presentan una serie de relatos de dragones:

  • Una historia sumeria que se remonta al 2.000 a.C. o incluso antes, nos habla de un héroe llamado Gilgamesh, que cuando iba a talar los cedros en un bosque remoto, se encontró con un dragón grande y carnívoro al que mató cortándole la cabeza como trofeo.
  • Cuando Alejandro Magno (c. 330 a.C.) y sus soldados entraron en la India, se encontraron con que los indios adoraban a enormes reptiles silbantes que se mantenían en sus cuevas.
  • China es conocida por sus historias de dragones, y los dragones chinos son prominentes en la cerámica, los bordados y la escultura.
  • Inglaterra y otras varias culturas, conservan la historia de San Jorge, quien mató a un dragón que vivía en una cueva.
  • Existe una historia de un irlandés del siglo X, que escribió sobre su encuentro con lo que parece haber sido un stegosaurus.
  • Hay un libro científico europeo que data del año 1.500, titulado Historia Animalium, donde figuran varios animales vivos a los que nosotros llamaríamos dinosaurios. 
  • Ulysses Aldrovandus, un naturalista bien conocido de la época, registró un encuentro entre un campesino llamado Baptista y un dragón cuya descripción coincide con la de los pequeños dinosaurios tanystropheus. El encuentro fue el 13 de mayo de 1572, cerca de Bolonia en Italia, y el campesino mató al dragón.
  • También han sido encontrados petroglifos (dibujos tallados en la roca) de criaturas parecidas a dinosaurios. [25] 
(Para más información, vea también el video en español titulado: ¿Dragones o Dinosaurios?)


En resumen, a través de los tiempos las personas han estado muy familiarizadas con los dragones. Las descripciones de estos animales caben dentro de lo que sabemos acerca de los dinosaurios. La Biblia menciona a estas criaturas, incluso a las que vivían en el mar y las que volaban por los aires. Hay una enorme cantidad de otras evidencias históricas de que tales criaturas han vivido junto con la gente.

¿Qué Dicen los Huesos?

También hay evidencia física de que los huesos de los dinosaurios no son de millones de años de antigüedad. Científicos de la Universidad Estatal de Montana, encontraron unos huesos de tiranosaurio rex que no fueron completamente fosilizados. Las secciones de los huesos eran como huesos frescos y contenían lo que parece ser células de sangre y hemoglobina. Si estos huesos fueran realmente de hace decenas de millones de años, entonces las células de sangre y la hemoglobina se hubieran desintegrado totalmente. [26] Además no deberían haber huesos "frescos" si se tratara realmente de huesos de hace millones de años de antigüedad. [27] Un informe de estos científicos declaró lo siguiente:

"Una rebanada delgada de huesos de tiranosaurio rex brilló el ámbar bajo la lente del microscopio... El laboratorio se llenó de murmullos de asombro, porque yo había enfocado en algo dentro de los vasos que ninguno de nosotros había notado antes: objetos redondos diminutos de rojo translúcido con un centro oscuro... ¿glóbulos rojos? La forma y la ubicación de ellos lo sugirió, pero las células de la sangre son en su mayoría de agua y no podrían haberse conservado en los 65 millones de años de antigüedad del tiranosaurio... La muestra de hueso que nos tenía tan emocionados, provenía de un hermoso ejemplar, casi completo, de tiranosaurio rex descubierto en 1990... Cuando el equipo trajo el dinosaurio al laboratorio, notamos que algunas partes profundas en el interior del hueso largo de la pierna, no se habían fosilizado completamente... Hasta el momento, creemos que toda esta evidencia apoya la idea de que nuestras rebanadas de tiranosuario rex podrían contener hemo conservado y fragmentos de hemoglobina. Sin embargo, aún queda trabajo por hacer antes de que estemos lo suficientemente seguros como para venir a decir: "Sí, este tiranosaurio rex tiene compuestos de sangre en sus tejidos". [28]

Huesos no fosilizados de dinosaurios pico de pato, han sido encontrados en la vertiente norte de Alaska. [29] Además, científicos creacionistas recogieron este tipo de huesos de dinosaurios (no fosilizados) congelados en Alaska. [30] Los evolucionistas nos dirían que estos huesos han permanecido congelados durante muchos millones de años (de acuerdo con la teoría evolutiva) desde que estos dinosaurios supuestamente se extinguieron. Sin embargo, los huesos no podrían haber sobrevivido durante millones de años sin mineralizarse. Este es un rompecabezas para los que creen en una "era de los dinosaurios" de hace millones de años, pero no para alguien que construye su pensamiento sobre la Biblia.

¿Qué Comían los Dinosaurios y Cómo fue su Comportamiento?

Películas como Parque Jurásico y El Mundo Perdido, retratan a la mayoría de los dinosaurios como agresivos consumidores de carne. Pero la mera presencia de dientes afilados no nos dice cómo se comportaba o qué alimentos consumía un animal (o como utilizaban sus dientes para rasgar los alimentos y similares). Sin embargo, mediante el estudio del estiércol de dinosaurio fósil (coprolito), los científicos han sido capaces de determinar la dieta de algunos dinosaurios. [31]

Originalmente, antes del pecado, todos los animales eran vegetarianos, incluyendo a los dinosaurios. Génesis 1:30 dice: "Y a toda bestia de la tierra, y a todas las aves de los cielos, y a todo lo que se arrastra sobre la tierra, en que hay vida, toda planta verde les será para comer. Y fue así". Esto significa que incluso el tiranosaurio rex sólo comía plantas, antes de que el pecado entrara en el mundo. Algunas personas se oponen a esto, señalando a los dientes tan grandes que tuvo el tiranosaurio rex, insistiendo en que deben haber sido utilizados para atacar a otros animales. Sin embargo, sólo porque un animal tiene dientes grandes y afilados, esto no quiere decir que coma carne. ¡Simplemente significa que tiene dientes grandes y afilados! [32]

Muchos animales que viven hoy, tienen dientes afilados pero son básicamente vegetarianos. El panda gigante tiene dientes afilados como los de un carnívoro, pero sólo come bambú. Tal vez los dientes del panda fueron maravillosamente diseñados para comer bambú. Para explicar el por qué un oso panda gigante tiene los dientes como cualquier animal consumidor de carne de hoy, pero solo come bambú, los evolucionistas tienen que decir que el panda gigante se desarrolló como un comedor de carne, y después pasó al bambú. [33] Las diferentes especies de murciélagos comen variedades de frutas, néctar, insectos, animales pequeños y sangre, pero sus dientes no indican claramente lo que comen. [34] Varios tipos de osos tienen dientes con las características de los carnívoros, pero algunos osos son vegetarianos, y muchos, si no la mayoría, son principalmente vegetarianos.

