miércoles, 21 de diciembre de 2016

¿Los Solo Jesús? - Respuesta a Hugo Albornoz en Relación con la Herejía Trinitaria


Por Julio César Clavijo Sierra

Respuesta al trinitario Hugo Albornoz, en relación a un video que publicó en contra de la doctrina apostólica en diciembre del año 2016.

En este video, se muestra cómo los trinitarios reemplazan a la enseñanza de la Escritura con el escrito extrabíblico del Credo de Atanasio, se explican los conceptos bíblicos de Padre e Hijo y su verdadera distinción bíblica, se da respuesta al error trinitario de tres personas divinas que se sientan cada una al lado de las otras y conversan intercambiando pensamientos, se explica el concepto bíblico de la diestra de Dios, y se da una explicación sobre el único bautismo bíblico en el nombre de Jesús.


Los trinitarios (ya sean católicos o protestantes) aborrecen el principio de SOLA ESCRITURA, pues ellos no se conforman con LA SOLA BIBLIA (Proverbios 30:6, 1. Timoteo 6:3-5, 2. Timoteo 2:15, 3:16, 4:2, Apocalipsis 22:18-19), sino que tienen que añadirle las ideas de su otra "biblia" que es el Credo de Atanasio.

Aún más, todo trinitario protestante, todavía tiene su corazón ligado al Catolicismo Romano, pues es capaz de defender a capa y espada, la doctrina fundamental del catecismo romano: Veamos:

(Catecismo de la Iglesia Católica # 232). “El misterio central de la fe y de la vida cristiana es el misterio de la Santísima Trinidad. Los cristianos son bautizados en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo”.

(Catecismo de la Iglesia Católica # 237). “Dios ha dejado huellas de su ser trinitario en la creación y en el Antiguo Testamento, pero la intimidad de su ser como Trinidad Santa constituye un misterio inaccesible a la sola razón humana e incluso a la fe de Israel, antes de la Encarnación del Hijo de Dios y del envío del Espíritu Santo. Este misterio ha sido revelado por Jesucristo, y es la fuente de todos los demás misterios”.

martes, 13 de diciembre de 2016

El Error del Unitarismo Sociniano


Por Steven Ritchie
© 2106 Todos los Derechos Reservados
Traducido por Julio César Clavijo Sierra, año 2016.


Sir Anthony Buzzard, es una figura notable del movimiento denominado Reforma del Siglo XXI, que proclama la noción cristológica sociniana, según la cual Jesús de Nazaret no es Dios en absoluto, sino solamente un hombre que empezó su existencia al ser engendrado sobrenaturalmente por Dios en la virgen María.


En mi correspondencia por correo electrónico, le hice algunas preguntas específicas a Sir Anthony Buzzard, que al parecer no pudo responder. Por lo tanto, he publicado la misma evidencia bíblica en línea, con la esperanza de que algún apologista unitario sociniano las responda.   


Capítulo 1. Antes de su Nacimiento, Cristo Pre-Existió Como Dios. 1. Corintios 10:4

1 Corintios 10:1-4, dice: "…nuestros padres TODOS estuvieron bajo la NUBE, y TODOS pasaron el MAR; y TODOS en Moisés fueron BAUTIZADOS en la nube y en el mar, y TODOS COMIERON el mismo ALIMENTO ESPIRITUAL, y TODOS BEBIERON la misma BEBIDA ESPIRITUAL; porque bebían de LA ROCA ESPIRITUAL QUE LOS SEGUÍA, y LA ROCA ERA CRISTO".

Pablo claramente declaró por inspiración, que los padres israelitas "ESTUVIERON bajo la nube" (el Espíritu de Dios), "y todos COMIERON el mismo ALIMENTO ESPIRITUAL". Y todos ellos "FUERON BAUTIZADOS en la nube y en el mar" (ellos experimentaron un tipo del bautismo del agua y el Espíritu), "y todos BEBIERON" del Espíritu de Dios, "Porque bebían de la roca espiritual QUE LOS SEGUÍA, y LA ROCA ERA CRISTO".

