miércoles, 12 de marzo de 2014

Viraje de Emergencia

Por Edwing López. © Todos los derechos reservados.
Publicado en este blog con permiso del autor.


"Así dijo Jehová: Paraos en los caminos, y mirad, y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma" (Jeremías 6:16).

No hay duda que estamos viviendo en un tiempo final, en un tiempo decisivo, en un tiempo donde hay que evaluar y revisar la ruta por donde vamos transitando en nuestro caminar con Dios. Es así como veo nuestro compromiso con Jesucristo, lo veo como una ruta que nos lleva en una sola dirección hacia la perfecta voluntad de Dios. Esa ruta ya ha sido trazada por Dios y todo el que quiera llegar hasta el final debe de seguir los letreros que están junto al camino. Estos letreros tienen advertencias bíblicas sobre los peligros que debemos evitar mientras transitamos por la ruta.

Cuando voy conduciendo mi automóvil por cualquier carretera, sé que los letreros durante la ruta tienen mucha importancia. Estos son los que advierten, dirigen y te libran de accidentes. Algunos dicen: reduzca la velocidad, resbaladizo, curva cerrada, cuesta arriba, cuesta abajo, puente estrecho, cruce de peatones, ceda el paso, pare, velocidad máxima y muchos otros más. La ruta trazada por Dios no es diferente: Las advertencias bíblicas nos ayudarán a transitar y nos librarán de muchos peligros.

El sistema humano en que vivimos, trata de aconsejar al hombre sobre lo que es bueno y lo que es malo. Le dicen: esto es bueno para comer, esta es una mala práctica, haga ejercicios, camine regularmente y muchas otras advertencias y direcciones. Te dicen: -“cuando los problemas lleguen a tu vida, trata de hacer lo mejor, y acepta los cambios en tu vida”-. Lamentablemente, hay muchos que son dirigidos por los mentalistas, parasicólogos, numerólogos, astrólogos, espiritistas, santeros, días y números de suerte, o por los signos del zodíaco.

Sin embargo, cuando se trata de la vida espiritual, la sociedad sin Dios no puede darte instrucciones y mucho menos dirigir tu caminar.  Solo Jesucristo es el camino, la verdad y la vida. Solamente Él es el único que puede darnos las instrucciones, y el único que nos advierte de los peligros que puedan llegar a nuestras vidas espirituales. Es por medio de Jesucristo que nos damos cuenta si nos hemos alejado de la ruta bíblica, y es precisamente ahí en donde rápidamente hay que hacer un Viraje de Emergencia. Sí, un viraje de emergencia hacia Jesús. Porque una vez te das cuenta que ya no vas por la ruta correcta en tu vida, hay que hacer el viraje de emergencia,  porque de lo contrario el final de ese camino será de muerte.

En Juan 1:43-45 leemos: "El siguiente día quiso Jesús ir a Galilea, y halló a Felipe, y le dijo: Sígueme. Y Felipe era de Betsaida, la ciudad de Andrés y Pedro. Felipe halló a Natanael, y le dijo: Hemos hallado a aquel de quién escribió Moisés en la ley, así como los profetas: a Jesús, el hijo de José, de Nazaret."

En este pasaje bíblico se nos revelan tres razones para hacer un Viraje de Emergencia hacia Jesús. #1. Jesús está enterado de nosotros; #2. Jesús está disponible para nosotros; #3. Jesús es suficiente para nosotros.

#1. Jesús está enterado de nosotros: Jesús es omnisciente, todo lo sabe de antemano. Él conoce cuando te acuestas y cuando te levantas. Él conoce tus pensamientos, tu pasado y futuro. Jesús conocía a Felipe antes de Felipe conocerlo a Él. Cuando Felipe va donde Natanael para hablarle acerca de Jesús, ya Jesús conocía a Natanael también. Jesús le dijo a Natanael: "He aquí un verdadero israelita, en quien no hay engaño. Le dijo Natanael: ¿De dónde me conoces? Respondió Jesús y le dijo: Antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te ví. Respondió Natanael y le dijo: Rabí, tú eres el Hijo de Dios;  tú eres el Rey de Israel." (Juan 1:47-49).

Antes de nosotros haber hecho un Viraje de Emergencia hacia Jesús, Él ya nos conocía. Jesús también conocía a la mujer samaritana antes de ella llegar al pozo de Jacob para sacar agua. "Jesús le dijo; Ve, llama a tu marido, y ven acá. Respondió la mujer y dijo: No tengo marido. Jesús le dijo: Bien has dicho: No tengo marido; porque cinco maridos has tenido, y el que ahora tienes no es tu marido; esto has dicho con verdad" (Juan 4:16-18).  Jesús la conocía a ella y nos conoce a nosotros también.