Antes del pecado, Dios describió al mundo como "bueno en gran manera" (Génesis 1:31). Algunos no pueden aceptar este concepto de armonía perfecta, debido a la cadena alimenticia que observan en el mundo de hoy. Sin embargo, no se puede mirar al mundo maldecido por el pecado y sus resultados que son la muerte y el conflicto, y utilizar este argumento para rechazar el registro histórico del Génesis. Todo ha cambiado a causa del pecado. Es por eso que Pablo describe a la creación actual como "gimiendo" (Romanos 8:22). Hay que mirar a través "de los ojos" de la Biblia  para entender el mundo. [35]

Algunos argumentan que las personas o los animales pudieron haberse hecho daño, incluso en un mundo ideal. Ellos sostienen que aún antes del pecado, Adán o algún animal podrían haber pisoteado y herido a las criaturas pequeñas, o podrían haberse rasguñado con alguna rama. En la actualidad, este tipo de situaciones son verdaderas en todo el mundo caído de hoy, que ya no es perfecto y está sufriendo los efectos de la maldición (Romanos 8:22). Uno no puede mirar a la Biblia a través de los ojos del mundo, e insistir en que el mundo antes del pecado era como el mundo que vemos hoy en día. No sabemos lo que es un mundo perfecto, continuamente restaurado y que confirma completamente el poder de Dios (Colosenses 1:17; Hebreos 1:3), porque nosotros nunca hemos experimentado la perfección (la cual solo experimentaron Adán y Eva antes del pecado).

Sin embargo, sí conseguimos algunos pequeños vislumbres por la Escritura en Deuteronomio 8:4, 29:5 y Nehemías 9:21, donde se nos dice que cuando los israelitas vagaron por el desierto durante 40 años, su ropa y sus zapatos no se desgastaron ni sus pies se hincharon. Cuando Dios sostiene las cosas perfectamente, el desgastarse o hacerse daño en alguna manera, no es ni siquiera una opción. Pensemos en Sadrac, Mesac y Abednego (Daniel 3:26-27). Ellos salieron de en medio del fuego, sin ni siquiera el olor del fuego sobre ellos. Una vez más, cuando el Señor sostiene la perfección, no es posible ser herido. En un mundo perfecto, antes del pecado y la maldición, Dios lo habría sostenido todo perfectamente; pero en este mundo maldito, las cosas se desgastan.

Muchos comentaristas creen que la descripción de Isaías 11:6-9 acerca de la armonía entre el lobo y el cordero, y el león que come paja como el buey, es una imagen de la tierra nueva en la futura restauración (Hechos 3:21), cuando no habrá más maldición o muerte (Apocalipsis 21:1, 22:3). Los animales allí descritos, están viviendo pacíficamente como vegetarianos (esta es también la descripción del mundo animal antes del pecado - Génesis 1:30). El mundo de hoy ha cambiado drásticamente a causa del pecado y la maldición. La presente cadena alimenticia y el comportamiento de los animales (que también cambió después del diluvio - Génesis 9:2-3) no puede ser utilizado como base para la interpretación de la Biblia, pues la Biblia explica por qué el mundo actual es como es.

Al principio, Dios dio a Adán y a Eva el dominio sobre los animales: "Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra". (Génesis 1:28). Mirando al mundo de hoy, se nos recuerda en Hebreos 2:8: "Todo lo sujetaste bajo sus pies. Porque en cuanto le sujetó todas las cosas, nada dejó que no sea sujeto a él; pero todavía no vemos que todas las cosas le sean sujetas". La relación del hombre con todas las cosas ha cambiado a causa del pecado, pues actualmente "no vemos que todas las cosas le sean sujetas" como lo fueron originalmente.

La mayoría de las personas, incluyendo a la mayoría de los cristianos, tienden a observar el mundo como lo es hoy, con toda su muerte y sufrimiento, y luego llevan esa observación a la Biblia e intentan interpretarla en ese sentido. Pero somos seres humanos pecaminosos, falibles, que observan un mundo maldito por el pecado (Romanos 8:22), y por lo tanto tenemos que empezar con la revelación divina, la Biblia, para empezar a entender.

Entonces, ¿cómo surgieron los colmillos y las garras? El Dr. Henry Morris, una figura fundacional en el movimiento creacionista moderno, declaró: “Si tales estructuras como los colmillos y las garras fueron parte de su equipamiento original, o fueron características recesivas que sólo llegaron a ser dominantes debido a los procesos de selección posterior, o fueron características de una mutación dada a raíz de la maldición, o cómo surgieron exactamente, habrá que esperar nuevas investigaciones. [36]

Todo cambió después de que el pecado entró en el mundo. Quizás algunos animales comenzaron a comerse a otros en esta etapa. En la época de Noé, Dios describió de esta manera lo que había ocurrido: "Y miró Dios la tierra, y he aquí que estaba corrompida; porque toda carne había corrompido su camino sobre la tierra" (Génesis 6:12).

Además, después del diluvio, Dios cambió el comportamiento de los animales. Leemos: "El temor y el miedo de vosotros estarán sobre todo animal de la tierra, y sobre toda ave de los cielos, en todo lo que se mueva sobre la tierra, y en todos los peces del mar; en vuestra mano son entregados" (Génesis 9:2). Así que al hombre le resultaría mucho más difícil el llevar a cabo el mandato de dominio dado en Génesis 1:28.

¿Por qué Encontramos Fósiles de Dinosaurios?