Note que el texto dice que "bebían de la Roca Espiritual que LOS SEGUÍA". ¿Cómo podrían los israelitas no comer y beber del mismo alimento y bebida espiritual, si las Escrituras dicen que sí lo hicieron? Dado que las Escrituras inspiradas dicen que ellos bebieron "de la Roca Espiritual que LOS SEGUÍA", sabemos que la roca espiritual no se refiere a la roca literal de Horeb. ¿Podría la roca literal de Horeb, SEGUIRLOS en el desierto? ¿Las rocas literales pueden seguir a la gente?

Sabemos que "la columna de nube de día" y "de noche la columna de fuego" (Éxodo 13:21-22) que seguía a los israelitas, claramente habla del Espíritu de Dios que ERA CRISTO antes de su nacimiento en Belén. Así queda probado que el Espíritu Santo del único y verdadero Dios Padre, también se convirtió en un hombre dentro de la virgen hebrea. Además, 2. Pedro 1:21 dice que el Espíritu Santo estaba en los profetas, pero 1. Pedro 1:11 identifica a ese Espíritu como "el Espíritu de Cristo que estaba en ellos" (en los profetas).

1. Corintios 10:9 dice entonces: "No tentemos al Señor [algunos manuscritos dicen 'Cristo'], como también algunos de ellos le tentaron, y perecieron por las serpientes".

Las Escrituras inspiradas dicen que algunos de los israelitas tentaron a Cristo. Las palabras "también algunos de ellos le tentaron", no pueden interpretarse de tal manera que signifiquen que algunos de ellos no tentaron a Cristo. Es imposible que los israelitas hayan tentado a Cristo, si Cristo no preexistió como el Espíritu Santo del único Dios verdadero que siguió a los padres israelitas en el desierto.

Puesto que los israelitas no pudieron tentar a la roca literal de Horeb o a la serpiente literal en el asta, ni tampoco a un simple plan pre-encarnado, la teología unitaria sociniana es completamente insostenible. Los israelitas, de hecho, tentaron a Cristo, ya que Cristo preexistió como el Espíritu Eterno de Dios, antes de convertirse también en un verdadero hombre para salvarnos.

En las Escrituras se habla repetidamente de nuestro Padre Celestial como la Roca de los Israelitas. El Salmo 18:2 dice: "SEÑOR, roca mía y castillo mío, y mi libertador; Dios mío, fortaleza mía, en Él confiaré; Mi escudo, y la fuerza de mi salvación, mi alto refugio". Deuteronomio 32:18, dice: "De la Roca que te creó te olvidaste; Te has olvidado de Dios tu creador". El Salmo 18:31, dice: "Porque ¿quién es Dios sino sólo Yahvé? ¿Y qué roca hay fuera de nuestro Dios?". El Salmo 18:46, dice: "Viva Yahvé, y bendita sea mi roca". El Salmo 19:14, dice: "Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, Oh SEÑOR, roca mía, y redentor mío". El Salmo 28:1, dice: "A ti clamaré, oh SEÑOR. Roca mía". El SEÑOR (YAHVÉ), es repetidamente referido como la roca de los Israelitas ("mi roca" y "nuestra roca"). Cuando los apóstoles identificaron a Cristo como la Roca Espiritual de los Israelitas, demostraron que Jesucristo preexistió a su concepción virginal y a su nacimiento, como Yahvé el Espíritu de nuestro Padre Celestial.

Hebreos1:2 dice que Dios no habló a los israelitas a través del Hijo sino hasta estos postreros días, porque antes de convertirse en un Hijo, Jesús preexistió como Dios a su nacimiento, siendo "la Roca Espiritual que los seguía". Puesto que la roca literal de Horeb no siguió a los israelitas, ni les proveyó la bebida espiritual ("bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo"), sabemos entonces que Jesús antes de ser un niño nacido y un Hijo dado (Isaías 9:6), preexistió como el Espíritu de Dios que siguió a los israelitas en el desierto, y ese Espíritu era Cristo. Por lo tanto, sabemos que la Roca Espiritual que siguió a los israelitas, era Cristo en la forma del único Dios, antes de convertirse en un Hijo humano.