Job declara que aunque él no conoce los pensamientos de Dios,  Dios sí conoce los pensamientos de él (Job 23:8-12).  "He aquí yo iré al oriente, y no lo hallaré; Y al occidente, y no lo percibiré;  Si muestra su poder al norte, yo no lo veré.  Mas Él conoce mi camino; Me probará, y saldré como  oro. Mis pies han seguido sus pisadas; Guardé su camino, y no me aparté. Del mandamiento de sus labios nunca me separaré; Guardé las palabras de su boca más que mi comida".

#2. Jesús está disponible para nosotros: Felipe le hizo una invitación a Natanael para que viniera a ver a Jesús.  Natanael estaba incrédulo acerca de que Jesús fuera el Mesías y Redentor de las profecías. Felipe no dudo en retarlo cuando le dijo a Natanael: "Ven y ve" (V.46). Jesús recibió a Natanael y lo atendió. Jesús siempre está disponible para nosotros. Somos nosotros los que debemos hacer un Viraje de Emergencia y regresarnos a la ruta correcta, la ruta de su perfecta voluntad para nosotros.

Tenemos que hacer como hizo Felipe. Tenemos que ir a nuestros amigos, familiares y vecinos y decirle que vengan y vean. Que prueben a Jesús,  porque Jesús está disponible para nosotros en todo momento. "Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar" (Mateo 11:28).

Dios no juega a las escondidas. El hombre siempre esta buscando como esconderse de la presencia de Dios. No quieren venir a Él porque su luz descubre sus pecados y sus malos caminos. El peor de los ciegos es todo aquel que teniendo la vista no pueda ver. La ruta trazada por Dios está bien iluminada y los letreros para dirigirnos y advertirnos de los peligros se encuentran por todas partes de la ruta. Solo tenemos que hacer un Viraje de Emergencia hacia Él y colocarnos en su ruta correcta hacia la eternidad.

A veces no estamos disponibles para reconocerlo a Él o sentirlo, pero Él siempre está disponible para nosotros. "No te desampararé, ni te dejaré;  de manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; no temeré lo que me pueda hacer el hombre" (Hebreos 13:5-6). "Entonces le respondió Pedro, y dijo: Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas. Y Él le dijo: Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús. Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo;  y comenzando a hundirse, dio voces, diciendo: ¡Señor, Sálvame! Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de Él, y le dijo: ¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste? Y cuando ellos subieron a la barca, se calmó el viento"  (Mateo 14: 28-32). Este relato prueba que Dios está disponible para nosotros. Solo tenemos que hacer un Viraje de Emergencia hacia Él.

#3. Jesús es suficiente para nosotros: "Jesús le dijo a Natanael: ¿Porque te dije: Te vi debajo de la higuera, crees?  Cosas mayores que estas verás. Y le dijo: De cierto, de cierto os digo: De aquí adelante veréis el cielo abierto, y a los ángeles de Dios que suben y descienden sobre el Hijo del Hombre" (Juan 1: 50-51). Juan también declara (Juan 20:31), que todos los que crean que Jesús es el Hijo de Dios tendrán vida eterna. Todo el evangelio de Juan declara que Jesús es suficiente para suplir cualquier necesidad o situación que tengamos.

Jesús es obrador de milagros. Esto fue probado cuando convirtió el agua en vino, cuando multiplicó los panes y los peces, cuando hizo que Pedro echara una vez más la red en las aguas para una pesca milagrosa. Jesús sanó a muchos de diferentes enfermedades: cojos, paralíticos, ciegos, mudos, sordos, leprosos y muchas otras enfermedades. Jesucristo libertó a muchos que estaban poseídos por demonios echándolos fuera y libertando a los oprimidos.  Jesús fue el sacrificio perfecto por nuestros pecados trayendo perdón de pecados. Venció la muerte resucitando al tercer día y proclamando que es la resurrección y la vida para toda la humanidad.

Jesucristo se proclamó como la luz del mundo, el pan de vida que descendió del cielo, el agua viva que calma toda sed espiritual, la vid verdadera, única puerta de entrada al reino de los cielos, único camino verdadero, único mediador, el buen pastor, y como el gran Yo Soy. Él fue el Rey que cabalgó sobre un pollino, el sumo sacerdote que ofreció un mejor sacrificio, y su humanidad provista fue el sacrificio. Queda más que probado que Jesús es suficiente para nosotros. Solo necesitamos hacer un Viraje de Emergencia y transitar por la ruta correcta.

El hombre nunca podrá llenar el vacío de su corazón con las cosas terrenales y encontrar la paz. Ese espacio diseñado en el corazón del hombre solo lo puede ocupar nuestro Señor y Salvador Jesucristo. "No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. En la casa de mí Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis" (Juan 14:1-3).

No se olvide que: (1) Jesús está enterado de nosotros; (2) Jesús está disponible para nosotros; y (3) Jesús es suficiente para nosotros. Es tiempo de hacer un viraje de emergencia y regresar a la perfecta voluntad de Dios para nuestras vidas.

 "Así dijo Jehová: Paraos en los caminos, y mirad, y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma" (Jeremías 6:16).