La formación de los fósiles requiere de una sepultura súbita. Cuando un animal muere, por lo general es comido o se desintegra hasta que no queda nada y se convierte en polvo. Para que se forme un fósil, se requiere de unas condiciones únicas que son necesarias para preservar el animal y sustituirlo con minerales, etc.

Los evolucionistas dijeron alguna vez, que el registro fósil se formó lentamente a medida que los animales murieron y fueron cubiertos poco a poco por sedimentos. Sin embargo, más recientemente han reconocido que el registro fósil debe involucrar procesos catastróficos. [37] Para que se formaran los miles de millones de fósiles que hay por todo el mundo, en capas a veces de kilómetros de espesor, los organismos en general, deben haber sido enterrados rápidamente. Muchos evolucionistas dicen ahora, que el registro fósil se formó rápidamente en periodos intercalados por millones de años.

Según la Biblia, con el paso del tiempo la tierra se llenó de maldad, por lo que Dios determinó que enviaría un diluvio universal "para destruir toda carne en que haya espíritu de vida debajo del cielo; todo lo que hay en la tierra morirá". (Génesis 6:17). Dios ordenó a Noé que construyera un barco muy grande en el que pudiera llevar a su familia y a representantes de todo tipo de "aves según su especie, y de las bestias según su especie, de todo reptil de la tierra según su especie, dos de cada especie" (Génesis 6:20), que el mismo Dios eligió y envió a Noé para que tuvieran vida. Esto debe haber incluido a dos de cada tipo de dinosaurio.

¿Cómo Pudieron Caber los Dinosaurios en el Arca?


Muchas personas piensan en los dinosaurios como criaturas de gran tamaño que no habrían podido caber en el Arca. Sin embargo, el tamaño promedio de un dinosaurio, sobre la base de los esqueletos encontrados en la tierra, es del tamaño de una oveja. [38] En efecto, muchos dinosaurios eran relativamente pequeños. Por ejemplo, el struthiomimus era del tamaño de un avestruz, y el compsognathus no era más grande que un gallo. Sólo unos pocos dinosaurios crecían hasta tamaños sumamente grandes (por ejemplo, el braquiosaurio y el apatosaurio), pero ni siquiera ellos eran tan grandes como el animal más grande que hay actualmente en el mundo, la ballena azul. (Los reptiles tienen el potencial de crecer mientras están vivos. De este modo, un dinosaurio muy grande, era probablemente ya un adulto).

Los dinosaurios ponían huevos, y el huevo fósil más grande de dinosaurio que se ha encontrado, es del tamaño de una pelota de fútbol. [39] Incluso los dinosaurios más grandes, eran muy pequeños cuando recién salían del cascarón. Recordemos que los animales que estaban en el arca tenían el propósito de repoblar la tierra, por lo tanto habría sido necesario elegir a ejemplares jóvenes, que pronto estuvieran en la flor de su vida reproductiva. La investigación reciente, sugiere que los dinosaurios experimentaron periodos de crecimiento repentino cuando llegaron a su adolescencia. [40] Por lo tanto, es realista suponer que Dios habría enviado a animales muy jóvenes al arca, y no a criaturas que estaban bien desarrolladas.

Algunos podrían argumentar que los 600 o más tipos de dinosaurios no podrían caber en el arca, pero Génesis 6:20 dice que representantes de todos las especies de animales terrestres subieron al arca. La pregunta entonces es, ¿qué es una "especie" (en hebreo: min)? Los creacionistas bíblicos han señalado que puede haber muchos tipos que descienden de una sola especie. Por ejemplo, hay muchos tipos de gatos en el mundo, pero todas las clases de gato probablemente proceden de una sola especie de gato original. [41] Las variedades de gatos de hoy se han desarrollado por selección natural y artificial, que actúa variando la información original (los genes) de los gatos originales. Esto ha producido diferentes combinaciones y subconjuntos de información, y por lo tanto diferentes tipos de gatos.

Las mutaciones (errores en la copia de los genes durante la reproducción) también pueden contribuir a la variación, pero los cambios causados por las mutaciones son "decrecientes", causando la pérdida de la información original.

Incluso la especiación puede ocurrir a través de estos procesos. La especiación no es "evolución", ya que se basa en información generada que ya está presente y por lo tanto es limitada, decreciendo en el proceso, pues no implica un aumento de la complejidad. Por lo tanto, sólo unos pocos pares de felinos habrían sido necesarios en el arca de Noé.

Los nombres de dinosaurios han tendido a proliferar, con nuevos nombres que se dan a unos pocos pedazos de hueso, incluso aunque el esqueleto sea similar a uno que tenga un tamaño diferente o que se encuentre en un país diferente. Probablemente hubo menos de 50 grupos o clases distintas de dinosaurios que tuvieron que estar en el arca. [42] Además, hay que recordar que el arca de Noé era muy grande, y muy capaz de llevar al número de animales necesarios, incluyendo a los dinosaurios. (Para más información vea el artículo: ¿Hubo un Diluvio Universal y Existió Realmente el Arca de Noé?). Los animales terrestres que no entraron en el arca se ahogaron, incluyendo a los dinosaurios. Muchos fueron preservados en las capas formadas por el diluvio, por lo que hay millones de fósiles. Es de suponer que muchos de los fósiles de dinosaurios fueron enterrados en ese momento, hace unos 4.500 años. Además, después del diluvio ha habido cataclismos considerables, incluyendo acontecimientos tales como la edad de hielo, dando también lugar a una cierta formación de fósiles post-diluvio.

Las formas retorcidas de estos animales preservados en las rocas, el impresionante número de ellos en los cementerios de fósiles, su amplia distribución, y algunos esqueletos completos, todos proporcionan evidencia convincente de que fueron enterrados con rapidez, lo que demuestra que hubo inundaciones masivas. [43]

¿Por Qué no Vemos a los Dinosaurios Actualmente?

Al final del diluvio, Noé, su familia y los animales salieron del arca (Génesis 8:15-17). Así los dinosaurios comenzaron una nueva vida en un mundo nuevo. Los dinosaurios salieron junto con los otros animales a reproducirse y repoblar la tierra. Ellos abandonaron el lugar de parada de la nave y se expandieron por la superficie de la tierra. Los descendientes de estos dinosaurios dieron lugar a las leyendas de dragones. Pero el mundo que salieron a repoblar difería del que ellos conocieron antes del diluvio de Noé. El diluvio fue devastador y ahora era un mundo mucho más difícil para sobrevivir.