Capítulo 2. Ya Que Jesús es Como Dios, Él Tiene Que Ser Ese Dios

Debido a que los llamados Reformadores del Siglo XXI han admitido que Jesucristo es el Espíritu Santo que mora en ellos, entonces ellos tienen que explicar cómo puede un hombre actualmente "llenarlo todo" (Efesios 4:10) como el Espíritu Santo del Padre, sin violar a Isaías 42:8 e Isaías 46:9.

"Yo soy Yahvé; este es mi nombre; y a otro no daré mi gloria". (Isaías 42:8).

"…yo soy Dios, y no hay otro Dios, y NADA HAY SEMEJANTE A MÍ". (Isaías 46:9).

¿Cómo puede Jesús ser como Dios, al ser el Espíritu omnipresente que puede llenarlo todo (Gálatas 4:6, Romanos 8:9, Efesios 4:10), y oír y responder a las oraciones (Juan 14:13), si él es solamente un mero hombre?

Juan 5:23 dice que todos los hombres deben honrar al Hijo como honran al Padre. ¿Si Jesús es simplemente un hombre que no preexistió como Dios, cómo podemos entonces honrar al Hijo del mismo modo que al Padre, sin cometer idolatría?

Juan 10:37 afirma claramente que Jesús hace las obras del Padre. Puesto que nada hay semejante a Dios (Isaías 46:9), Él debe ser ese Dios que vino para salvarnos como un verdadero hombre, como Emanuel – Dios con nosotros (Mateo 1:23), manifestado como un humano "niño nacido" e "Hijo dado" (Isaías 9:6).

Si Jesús no es el brazo de YAHVÉ manifestado (Isaías 53:1), entonces ¿por qué Yahvé declaró en Isaías 42:8 "YO SOY YAHVÉ; este es mi nombre; y A OTRO NO DARÉ MI GLORIA?"

¿Cómo pudo Jesús ser constituido "HEREDERO DE TODO" (Hebreos 1:2) si él es APENAS UN HOMBRE? ¿Y cómo es que nosotros debemos HONRAR AL HIJO, así como HONRAMOS AL PADRE (Juan 5:23)? ¿Igualmente, cómo fue que también Jesús pudo decir: "Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré" (Juan 14:13-14)?

El hecho de que Jesús oiga y responda a las oraciones, lo identifica como el Dios omnipresente.

Después de examinar cuidadosamente toda esta evidencia bíblica, es difícil imaginar cómo alguien puede decir que Jesús es sólo un hombre. La evidencia abrumadoramente apoya que Jesús es el Creador (Hebreos 3:3-4, Hebreos 1:10), el Espíritu que mora en nosotros (Juan 14:17-18, 2. Corintios 3:17, Romanos 8:9), y Yahvé que no tuvo principio pero que llegado el cumplimiento del tiempo se convirtió en el Hijo (Juan 8:58).

¿Es imposible que Jesús sea sólo un hombre, cuando él afirmó haber vivido antes de Abraham en Juan 8:58? Cuando Jesús dijo: "Antes de que Abraham fuese YO SOY", Él estaba usando las mismas palabras que el Dios de Israel en Éxodo 3:14-15. Dios dijo a Moisés: "... YO SOY EL QUE YO SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros".

Los creyentes en la Unicidad, entienden que el espíritu humano de Cristo fue milagrosamente modelado en la virgen, junto con su cuerpo humano a través del Espíritu Santo (Lucas 1:35). Fue entonces cuando el Hijo tuvo un principio y un engendramiento. Sin embargo, El que se convirtió en el Hijo siempre ha existido como el "Dios Fuerte" y el "Padre Eterno" (Isaías 9: 6).

