lunes, 1 de septiembre de 2014

El Origen de las Razas

Por Arlo E. Moehlenpah, D.Sc. © Todos los derechos reservados
Traducido por Julio César Clavijo Sierra, año 2013


¿Qué términos usa la Biblia en lugar de razas?

Webster define una raza como “cualquiera de las diferentes variedades de la humanidad, que se distinguen por la forma del pelo, el color de la piel y los ojos, la estatura, las proporciones corporales, etc. Muchos antropólogos ahora consideran que sólo hay tres grupos primarios importantes: el caucasoide, el negroide y el mongoloide”. [1] La Biblia no se refiere a la palabra “raza”. En su lugar utiliza términos como tribu, lengua, pueblo y nación (Apocalipsis 7:9).

Por la Biblia, sabemos que Eva fue la madre de todos los vivientes (Génesis 3:20). Pablo también declaró que Dios “...de una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres...” (Hechos 17:26). La población creció rápidamente hasta el tiempo del diluvio de Noé, cuando todas las personas fueron destruidas con excepción de ocho (1. Pedro 3:20). Así, todos los seres humanos son descendientes de Noé, su esposa, sus tres hijos Sem, Cam y Jafet, más sus tres esposas (Génesis 9:19).

¿Cómo pueden tener una influencia perjudicial las ideas sobre el origen de las razas?

Las personas con prejuicios, tanto religiosos como no religiosos, han llegado con una variedad de teorías sobre el origen de las razas. Algunos concluyen que la raza negroide desciende de Cam. Dado que Cam fue maldecido por Noé, conjeturan que esta maldición causó que sus descendientes tuvieran la piel oscura y que estuvieran destinados a ser siervos (Génesis 9:25). Sin embargo, este tipo de maldición era por lo general hasta por un período máximo de diez generaciones, y de hecho ya han pasado más de diez generaciones desde que se dio esta maldición.

Los primeros evolucionistas eran definitivamente racistas. Es significativo que Charles Darwin diera a su libro: El Origen de las Especies por Medio de la Selección Natural, el provocativo subtítulo de: “La Preservación de las Razas Favorecidas en la Lucha por la Vida”. En una de sus cartas, él fue citado como creyendo que las razas superiores civilizarían y eliminarían a muchas de las razas inferiores. Él creía que el gorila y el negro ocupaban posiciones evolutivas entre el mandril y el caucásico. [2] Thomas Huxley, el líder evolucionista del siglo pasado, dijo: “Ningún hombre racional, consciente de los hechos, cree que el negro promedio es lo mismo, y mucho menos superior al hombre blanco”. [3] Henry Fairfield Osborn, profesor de biología y zoología en la Universidad de Columbia y presidente del consejo directivo del Museo Americano de Historia Natural, escribió: “La acción negroide es aún más antigua que la de los caucásicos y los mongoles, como puede ser demostrado por el examen no sólo del cerebro, de los cabellos, de las características físicas... sino de los instintos, la inteligencia. El nivel de inteligencia del negro promedio adulto, es similar al de los jóvenes de once años de edad de la especie homo sapiens”. [4] Así que ellos creían que el hombre blanco era una especie más avanzada, que estaba más arriba en la escala evolutiva que el hombre negro, con el hombre negro estando en algún lugar entre el simio y el hombre blanco. Este tipo de pensamiento evolutivo, dio una justificación seudo-científica para la venta como esclavos de un gran número de negros procedentes del África, y más recientemente para el flagrante racismo de la Alemania nazi. Hitler utilizó una y otra vez la palabra alemana para evolución (Entwicklung) en su libro Mein Kampf (Mi lucha). Las ideas evolucionistas, bastante mediocres, se encuentran en la base de todo lo que es peor en el libro Mein Kampf de Hitler y en sus discursos públicos. [5] Quizás, él consiguió el título de su libro desde el subtítulo del libro de Darwin. Hitler criticó a los judíos por traer a “los negros a la región del Rin”, con el objetivo de “arruinar la raza blanca”. [6] ¿No es interesante cómo la presión política, en lugar de los “datos científicos”, hizo que los “falsamente llamados científicos” cambiaran sus puntos de vista?

¿Cómo explican los evolucionistas el origen de las razas?

Algunos han propuesto que el hecho de que la piel se haya “bronceado” u oscurecido por el sol, podría ser la causa del origen de las pieles oscuras en las regiones calientes, tales como África. Ellos postulan que cada generación la obtuvo sucesivamente más oscura, hasta que finalmente hubo una raza negra. Esta idea se basa en la teoría de la herencia de los caracteres adquiridos propuesta por Lamarck. Esta teoría propone que el bronceado adquirido por un adulto se transmite a sus descendientes, pero esto no es así, pues el descendiente también tiene que exponerse al sol para adquirir el bronceado.

La teoría de Lamarck fue demostrada como falsa por medio de un experimento en el que se les cortaron las colas a unos ratones, pero las crías de estos ratones continuaron naciendo con cola. Dicho experimento se llevó a cabo durante veintidós generaciones y los ratones continuaron teniendo colas que no eran más cortas que las de un grupo de control cuyas colas no habían sido cortadas. [7] Por lo tanto, los evolucionistas no tienen una teoría satisfactoria para explicar el origen de las razas.

¿Cómo pueden los cristianos explicar el origen de las razas de las personas con su diferente coloración y estatura?

En primer lugar, antes del diluvio se contó con el tiempo suficiente para desarrollar una gran población con variedad considerable (más de 1600 años). Los hijos de Noé podrían haber sido bastante parecidos o muy diferentes, como ocurre con algunos hermanos. 