Después del diluvio, Dios le dijo a Noé que a partir de entonces los animales le temerían al hombre, y que la carne de los animales podría ser de alimento para el hombre (Génesis 9:1-7). Incluso para el hombre, el mundo se había convertido en un lugar más difícil para sobrevivir, pues la nutrición que alguna vez obtuvo fácilmente de las plantas, ahora tendría que ser complementada por fuentes de origen animal. Tanto los animales como el hombre, encontraron que su capacidad para sobrevivir se puso a máxima prueba. A partir de lo que vemos en el registro fósil, en la historia escrita del hombre, y por la experiencia de los últimos siglos, sabemos que muchas de las formas de vida de este planeta no han sobrevivido a esta prueba. Tenemos que recordar que muchas plantas y animales se han extinguido desde el diluvio, ya sea debido a la acción del hombre, por la competencia con otras especies, o por el medio ambiente más áspero después del diluvio. Muchos grupos aún se están extinguiendo. Los dinosaurios parecen estar enumerados entre los grupos extintos.

¿Entonces Por qué la gente está tan intrigada acerca de los dinosaurios, pero por ejemplo tienen tan poco interés por la extinción del helecho Cladophebius? La presentación de los dinosaurios como "monstruos" es la que excita y fascina a la gente. Los evolucionistas han sacado provecho de esta fascinación, y el mundo está inundado de propaganda evolucionista centrada en los dinosaurios. Como resultado de ello, la filosofía evolucionista ha penetrado en el pensamiento moderno, incluso entre los cristianos.

Si se le preguntara a los zoológicos el por qué ellos tienen programas para la protección de las especies en vías de extinción, es probable que obtuviéramos una respuesta como esta: "Hemos perdido muchos animales de esta tierra. Los animales se extinguen todo el tiempo. Mire todos los animales que se han ido para siempre. Tenemos que actuar para salvar a los animales". Si entonces les preguntáramos: "¿Por qué los animales se extinguen?", es posible que obtengamos una respuesta como esta: "¡Es obvio! Porque la gente los ha matado, o porque les han faltado sus alimentos cuando el hombre destruye su medio ambiente, por enfermedades, por problemas genéticos, por catástrofes como inundaciones, en fin, hay un montón de razones". Si entonces les preguntáramos: "Bueno, ¿entonces qué pasó con los dinosaurios?" Irónicamente la respuesta probablemente sería: "¡No lo sé! Los científicos han sugerido decenas de razones posibles, pero es un misterio".

Tal vez una de las razones por las que los dinosaurios se han extinguido, es porque que no comenzamos con nuestros programas de protección para las especies en peligro con suficiente antelación. Los factores que ahora causan la extinción, surgieron a causa del pecado, la maldición del hombre, las secuelas del diluvio (un juicio), etc., los cuales son los mismos factores que causaron que los dinosaurios se extinguieran.

¿Se Han Extinguido Realmente los Dinosaurios?

Uno no puede probar que un organismo se ha extinguido, sin tener información de todas las partes de la superficie terrestre al mismo tiempo. Los expertos han quedado avergonzados cuando después de haber declarado a ciertos animales extintos, fueron descubiertos vivos y en buen estado. Por ejemplo, en la década de 1990, unos exploradores encontraron a ciertos elefantes en Nepal, que tienen muchos de los rasgos característicos de los mamuts. [44]

Unos científicos encontraron en Australia, algunos árboles vivos que se pensó que se habían extinguido con los dinosaurios. Un científico dijo: "Fue como encontrar a un "dinosaurio vivo". [45] Cuando los científicos han encontrado animales o plantas que se habían creído extinguidas hace mucho tiempo, las han llamado "fósiles vivientes". Hay cientos de fósiles vivientes, los cuales son una gran vergüenza para todos aquellos que creen en una historia de la tierra de millones de años.

Los exploradores y nativos en África, han reportado avistamientos de criaturas como dinosaurios, incluso en el siglo XX. [46] Por lo general, estos han sido confinados a lugares lejanos a las vías, tales como lagos profundos en las selvas del Congo. Sus descripciones ciertamente encajan con los dinosaurios. [47] Pinturas rupestres de los nativos americanos, parecen representar a un dinosaurio. [48] Ciertos científicos aceptan los dibujos de mamut hallados en cuevas, ¿Entonces por qué no aceptan los dibujos de dinosaurios? El adoctrinamiento que han recibido de la teoría de la evolución de las especies, de que el hombre no vivió al mismo tiempo que los dinosaurios, ha privado a la mayor parte de los científicos a considerar si los dibujos son de dinosaurios. Sin duda, no traería ninguna vergüenza para un creacionista, si alguien llega a descubrir a dinosaurios vivos en la selva. Sin embargo, esto avergonzaría a los evolucionistas.

Y no, no podemos clonar a un dinosaurio, como en la película Parque Jurásico, aunque tuviéramos ADN de dinosaurio. Para esto sería necesario tener también a una dinosaurio hembra viva. Los científicos han encontrado que para clonar a un animal, se necesita un óvulo de una hembra viva, ya que la "maquinaria" en el citoplasma de su óvulo,  es necesaria para que la nueva criatura pueda desarrollarse. [49]

¿Avesaurios?

De todos modos, muchos evolucionistas no creen realmente que los dinosaurios se hayan extinguido. En 1997, a la entrada de la exhibición de aves en el zoológico de Cincinnati, Ohio, leímos lo siguiente en un cartel: "¿Los dinosaurios se extinguieron hace millones de años – eso les pasó? No, las aves son esencialmente dinosaurios modernos de cola corta con plumas".