Cuando leemos todo el contexto de Hebreos 1:8-13, encontramos que el versículo 10 identifica a Aquel que se convirtió en el Hijo, como el Yahvé que creó los cielos y la tierra.

Hebreos 3:3-4, demuestra claramente que Jesús creó todas las cosas como Dios, antes de convertirse en Hijo.

"Porque de tanto mayor gloria que Moisés es estimado digno éste, cuanto tiene mayor honra que la casa el que la hizo. Porque toda casa es hecha por alguno; pero el que hizo todas las cosas es Dios".

Jesús tiene más gloria que Moisés, porque Él hizo todas las cosas como Dios, antes de convertirse en un Hijo.

Isaías 44:24 prueba que Yahvé creó todas las cosas por sí mismo.

"Yo Yahvé, que lo hago todo, que extiendo SOLO los cielos, que extiendo la tierra por MÍ MISMO".  

Malaquías 2:10 identifica a este Yahvé como el Padre.

"¿No tenemos todos UN MISMO PADRE? ¿No nos ha creado UN MISMO DIOS?".

Isaías 64:8 también identifica a Yahvé como el Padre:

"Ahora pues, Yahvé, tú eres nuestro Padre; nosotros barro, y tú el que nos formaste; así que obra de tus manos somos todos nosotros".

Isaías 52:10, prueba que el Hijo es la extensión de la mano de Dios el Padre a través de la encarnación.  

"Yahvé desnudó su santo brazo ante los ojos de todas las naciones, y todos los confines de la tierra verán la salvación del Dios nuestro".

Puesto que Dios habla antropomórficamente acerca del Mesías como su propio brazo, Jesús debe ser la encarnación plena de Dios con nosotros como un hombre (Mateo 1:20-23, Isaías 9:6, Juan 1:14, Lucas 1:35, Colosenses 2:9, Hebreos 2:14-17).


Capítulo 3. El Espíritu Santo que Habita en los Creyentes, es el Espíritu de Cristo

2. Corintios 3:17, dice: "Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad". Pero solo seis versículos adelante, Pablo identifica al que llama Señor: "Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino A JESUCRISTO COMO SEÑOR" (2. Corintios 4:5). Puesto que Cristo Jesús es el Señor, sabemos que el Señor Jesús es el Espíritu.

Si el Hijo Cristo Jesús es sólo un hombre, ¿por qué Pablo escribió: "Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí" (Gálatas 2:20)? ¿Cómo puede un simple hombre habitar en Pablo y en el resto de los creyentes del Nuevo Testamento a la misma vez, sin ser también el Dios Todopoderoso?

Juan 14:26 dice que el Espíritu Santo es el Paráclito (abogado / intercesor), pero Juan 14:16-18 identifica a Jesús como el Paráclito (abogado e intercesor) que es "el Espíritu de verdad" que estaba con los discípulos, pero estaría en los discípulos, cuando dijo: "No os dejaré huérfanos, VENDRÉ A VOSOTROS" (Juan 14:18).

¿Cómo podría el Espíritu Santo abogar e interceder por nosotros, si el Espíritu Santo fuera únicamente el Espíritu del Padre? (¡Dado que esas son funciones del Hijo, entonces el Espíritu tiene también que ser el Espíritu del Hijo!).

Si Jesús es un mero hombre, ¿cómo pueden los seguidores del movimiento de Reforma del Siglo XXI explicar cómo el Espíritu Santo, identificado como el Espíritu de Jesús, no permitió que Pablo y Silas ministraran en Asia (Turquía moderna) antes de entrar en Macedonia?

Hechos 16:6-7 (NVI) dice: "Atravesaron la región de Frigia y Galacia, ya que el Espíritu Santo les había impedido que predicaran la palabra en la provincia de Asia. Cuando llegaron cerca de Misia, intentaron pasar a Bitinia, pero EL ESPÍRITU DE JESÚS no se los permitió".