En esta imagen aparecen los hermanos mellizos Wesley  y Thomas Charnock, que nacieron en 1982 en Inglaterra, de un padre blanco y una madre negra. En una entrevista en el BBCNews, Thomas dijo que si alguien ve caminando por la calle a su hermano Wesley (quien es blanco), no se percataría de que su madre es negra y que él tiene una herencia africana. De otro lado, Wesley dijo que su hermano Thomas ha tenido que lidiar con comentarios racistas. [8]

En 1982, en Lancashire, Inglaterra, les nacieron unos mellizos a Tom y Mandy Charnock, de los cuales uno era moreno y el otro era blanco. La madre era en parte nigeriana y el padre era inglés. [9] Las esposas de los hijos de Noé podrían haber sido totalmente diferentes entre sí y los hijos resultantes podrían haber sido muy diferentes. Algunos creen que las tres razas principales en los humanos, son el linaje directo de los tres hijos de Noé. Sin embargo, parece que los hijos de Noé no formaron tres razas, sino tres corrientes de naciones. Entre cada una de estas corrientes habían personas tanto de piel clara como de piel oscura. [10]

Por lo tanto, tiene que haber un mecanismo que haya causado las diferencias entre las personas. Probablemente ese mecanismo fue la confusión de lenguas en Babel. Antes de este evento “tenía… toda la tierra una sola lengua y unas mismas palabras” (Génesis 11:1). Cuando el Señor confundió las lenguas, las personas ya no podían entenderse entre sí y no hubo más remedio que dispersarse. Es interesante notar que la lengua china tiene caracteres que significan arca de Noé. En los genes del hombre, existe la posibilidad de que haya una amplia variación en las características fisiológicas. Incluso los hijos de una misma pareja de padres, pueden variar mucho en tamaño, color y forma. Se ha demostrado que en una sola generación, uno de cada dieciséis niños de padres con una combinación genética particular puede tener el color más oscuro de la piel, mientras que uno de cada dieciséis podría tener el color de piel más ligero. [11] [12] Cuando la gente tiene la libertad de casarse con quien quiera, los genes dominantes se traducirán en personas con un aspecto más o menos uniforme. Sin embargo, la confusión de lenguas en Babel, aplicó de manera efectiva la segregación. Dentro de estos pequeños grupos de consanguinidad familiar, los genes recesivos podrían causar rápidamente los distintos atributos físicos que llamamos “características raciales”. [13] Estos cambios se denominan “características mendelianas (genéticas) recesivas”. Existe una suficiente variación genética en el código genético humano, lo que ha permitido el desarrollo de un gran número de características distintivas en unas pocas generaciones, por la segregación forzada causada por la confusión de las lenguas.

¿Qué sustancia química es responsable de la coloración de la piel de los humanos?

Solo hay una raza entre los hombres, la raza humana

Solamente hay un tipo de hombre —a saber, la humanidad. Las células que forman los cuerpos humanos son similares para todos los seres humanos, pero son diferentes a las de los animales. La sangre también es la misma. Las verdaderas divisiones entre los hombres no son raciales, físicas o geográficas, sino lingüísticas. En la actualidad, sólo hay una raza entre los hombres, la raza humana. [14] Las personas de todas las naciones pueden procrear libremente y las transfusiones de sangre son totalmente aceptables de una raza a otra, lo que confirma Hechos 17:26. Todos los seres humanos tienen la misma coloración que es causada por la sustancia química conocida como la melanina, que es un pigmento de color marrón-negro que se encuentra en la piel y el cabello. Se trata de la misma sustancia química que se encuentra en los plátanos y hace que se pongan marrones cuando maduran. La cantidad de melanina varía en las personas, lo que da lugar a los distintos tonos de color en los seres humanos. Un negro adulto tiene aproximadamente un gramo de melanina. Esto no es mucho para apoyar los prejuicios. [15]


Referencias

[1] El Diccionario Webster del Nuevo Mundo.
[2] Paul G. Humber, “El Ascenso del Racismo”, Artículo de Impacto No. 164, Institute for Creation Research, El Cajón, CA, Febrero de 1987.
[3] Henry M. Morris, Creacionismo Científico, (Public School Edition), CLP Publishers, San Diego, CA, 1974, 179-180.
[4] Humber.
[5] Henry M. Morris, El Ocaso de la Evolución, Baker Book House, Grand Rapids, MI, 1963, 18.
[6] Humber.
[7] John W. Klotz, Genes, Génesis y Evolución, Concordia Publishing House, St. Louis, MO, 1955, 25.
[8] Lucy Wallis, ¿Qué hace que nazcan mellizos mixtos de color blanco y negro?, BBCNews, 4 de octubre de 2011. (Esta es una nota del traductor) 
[9] Ham, Snelling y Wieland, El Libro de las Respuestas: Respuestas a Las 12 Preguntas Más frecuentes Sobre el Génesis y la Creación/Evolución, 143-144.
[10] Henry M. Morris, Bases Bíblicas Para la Ciencia Moderna, Baker Book House, Grand Rapids, MI, 1984, 432.
[11] Gary E. Parker, “Creación, Mutación y Variación”, Artículo de Impacto No. 89, Institute for Creation Research, El Cajón, CA, Noviembre de 1980.
[12] Ham, Snelling y Wieland, 136-144.
[13] Morris, Bases Bíblicas, 432-434.
[14] Ibídem, 429-430.
[15] Mark P. Cosgrove, El Asombroso Cuerpo Humano, Diseño de Dios para la Personalidad, Baker Book House, Grand Rapids, MI 49516, 1987,  49-50.