A mediados de la década de 1960, el Dr. John Ostrom de la Universidad de Yale, comenzó a popularizar la idea de que los dinosaurios evolucionaron en aves. [50] Sin embargo, no todos los evolucionistas están de acuerdo con esto. "Es sólo una fantasía sobre ellos", dice Alan Feduccia, un ornitólogo de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, y un destacado crítico de la teoría del dinosaurio-ave. "Ellos desean tanto ver a dinosaurios vivos, que ahora piensan que pueden estudiarlos indirectamente en el comedero de los pájaros en el patio trasero". [51]

Ha habido muchos intentos para adoctrinar al público a creer que las aves modernas son realmente dinosaurios. La Revista Time del 26 de abril de 1993, tenía en la primera plana de su cubierta a un "avesaurio", ahora llamado mononykus, al que se le pusieron plumas (suponiendo una forma de transición entre los dinosaurios y las aves) a partir del hallazgo de un fósil que no tenía plumas. [52] En el mismo mes, Science News publicó un artículo sugiriendo que este animal era una criatura que hacía excavaciones, parecido a un topo. [53]

En 1996, los periódicos informaron sobre un hallazgo en China de un fósil de reptil que supuestamente tenía plumas. [54] Algunos de los informes de los medios de comunicación, afirmaron que si se llegaba a confirmar, eso sería "una prueba irrefutable de que las aves de hoy evolucionaron de los dinosaurios". Un científico dijo: "No se puede llegar a una conclusión distinta de que son plumas". [55] Sin embargo, en 1997 la Academia de Ciencias Naturales de Filadelfia, envió a cuatro destacados científicos para investigar este hallazgo. Ellos concluyeron que no eran plumas. El reportaje periodístico indicó, concerniente a la declaración de uno de los científicos, "Él dijo que vio estructuras 'parecidas al pelo' –no pelo- que pudieron estar apoyadas sobre el cuello o la cresta, como en el caso de las iguanas". [56]

Tan pronto como apareció el presente informe, los medios de comunicación dieron otro informe en el que afirmaron que 20 fragmentos de huesos de un reptil hallados en América del Sur, mostraron que los dinosaurios están relacionados con las aves. [57]

Las aves son de sangre caliente y los reptiles son de sangre fría, pero a los evolucionistas que creen que los dinosaurios evolucionaron en aves, les gustaría ver a dinosaurios de sangre caliente como apoyo para su teoría. Sin embargo, el Dr. Larry Martin, de la Universidad de Kansas, se opone a esta idea diciendo: "Investigaciones recientes han demostrado que la estructura microscópica de los huesos de dinosaurio son "características de animales de sangre fría"… Así que regresamos a los dinosaurios de sangre fría". [58]

Lamentablemente, los medios de comunicación seculares se han tornado tan descarados en su posición anti-cristiana y en su propaganda a favor de la teoría de la evolución de las especies, que se han atrevido a hacer afirmaciones tan ridículas como que: "Los loros y los colibríes también son dinosaurios". [59]

Varios informes más recientes, han alimentado el debate sobre el ave/dinosaurio entre los evolucionistas. Uno concierne a la investigación sobre los orígenes embrionarios de los "dedos" de las aves y de los dinosaurios, que muestran que las aves no podrían haber evolucionado de los dinosaurios. [60] Un estudio del supuesto dinosaurio con plumas hallado en China, reveló que el dinosaurio tenía el diafragma y el pulmón distintivo de los reptiles, que es claramente diferente del pulmón de las aves. [61] Otro informe dice que los bordes deshilachados que algunos cree que eran "plumas" en el fósil de la China, son similares a las fibras de colágeno que se encuentran inmediatamente por debajo de la piel de las serpientes marinas. [62] No hay ninguna evidencia creíble de que los dinosaurios evolucionaron en aves. [63] Los dinosaurios siempre han sido dinosaurios y las aves siempre han sido aves.

¿Qué pasaría si un fósil de dinosaurio fuera encontrado con plumas? ¿Eso probaría que las aves evolucionaron de los dinosaurios? No, un pato tiene un pico de pato y pies palmeados al igual que un ornitorrinco, pero nadie cree que esto demuestra que los ornitorrincos evolucionaron a partir de los patos. La creencia de que los reptiles o dinosaurios evolucionaron en aves, requeriría que en esta trayectoria las escamas de los reptiles se convirtieran en plumas, es decir de manera transicional, y no por hallar plumas completamente formadas. Un fósil de dinosaurio con plumas no sería más que otro mosaico de curiosidades como el ornitorrinco, y parte del patrón de las similitudes colocadas en las criaturas para mostrar la mano del Dios Único y Verdadero, Creador de todas las cosas. [64]

¿Por qué Son Importantes los Dinosaurios?

Aunque los dinosaurios son fascinantes, algunos lectores podrían decir: "¿Por qué son tan importantes los dinosaurios? Seguramente hay muchas cuestiones más importantes para tratar en el mundo actual, como el aborto, la desintegración familiar, el racismo, la promiscuidad, la falta de honradez, la conducta homosexual, la eutanasia, el suicidio, la anarquía, la pornografía, y así sucesivamente. De hecho, deberíamos hablarle a la gente sobre el evangelio de Jesucristo y no preocuparnos por problemas secundarios como los dinosaurios".

En realidad, las enseñanzas evolutivas sobre los dinosaurios que han invadido a la sociedad, tienen una gran influencia sobre el por qué muchos no escuchan el evangelio, y por ende sobre el por qué hoy abundan los problemas sociales. Si ellos no creen en la historia bíblica, ¿por qué confiarían en sus demandas morales y en su mensaje de la salvación? Si aceptamos las enseñanzas de la teoría de la evolución de las especies sobre los dinosaurios, entonces debemos aceptar que el relato bíblico es falso. Si la Biblia está equivocada en esta área, entonces no es la Palabra de Dios y podemos ignorar todo lo demás que ella dice, por lo que nos encontramos con un inconveniente.

Si todo se realiza a través de procesos naturales - sin Dios, entonces Dios no nos creó y no tiene derecho a decirnos cómo vivir. De hecho, bajo esta forma de pensar Dios no existe, así que no hay base absoluta para la moral. Sin Dios todo vale, y los conceptos acerca del bien y del mal son sólo una cuestión de opinión. Y sin una base para la moralidad no hay tal cosa como el pecado. Y si no hay pecado, esto  significa que no hay necesidad de temer el juicio de Dios, y además no hay necesidad de un Salvador, Jesucristo. La historia de la Biblia es de vital importancia para la correcta comprensión del por qué uno tiene que aceptar a Jesucristo.