En Juan 14:26, el Espíritu Santo es llamado el Paráclito, en singular; mientras que Jesús es llamado igualmente el Paráclito, en singular, en 1 Juan 2:1 y Juan 14:16-18. Paracletoi es la forma plural de Paráclito, así que sabemos que sólo puede haber un Paráclito que es el Espíritu.

"Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene EL ESPÍRITU DE CRISTO, no es de Él". (Romanos 8:9).

Note que Pablo escribió sobre el Espíritu de Dios, de manera intercambiable con el Espíritu de Cristo. ¿Los seguidores de la organización Reforma del Siglo XXI, creen que un simple hombre puede ser el Espíritu que mora en los creyentes del Nuevo Pacto? ¿Cuál texto bíblico dice que cualquier ser creado, que no sea Dios mismo, puede llenarlo todo?

Pido a nuestros amigos del movimiento de Reforma del Siglo XXI, que por favor expliquen ¿cómo es el Espíritu Santo sólo puede ser el Espíritu del Padre, mientras que Romanos 8:26-27 dice que "el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles" (Romanos 8:26-27)? ¿Cómo puede el Espíritu Santo de Dios interceder ante Dios, si el Espíritu Santo es sólo el Espíritu de Dios Padre?

El único entendimiento bíblico es que el Espíritu Santo es el Espíritu del Padre, que también se convirtió en un hombre en la encarnación, y por eso ahora también es conocido como el Espíritu de Jesús que intercede como Paráclito por los santos según la voluntad de Dios, habitando en los creyentes. Las Escrituras demuestran que el Espíritu Santo es el Espíritu del Padre fuera de la encarnación (Dios como Dios), y también el Espíritu Santo es el mismo Espíritu que se hizo el hombre Cristo Jesús dentro de la encarnación a través de la virgen (Dios con nosotros como Hombre - Mateo 1:20, Hebreos 1: 3).

Sir Anthony Buzzard y sus colegas unitarios socinianos, han expresado estar de acuerdo con la Teología de la Unicidad, en el hecho de que el Espíritu que mora en nosotros es el Señor Jesucristo. Para 2. Corintios 3:17 aceptan que "el Señor es el Espíritu". Anthony Buzzard, también está de acuerdo de que en Juan 14:16-18 Jesús es el Paráclito que como el Espíritu Santo mora en los creyentes. Por lo tanto, el Espíritu de Jesús es el Espíritu Santo en Juan 14:26.

Los unitarios socinianos han estado tan ocupados tratando de refutar al "tercer Dios", "la persona del Espíritu Santo" del trinitarismo, que se han refutado hasta a sí mismos al estar de acuerdo con la Teología de la Unicidad. Porque si Jesucristo es el Espíritu Santo que mora en nosotros, entonces Jesús debe ser el Espíritu Santo del Padre encarnado como un verdadero hombre.

La siguiente cita es tomada del libro de Anthony Buzzard, titulado, "Jesús no fue un Trinitario", páginas 360-361.

"Es completamente engañoso leer en la Biblia a una tercera Persona, el Espíritu Santo. El espíritu de Elías (Lucas 1:17) no es una persona diferente de Elías. Tampoco el Espíritu de Dios es una persona diferente del Padre. El Espíritu Santo es la presencia operativa de Dios, su mente y carácter. Es Dios (y en el Nuevo Testamento Jesús) que impacta la creación con su influencia creativa".  (Énfasis nuestro).

Sir Anthony Buzzard, ha admitido claramente que el Espíritu Santo no es "una persona diferente del Padre", ya que el Espíritu de Dios "es la presencia operativa de Dios" que es "su mente y carácter". "Es Dios" y "en el Nuevo Testamento es Jesús". Estas palabras están en perfecto acuerdo con la teología de los Pentecostales Unicitarios. El Espíritu Santo es el Espíritu de Dios en acción, que también se convirtió en Jesucristo en el Nuevo Testamento a través de la virgen hebrea.

