miércoles, 14 de marzo de 2012

Todos Somos Pecadores


Por Juan Ríos Reyes. © Todos los derechos reservados.
Publicado en este blog, con permiso.


“Después volvió a salir al mar; y toda la gente venía a él, y les enseñaba. Y al pasar, vio a Leví hijo de Alfeo, sentado al banco de los tributos públicos, y le dijo: Sígueme. Y levantándose, le siguió. Aconteció que estando Jesús a la mesa en casa de él, muchos publicanos y pecadores estaban también a la mesa juntamente con Jesús y sus discípulos; porque había muchos que le habían seguido. Y los escribas y los fariseos, viéndole comer con los publicanos y con los pecadores, dijeron a los discípulos: ¿Qué es esto, que él come y  bebe con los publicanos y pecadores? Al oír esto Jesús, les dijo: Los sanos no tienen necesidad de  médico, sino los enfermos. No he venido a llamar a justos, sino a pecadores” (Marcos 2:13-17).

INTRODUCCIÓN.

Para que alguien se acerque a Dios y acepte ser bautizado en su nombre, debe antes haber reconocido que es un pecador.

1.-LA BIBLIA DICE QUE TODOS HEMOS PECADO.

-No hay un justo (Romanos 3.10)
-¿Quién podrá afirmar que hay un justo? (Proverbios 20.9)
-El pecado entro con Adán el primer hombre (Génesis 3.6)
-La muerte paso a todos (Romanos 5.12)
-Todos hemos pecado y mientras no entremos al plan de salvación estamos perdidos (Romanos 3.23)

-CALCULE SUS PECADOS POR EDAD.

Si pecáramos 1 vez por día (es un hecho que el hombre sin Dios peca más de una vez por día).

- 1 año - 365 pecados
- 10 años - 3650 pecados  
- 20 años - 7300 pecados
- 40 años - 14600 pecados

2.-CONSECUENCIAS DEL PECADO.

-Separación entre Dios y el hombre (Isaías 59:2)
-No entraremos al reino de Dios (1 Corintios 6. 9-10)

3.- ¡PERO HAY UNA ESPERANZA!

-Dios te está buscando (Génesis 3.9)
-Vino al mundo a buscar lo que se había perdido (Lucas 19.10)
-Dios prometió venir a salvarnos (Isaías 52.5-6)
-Jesucristo es el cordero de Dios que quita el pecado (Juan 1.29)
-Jesús es el nombre actual de Dios y el único nombre que quita los pecados y salva  (Hechos 4.11-12).
-No por obras sino solo por medio de él (Gálatas 2.16 y Efesios 2.8-9)

4.-INVITACIÓN DE PARTE DE DIOS A USTED:

-Abra su corazón y déjelo entrar (Apocalipsis 3.20)
-Póngase a cuentas con Dios (Isaías 1.18)

Reconozca hoy que es un pecador y entregue su vida al Señor Jesucristo.