Los Millones de Años y el Evangelio

La enseñanza de que los dinosaurios vivieron y murieron millones de años antes de que el hombre apareciera, ataca directamente los cimientos del evangelio. El registro fósil, del cual los dinosaurios forman una parte, documenta la muerte, la enfermedad, el sufrimiento, la crueldad y la brutalidad. Este es un registro muy feo. Aceptar que estos fósiles se formaron durante millones de años, es aceptar que la muerte, el derramamiento de sangre, la enfermedad y el sufrimiento, se dieron antes del pecado de Adán.

Sin embargo, la Biblia deja en claro que la muerte, el derramamiento de sangre, la enfermedad y el sufrimiento son una consecuencia del pecado. Como parte de la maldición, en Génesis 3:19 Dios le dijo a Adán que tendría que regresar al polvo del que lo hizo, demostrando que la pena de muerte no fue sólo espiritual, sino también física. Después de que Adán desobedeció a Dios, el Señor vistió a Adán y Eva con "túnicas de pieles" (Génesis 3:21). Para hacer esto, debió ocurrir la muerte y el derramamiento de sangre de por lo menos un animal. La razón para esto se puede resumir en Hebreos 9:22: "Y casi todo es purificado, según la ley, con sangre; y sin derramamiento de sangre no se hace remisión".

Dios requería del derramamiento de sangre para el perdón de los pecados. Lo que ocurrió en el Jardín del Edén era una imagen de lo que iba a venir en Jesucristo, quien derramó su sangre en la cruz como "el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo" (Juan 1:29). Si el derramamiento de sangre se produjo antes del pecado, entonces hubiera sucedido que el Jardín del Edén estuvo sentado sobre un registro fósil de millones de años de antigüedad, por ende la base de la expiación sería destruida.

Este panorama también se ajusta a Romanos 8, que dice que toda la creación "gime" debido a los efectos de la caída de Adán, creación que no estaba "gimiendo" con la muerte y el sufrimiento antes de que Adán pecara. Jesucristo sufrió la muerte física y derramó su sangre, porque la muerte es el castigo por el pecado. Pablo habla de esto en detalle, en Romanos 5 y 1. Corintios 15. Apocalipsis 21-22, deja claro que habrá un "cielo nuevo y una tierra nueva", y un día en el que "no habrá más muerte" ni "más maldición" – tal como lo fue antes del pecado que lo cambió todo. Obviamente, si van a haber animales en la tierra nueva, ellos no morirán ni se comerán unos a otros, ni tampoco comerán a la gente redimida. Por lo tanto, la enseñanza de millones de años de muerte, enfermedad y sufrimiento antes de que Adán pecara, es un ataque directo a la base del mensaje de la cruz.

Conclusión

Si aceptamos la Palabra de Dios como verdadera y fidedigna comenzando desde el Génesis, entonces podemos explicar y dar sentido a la evidencia sobre los dinosaurios que observamos en el mundo que nos rodea. Al hacer esto, estamos ayudando a que la gente vea que el Génesis es absolutamente confiable y defendible lógicamente, y que es lo que dice ser: el verdadero relato de la historia del universo y de la humanidad. Además lo que uno cree acerca del Libro del Génesis, determina en última instancia lo que uno cree sobre el resto de la Biblia. Esto a su vez afectará el cómo una persona se ve a sí misma y a los demás seres humanos, y su concepción sobre de lo que se trata la vida, incluyendo su necesidad de salvación.