La siguiente cita es del libro de Sir Anthony, titulado: "La Doctrina de la Trinidad: La Herida Autoinfligida del Cristianismo" (Colegio Bíblico de Atlanta y Confraternidad de Restauración, Morrow GA, 1994), página 102.

"... Pero el Espíritu Santo no es una persona, existiendo independientemente de Dios; es una manera de hablar acerca de la personalidad de Dios actuando en la historia, o de la personalidad resucitada de Cristo actuando en la vida y testimonio de la Iglesia". (Énfasis nuestro).

Al admitir que el Espíritu Santo es "la personalidad de Dios actuando" y "la personalidad resucitada de Cristo actuando" en la Iglesia del Nuevo Pacto, Sir Anthony Buzzard ha confesado los principios bíblicos de la Teología Unicitaria.

Ya que ningún versículo de la Biblia dice alguna vez que alguna creación –ya sea un ángel o una persona humana–, puede estar en más de un lugar a la vez, Jesucristo debe ser Dios con nosotros, como un verdadero hombre que participa de los atributos del único Dios verdadero, el Padre mismo.

Jeremías 23:24 dice que el Espíritu de Dios llena los cielos y la tierra.

"¿No lleno yo, dice Yahvé, el cielo y la tierra?".

Puesto que ahora Jesús también lo llena todo (Efesios 4:10), Él debe ser Emanuel, Dios con nosotros, como un verdadero hombre, pues Isaías 46:9 dice: "PORQUE YO SOY DIOS, Y NO HAY OTRO DIOS, Y NADA HAY SEMEJANTE A MÍ".

Preguntas para Sir Anthony Buzzard y los reformadores del siglo XXI:

¿Si Jesús es solo un hombre, entonces cómo es que Él puede ser omnipresente como el Espíritu Santo que habita en los creyentes del Nuevo Pacto?

Isaías 46:9 dice: "Yo soy Dios, y no hay otro Dios, Y NADA HAY SEMEJANTE A MÍ". ¿Cómo puede Jesús ser como Dios, como el Espíritu Santo que mora en nosotros, y no ser Dios manifestado como un verdadero hombre?

¿Cómo podría Jesús no ser Dios con nosotros como un hombre a través de la concepción virginal, mientras que las Escrituras prueban que el Espíritu Santo es el Espíritu del Padre?


Capítulo 4. Las Escrituras Enseñan que el Padre es el Espíritu Santo

A) - En Joel 2:28, Dios dice: "derramaré de MI ESPÍRITU SOBRE TODA CARNE". Pero Jesús dijo en Lucas 24:49: "Yo enviaré la promesa de MI PADRE sobre vosotros...". Jesús identificó las palabras de Dios, "Derramaré de MI ESPÍRITU sobre toda carne", como "la promesa DEL PADRE", por lo que sabemos que Dios el Padre prometió derramar de su propio Espíritu Santo sobre toda carne en los últimos días. Por lo tanto, el Espíritu Santo tiene que ser el Espíritu del Padre mismo.

B) - Mateo 10:19-20 dice que EL ESPÍRITU QUE HABITA EN LOS CREYENTES, ES EL PADRE.

"Mas cuando os entreguen, no os preocupéis por cómo o qué hablaréis; porque en aquella hora os será dado lo que habéis de hablar. Porque NO SOIS VOSOTROS LOS QUE HABLÁIS, SINO EL ESPÍRITU DE VUESTRO PADRE QUE HABLA EN VOSOTROS".

Pero Jesús nos informa en Marcos 13:11, que EL ESPÍRITU DEL PADRE ES EL ESPÍRITU SANTO.

"Pero cuando os trajeren para entregaros, no os preocupéis por lo que habéis de decir, ni lo penséis, sino lo que os fuere dado en aquella hora, eso hablad; porque NO SOIS VOSOTROS LOS QUE HABLÁIS, SINO EL ESPÍRITU SANTO".

Observe que tanto Mateo como Marcos, registran que Jesús dijo esencialmente las mismas palabras. La única excepción notable es que Mateo registró a Jesús diciendo: "...el Espíritu de vuestro Padre", mientras que Marcos registró a Jesús diciendo: "...el Espíritu Santo" (Marcos 13:11).

C) - En Juan 14:10, Jesús afirmó que SUS OBRAS FUERON REALIZADAS POR EL PADRE QUE MORA EN ÉL.

"EL PADRE que mora en mí, ÉL HACE LAS OBRAS" (Juan 14:10).

Pero Mateo 12:28 declara que LAS OBRAS DE JESÚS FUERON REALIZADAS POR EL ESPÍRITU SANTO.

Jesús dijo en Mateo 12:28: "...yo POR EL ESPÍRITU DE DIOS echo fuera los demonios..."

D) - Hechos 1:2 demuestra que Jesús, dio "mandamientos por el Espíritu Santo a los apóstoles que había escogido".

Pero Juan 12:49 dice:

"Porque yo no he hablado por mi propia cuenta; el Padre que me envió, él me dio mandamiento de lo que he de decir, y de lo que he de hablar".

Hechos 1:2 dice que el Espíritu Santo dio a Jesús los mandamientos, pero Juan 12:49 dice que el Padre le dio a Jesús los mandamientos. Esto demuestra que el Espíritu Santo es el Espíritu del Padre.

Jesús continuó diciendo en Juan 14:24: "... y LA PALABRA (logos) que habéis oído NO ES MÍA, SINO DEL PADRE que me envió". Así, las Escrituras inspiradas demuestran que el Espíritu Santo es el único Espíritu del Padre, que dio al hombre Cristo Jesús las palabras y mandamientos para hablar a sus apóstoles.


Capítulo 5. El Espíritu Santo del Padre, se Convirtió en el Niño que nos fue Nacido y el Hijo que nos fue Dado.

A) - EL ESPÍRITU SANTO ESTAMPÓ LA IMAGEN DE SU SUSTANCIA EN EL NIÑO CRISTO, DENTRO DE LA VIRGEN.

Lucas 1:35, "…EL ESPÍRITU SANTO VENDRÁ SOBRE TI, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios".

Mateo 1:20, "…no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, DEL ESPÍRITU SANTO ES".

El niño Cristo, fue engendrado por EL ESPÍRITU SANTO, y es la imagen de Dios en la carne, y el resplandor de la gloria divina.

Hebreos 1:3, "el cual siendo el resplandor de su gloria y la imagen [karaktér = 'marca grabada con los rasgos característicos de algo'] misma de su sustancia [hipóstasis = 'sustancia del Ser']".

Dado que el Espíritu Santo descendió sobre la virgen María para concebir sobrenaturalmente al niño Cristo, entonces Jesús es el resplandor de la gloria del Padre y la estampa exacta de la sustancia del Padre como una persona humana genuina y completa, que fue impresa dentro de la virgen.

B) - EL ESPÍRITU SANTO ES EL PARÁCLITO ("Abogado / Intercesor")

"Mas el CONSOLADOR (el Paráclito - Abogado / Intercesor), EL ESPÍRITU SANTO, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho". (Juan 14:26).

Dios como Dios, no puede abogar o interceder ante Dios, porque Dios es la Deidad Suprema. Sin embargo, ya que Dios se hizo hombre en la encarnación, entonces Dios manifestado en carne como hombre, sí puede interceder ante Dios. Así queda probado, que el Espíritu Santo es el Espíritu que se hizo hombre para ser nuestro Paráclito ("abogado" / "intercesor") a fin de abogar e interceder ante el Padre (Lucas 1:35, Mateo 1:20).

C) - JESÚS ES EL ESPÍRITU SANTO (EL PARÁCLITO - "Abogado / Intercesor")

"Y yo rogaré al Padre, y os dará otro CONSOLADOR (Paráclito - 'abogado' / 'intercesor'), para que esté con vosotros para siempre: el ESPÍRITU DE VERDAD, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque MORA CON VOSOTROS, y ESTARÁ EN VOSOTROS. No os dejaré huérfanos; VENDRÉ A VOSOTROS". (Juan 14:16-18).