Referencias

[1] J. Horner y D. Lessem, El Completo Tiranosaurio Rex, Simon & Schuster, New York, 1993, 18; M. Norell, E. Gaffney y L. Dingus, Descubriendo a los dinosaurios en el Museo Americano de Historia Natural, Nevraumont Publ., New York, 1995, 17, dice que el fósil más antiguo de dinosaurio está fechado en 228 millones de años.
[2] D. Gish, ¡Evolución: Los Fósiles Aún Dicen No! Instituto de Investigación de la Creación, El Cajon, California, 1995, 129ff, Opiniones de los Evolucionistas Desde La Posición Creacionista; Norell et al,. Descubriendo a los dinosaurios en el Museo Americano de Historia Natural, 2: "Los dinosaurios pertenecen a un grupo llamado Archosauria... Los archosaurios vivos son los veintiún tipos de cocodrilos existentes y los caimanes, junto con las más de diez mil especies de dinosaurios terópodos vivos (aves).
[3] J. Morris, La Tierra Joven, Master Books, Green Forest, Arkansas, 1994; H. Morris, El Relato del Génesis, Baker Book House, Grand Rapids, Michigan, 1976, 42-46. Sobre La Cronología Bíblica, véase J. Ussher, Los Anales del Mundo, Master Books, Green Forest, Arkansas, 2003; publicada originalmente en 1658.
[4] M. Benton, Dinosaurios: Una Guía A-Z, Derrydale Books, New York, 1988, 10-11.
[5] Benton, Dinosaurios: Una Guía A-Z. Véase también D. Lambert y el Grupo Diagrama, El Libro Datos Sobre los Dinosaurios, Avon Books, New York, 1990, 10-35; Norell, et al,. Descubriendo a los Dinosaurios en el Museo Americano de Historia Natural, 62-69; V. Sharpton y P. Ward, Eds., Catástrofes Globales en la Historia de la Tierra, Sociedad Geológica de América, Special Paper 247, 1990.
[6] M. Lemonick, Familia, Estilo-Dino, Time, p. 48, 8 de enero de 1996.
[7] Salmo 78:5; 2. Timoteo 3:14-17 y 2. Pedro 1:19-21. Dios, quien inspiró la Escritura, siempre ha existido, es perfecto y nunca miente (Tito 1:2).
[8] D. Lambert, Una Guía Sobre el Campo de los Dinosaurios, Avon Books, New York, 1983, 17.
[9] Si algunos dinosaurios fueron acuáticos, éstos habrían sido creados en el 5º Día de la Semana de la Creación.
[10] S. West, Cacería de la Cabeza del Dinosaurio, Science News 116 (18): 314-315, 1979. Originalmente la cabeza de un dinosaurio tipo camarasaurus fue mal montada en un esqueleto de apatosaurus, y luego se corrigió colocando la cabeza de un ejemplar de "la misma familia" que era de su primo casi idéntico, el Diplodocus", pág. 314.
[11] Benton, Dinosaurios: Una Guía A-Z, 14.
[12] Lambert et al., El Libro de Datos Sobre los Dinosaurios, 279.
[13] Morris, La Tierra Joven, 51-67.
[14] Morris, El Relato del Génesis, 44-46.
[15] J. Stambaugh, La Creación, El Sufrimiento y el Problema del Mal, CEN Technical Journal 10 (3): 391-404, 1996.
[16] La versión de Casiodoro de Reina utilizada con mayor frecuencia hoy en día,  es en realidad la revisión de 1960 de la versión Reina Valera de Las Sociedades Bíblicas Unidas.
[17] D. Dixon et al,. La Enciclopedia Ilustrada de Macmillan Sobre los Dinosaurios y los Animales Prehistóricos, Macmillan Publishing Co., New York, 1998, 92; Grigg R., Dinosaurios y Dragones: ¡Colección de Leyendas! Creation, 14(3):11, 1990.
[18] D. Norman, La Enciclopedia Ilustrada de los Dinosaurios, Salamander Books Limited, London, 1985, 8. El significado de "lagarto terrible" ha ayudado a popularizar la idea de que todos los dinosaurios eran salvajes monstruos gigantescos. Esto está lejos de la verdad. Si Owen hubiera conocido acerca de los más pequeños dinosaurios, nunca podría haber acuñado dicha palabra.
[19] Las palabras hebreas tienen una gama de significados, como "monstruo marino" (Génesis 1:21; Job 7:12; Salmo 148:7; Isaías 27:1; Ezequiel 29:3, 32:2) y "serpiente" (Éxodo 7:9;. cf. Éxodo 4:3 y el paralelismo hebreo de Deuteronomio 32:33). Tannin/m son temibles criaturas que habitan en lugares remotos y desolados (Isaías 34:13, 35:7; Jeremías 49:33, 51:37; Malaquías 1:8), difíciles de matar (Isaías 27:1, 51:9) y/o serpentinas (Deuteronomio 32:33; cf. Salmo 91:13) y/o teniendo pies (Ezequiel 32:2). Sin embargo, los tannin amamantan a sus crías (Lamentaciones 4:3), lo que no es una característica de los reptiles pero sí de las ballenas (¿monstruos marinos?), por ejemplo. La(s) palabra(s) parece(n) referirse a las criaturas grandes y temibles que se asentaron en zonas pantanosas o en el agua. El término puede incluir reptiles y mamíferos. Los traductores modernos a menudo vierten estas palabras como "chacales", pero esto parece inadecuado porque los chacales no son particularmente temibles o difíciles de matar y no viven en los pantanos.
[20] S. Czerkas y S. Czerkas, Dinosaurios: Una Visión Global, Barnes and Noble Books, España, 1996, 179; P. Booker, ¿Un Nuevo Candidato al Leviatán? TJ 19 (2): 14-16, 2005.
http://creation.com/journal-of-creation-tj-192
[21] D. Norman, La Enciclopedia Ilustrada de los Dinosaurios, Gramercy, New York, 1988, 170-172; P. Wellnhofer, Pterosaurios: La Enciclopedia Ilustrada de Reptiles Voladores Prehistóricos, Barnes and Noble Books, New York, 1991, 83-85, 135 - 136.
[22] Por ejemplo, La NVI Biblia de Estudio, Zondervan, Grand Rapids, Michigan, 1985.
[23] Nueva Traducción Viviente: La Santa Biblia, Tyndale House Publishers, Wheaton, Illinois, 1996. Job 40:15: "Echa un vistazo a los poderosos hipopótamos".
[24] P. Taylor, El Misterio de los Grandes Dinosaurios, Películas para Cristo, Mesa, Arizona, 1991. Véase también P. Taylor, El Misterio de los Grandes Dinosaurios y la Biblia, Accent Publications, Denver, Colorado, 1989.
[25] D. Swift, Mensajes Sobre la Piedra, Creation 19(2):20-23, 1997.
http://www.answersingenesis.org/articles/cm/v19/n2/messages-on-stone
[26] C. Wieland, El Sensacional Informe Sobre Sangre de Dinosaurio, Creation 19(4):42-43, 1997.
http://creation.com/sensational-dinosaur-blood-report
[27] D. Batten, Buddy Davis, La Creación Música del Hombre (Quien Hizo a los Dinosaurios), Creation 19(3):49-51, 1997;