1. Juan 2:1 IDENTIFICA A JESÚS COMO EL PARÁCLITO (EL ESPIRITU SANTO). "... abogado (Paráclito) tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo".  

"Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que EL ESPÍRITU DE DIOS (el Espíritu Santo) mora en vosotros. Y si alguno no tiene EL ESPÍRITU DE CRISTO, no es de él". (Romanos 8:9).

Romanos 8:26-27, continúa afirmando que el Espíritu Santo de Dios, es el Espíritu de Cristo que intercede por los santos, según la voluntad de Dios.

"Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, PERO EL ESPÍRITU MISMO INTERCEDE POR NOSOTROS con gemidos indecibles. Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque CONFORME A LA VOLUNTAD DE DIOS intercede por los santos".

Observe que el texto dice que "el Espíritu MISMO intercede por nosotros". Por lo tanto, el Espíritu que mora en nosotros, es claramente un ser racional y no una fuerza impersonal.

Romanos 8:34, continúa diciendo que es Cristo Jesús quien intercede por nosotros.

"¿Quién es el que condenará? CRISTO es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, EL QUE TAMBIÉN INTERCEDE POR NOSOTROS".

El Espíritu de Dios que mora en nosotros, el que intercede por nosotros, es identificado como el Espíritu de Cristo (Romanos 8:9) y Cristo Jesús (Romanos 8:34), lo cual explica por qué el Espíritu puede interceder por nosotros como nuestro PARÁCLITO (abogado e intercesor) ante el Padre.

Anthony Buzzard y sus colegas unitarios socinianos, han enseñado que el Espíritu Santo no es "una persona diferente del Padre" sino "una manera de hablar acerca de la personalidad de Dios actuando en la historia, o de la personalidad resucitada de Cristo actuando en la vida y testimonio de la Iglesia".

Sir Anthony Buzzard, realmente ha admitido que el Espíritu Santo es "la personalidad de Dios [el Padre] actuando en la historia" y que este mismo Espíritu Santo es también "la personalidad resucitada de Cristo actuando". Por lo tanto, el Espíritu Santo debe ser el Espíritu personal del Padre, quien más tarde se convirtió en el Cristo Hijo, a través de la virgen hebrea.

Puesto que no se puede decir que un poder impersonal llamado Espíritu Santo o Cristo, "conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos" (Romanos 8:27), entonces el Espíritu de Cristo debe ser el Espíritu personal de Dios, que habita en los creyentes del Nuevo Testamento. Porque el Espíritu de Dios también se hizo un hombre verdadero a través de la virgen hebrea (Lucas 1:35, Mateo 1:20).

Solamente la Teología de la Unicidad trae armonía a todos los datos de las Escrituras, porque nadie puede conocer la verdadera identidad de Jesús como Señor, "sino POR EL ESPÍRITU SANTO" (1. Corintios 12:3). 

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Cifras de Pentecostales Unicitarios en el Mundo



El erudito pentecostal unicitario, Dr. Talmadge L. French, reporta que para el año 2016, hay más de 30 millones de adherentes a la doctrina de la Unicidad de Dios en todo el mundo. Estos pertenecen a más de 700 organizaciones unicitarias que existen en este momento.

En su tesis doctoral publicada en el año 2011, en la página 18, el mismo hermano Talmadge L. French, estimó así el porcentaje racial de los pentecostales unicitarios en el mundo.

- Negros: 40 % (En 215 grupos en los Estados Unidos y 208 en el resto del mundo)
- Asiáticos: 30%
- Hispanos: 20%
- Blancos: 10%

Para más información, vea la tesis doctoral: Early Oneness Pentecostalism, Garfield Thomas Haywood, and the Interracial Pentecostal Assemblies of the World (1906-1931).