http://creation.com/the-creation-music-man-who-makes-dinosaurs
M. Helder, Huesos de Dinosaurios Hallados Frescos, Creation 14(3):16-17, 1992.
http://www.answersingenesis.org/articles/cm/v14/n3/dinosaur-bones
[28] M. Schweitzer y T. Staedter, La Tierra, El Verdadero Parque Jurásico, pp 55-57, junio de 1997. Vea el reporte en Creación 19(4):42-43, que describe las pruebas cuidadosas que demostraron que la hemoglobina estaba presente.
http://creation.com/sensational-dinosaur-blood-report
[29] K. Davies, Los Dinosaurios Pico de Pato (Hadrosauridae, Ornithischia) de la Vertiente Norte de Alaska, El Periódico de Paleontología 61(1):198-200, 1987.
[30] Batten, Buddy Davis, La Creación Música del Hombre, 1997.
http://creation.com/the-creation-music-man-who-makes-dinosaurs
[31] S. Lucas, Los Dinosaurios: El Libro de Texto, Wm. C. Brown Publishers, Dubuque, IA, 1994, 194-196.
[32] D. Marrs y Kylberg V., Dino Cardz, 1991. Estemmenosuchus fue un gran reptil como-mamífero. “A pesar de tener colmillos de aspecto amenazante, al parecer era un herbívoro”. Los autores posiblemente concluyeron esto por sus dientes posteriores.
[33] K. Brandes, Especie en Extinción, Time-Life Books, New York, 1974, 98.
[34] P. Weston, Murciélagos: La Sofisticación en Miniatura, Creation 21(1):28-31, 1999.
http://www.answersingenesis.org/articles/cm/v21/n1/bats
[35] Morris, El Relato del Génesis, 78.
[36] Véase el capítulo 21 para más información sobre el posible origen de las estructuras de ataque y defensa.
[37] Por ejemplo, D. Ager, El Nuevo Cataclismo, Cambridge University Press, Cambridge, United King, 1993.
[38] M. Crichton, El Mundo Perdido, Ballantine Books, New York, 1995, 122. "Los dinosaurios eran en su mayoría pequeños... La gente siempre piensa que eran enormes, pero el dinosaurio promedio era del tamaño de una oveja o un pequeño pony". De acuerdo con Horner y Lessem, El Completo Tiranosaurio Rex, 1993, 124: "La mayoría de los dinosaurios eran más pequeños que los toros".
[39] D. Lambert, Una Guía del Campo de los Dinosaurios, Avon Books, New York, 1983, 127.
[40] G. M. Erickson, K. C. Rogers y S. A. Yerby, Los Patrones de Crecimiento de los Dinosaurios y las Rápidas Tasas de Crecimiento de las Aves, Nature 412 (6845):405-408, 429-433, 26 de julio de 2001.
[41] W. Mehlert, Sobre el Origen de los Gatos y los Carnívoros, CEN Technical Journal, 9 (1):106-120, de 1995.
[42] Norell et al., Descubriendo a los Dinosaurios en el Museo Americano de Historia Natural, figura 56, pp 86-87. Ver Czerkas y Czerkas, Los Dinosaurios: Una Visión Global, 151.
[43] Por ejemplo, reptiles ahogados en una inundación de hace 200 millones de años, según la interpretación puesta sobre los fósiles de reptiles descubiertos en la Cantera de Lubbock, Texas (The Weekend Australian, p. 32, 26-27 de noviembre de 1983).
[44] C. Wieland, "Mundo Perdido" ¡Animales Encontrados! Creation 19(1):10-13, 1996.
http://creation.com/lost-world-animals-found
[45] Anónimo, Sensacional Árbol Australiano... Como "el Hallazgo de un Dinosaurio Vivo", Creation 17(2):13, 1995. Ver Anon., Melbourne Sun, 6 de febrero de 1980. Más de 40 personas afirmaron haber visto a los plesiosaurios de la costa de Victoria (Australia) en los últimos años.
http://www.answersingenesis.org/articles/cm/v17/n2/tree
[46] Anónimo, La Caza del Dinosaurio, Science Digest 89(5):21, 1981. Véase H. Regusters, Mokele-Mbembe: Una Investigación Sobre los Rumores Acerca de un Extraño Animal en la República del Congo, 1981, Munger Africana Library Notes, 64:2-32, 1982; M. Agmagna, Resultados de la Primera Expedición Congoleño Mokele-Mbembe, Criptozoología 2:103, 1983, citado en Science Frontiers 3, 1983.
[47] D. Catchpoole, Mokele-Mbembe: Un Dinosaurio Vivo, Creation 21(4):24-25, 1999.
http://creation.com/mokele-mbembe-a-living-dinosaur
[48] D. Swift, Mensajes Sobre la Piedra, Creation, 19(2):20-23, 1997.
http://www.answersingenesis.org/articles/cm/v19/n2/messages-on-stone
[49] C. Wieland, ¡Hola Dolly! Creation 19(3):23, 1997
http://www.creationontheweb.com/content/view/623
[50] Norell, Descubriendo a los Dinosaurios en el Museo Americano de Historia Natural, 13.
[51] V. Morell, El Origen de las Aves: El Debate Sobre los Dinosaurios, Audubon, marzo-abril de 1997, p. 38.
[52] Anónimo, Nuevo "Avesaurio" ¡No Eslabón perdido! Creation 15(3):3, 1993
[53] Anónimo. "Avesaurio" Más Como un Topo, Creation 15(4):7, 1993
http://creation.com/focus-154
[54] M. Browne, Informe Downy Dinosaurio, Cincinnati Enquirer, p. A13, 19 de octubre de 1996.
[55] Anónimo, “Restos de Dinosaurio con Plumas Refuerzan la Teoría Sobre el Origen de las Aves”, Associated Press, New York, 18 de octubre de 1996.
[56] B. Stieg, La Manzana de la Discordia, Philadelphia Inquirer, 31 de marzo de 1997.
[57] P. Recer, Las Aves Ligadas a los Dinosaurios, Cincinnati Enquirer, p. A9, 21 de mayo de 1997.
[58] Stieg, ¿Las Aves Evolucionaron a partir de los Dinosaurios? The Philadelphia Inquirer, marzo de 1997.
[59] P. Recer, Aves Vinculadas a los Dinosaurios, 1997.
[60] A. Burke y A. Feduccia, Los Patrones de Desarrollo y la Identificación de Homologías en la Mano Aviar, Science 278:666-668, de 1997; A. Feduccia y J. Nowicki, La Mano de las Aves Reveladas por los Tempranos Embriones de Aves, Naturwissenschaften 89:391-393, 2002.
[61] J. Rubén et al., La Estructura Pulmonar y la Ventilación en los Dinosaurios Terópodos y Aves Primitivas, Science 278:1267-1270, 1997.
[62] A. Gibbons, Hallazgo del Dinosaurio Emplumado, Science 278: 1229, 1997
[63] J. Sarfati, Huevos de Avestruz en la Teoría del Dinosaurio-Ave, Creation 25(1):34-35, 2002; M. Oard, Dinosaurio-Ave Enlace Cuestionado, CEN Technical Journal, 12(1):5-7, 1998.
http://creation.com/ostrich-eggs-break-dino-to-bird-theory
[64] Para más información sobre los problemas de la evolución de los dinosaurios a las aves, véase el capítulo 24.